“Blurred Lines” obtuvo más de 16 millones pero Robin Thicke sigue llorando


Por Staff Ultramarinos | @ultramarinosco

¿Recuerdan “Blurred Lines”? ¿Esa canción sin gracia que sonó en las radios y televisoras de todo el mundo sin parar? Es cierto, aún recordamos cuando en la programación radial aparecía mínimo 1 vez cada hora. Era insufrible. Y aún más después de todo el drama que Robin Thicke pasó en torno a su separación y la inútil –y mediocre– creación discográfica dedicada a su ex mujer. Pharrell… sólo disfrutaba del juego. Aunque ahora quizás no tanto.

Leer en nuestro feed de noticias que dicha canción había recaudado más de 16 millones de dólares no parecía taaaaan increíble; hasta los comerciales del Bon Ice utilizaron la pista y la adaptaron a su comercial (era incluso más llevadera que la original). Las cuentas indican que los millones fueron divididos entre Thicke, Pharrell, la disquera y las distribuidoras. ¿Cuánto se quedaron los chicos frescos? Lo suficiente para que la familia del fallecido Marvin Gaye quisiera una tajada del pastel, o sea, 5 de los grandes. ($_$)

Según los familiares del cantante de soul, la canción utilizó una cantidad significativa de instrumentación y de sonidos empleados en “Got To Give It Up”, track que data de finales de los 70’s y con el poder suficiente para quitarle unos cuantos dólares a “Rorrell”, o “Phathicke”, (somos pésimos para nombrar este tipo de duplas, nada como “Brangelina”) o como les quieran decir.

¿Y si la canción no hubiese sido una de las más populares del 2013 con todo y el video sin censura? Seguramente nadie se hubiera enojado. Es decir, 16 millones de dólares es una suma importante de dinero que bien podrías reclamar si estuvieras seguro de que te arrebataron algo tuyo. Bueno, quizás no arrebatar, pero sí tomar prestado. El problema para Robin no se acaba en sólo dar parte de las regalías e ingresos, sino en compartir una porción de las ganancias que obtuvo en su última gira.

Pobre sujeto, creemos que ya tuvo suficiente con divorciarse, lanzar un nada brillante álbum, y aguantar las amorfas carnes traseras de Miley Cyrus mientras le twerkeaba ¿no? Ya ni Sam Smith tuvo tan mala suerte. En fin, nada mejor que los pingüinos de Bon Ice cantando “Dooooble”.

Vía Business Insider

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *