Depeche Mode no viene a México, guarda tus discos y sigue llorando


Por Staff Ultramarinos | @ultramarinosco

La ciudad de Tlaquepaque decidió iniciar la semana con un anuncio que nos dejó con el corazón roto, pisoteado y sin señales de vida, bueno, dicen que fue su ayuntamiento. ¿Cuál era la gran noticia? Depeche Mode – México – Marzo – G-R-A-T-I-S… Bullshit!

Personal Jesus (The Stargate Mix) by Depeche Mode on Grooveshark

Es cierto, quizás hubo más escépticos que grandes clavados en esta obra de 48 horas llamada “la posible visita de Depeche Mode a Tlaquepaque, Jalisco”, y aunque al final todo resultó en una gran pila de patrañas que la banda desmintió en Twitter, muchos fanáticos de Dave Gahan y compañía ya desempolvaban esas viejas grabaciones para cantar los clásicos de un noventero ‘Violator’.

No tiremos tantas culpas, es obvio que no es la primera vez que noticias de este tipo aparecen en el radar musical; tan sólo recordar el extinto (¿?) One Music & Arts Festival que aseguraba la presencia de MGMT. O cuando los amantes de los Foo Fighters se lamentaban por una falsa y anunciada visita –y que luego se hizo realidad– a nuestro país (Y vaya que lloraron). Y ahora, Depeche Mode en Tlaquepaque, sí, sonaba raro desde un principio.

No hay mucho más qué decir sobre la supuesta “irresponsabilidad” de dicho ayuntamiento al compartir un boletín con información truqueada, mucho menos tirar mala vibra al Festival Internacional de Música de Calle, al final, es una alternativa más que nutre el panorama festivalero en México, aunque claro, sin Depeche Mode. Acá el mensaje que la banda compartió en Twitter 🙁

Mientras decidimos si fue culpa de la funcionaria de cultura de Tlaquepaque, del gobierno, o de ser trending topic por un día, los británicos estarán ofreciendo conciertos en una fría Rusia a inicios de marzo como lo indica su agenda oficial, así que agradeceremos si alguien se anima a traerlos después de esa gira. Además, seguro que “Blue Dress” no figuraría en el setlist de un posible show en México y eso nos entristece aún más.

¿Disfrutamos del silencio ahora? ¡Ya qué!

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *