[Entrevista] Icaro del Sol: “Versus no es sólo un EP, es el estado de la banda”


Por Uziel Palomino | @uzielpalomino

Ya había hablado antes con Sebastián Valenzuela: “Insecto” era uno de los mejores temas que escuché en su año y fue el mismo con el que conocí a Icaro del Sol, una dupla chilena que se encontraba promocionando aún su álbum debut homónimo y lograba trazar nítidamente su presencia en la industria musical luego de que algunos tracks aparecieran en series producidas por MTVLA. Los tópicos de la plática se centraban en los últimos lanzamientos del conjunto y en su lugar en la escena santiaguina del electropop… ahora y luego de más de un año, pude reunirme con Sebastián en un bar del centro del DF, pues una semana antes, el grupo y su corta estancia en Guadalajara les permitió distribuir su más reciente grabación de estudio, ‘Versus’.

Cerveza, totopos, guacamole y un disco nuevo fueron la medula de la siguiente entrevista, aunque para ser honesto, nunca logré distinguir en qué momento comenzó ésta y a qué hora se nos terminaron los totopos, después de cuantas bebidas encendí la grabadora o en qué pregunta redondeamos los detalles de su último álbum, como sea, el dueto Valenzuela/Soto está en un constante versus, y así lo expresan en dicho material.

Desde que supe del título del EP me di cuenta que este argumento de “dualidad” es una parte fundamental del grupo, es decir, el ahínco hacia dicha figura es muy notoria en su trabajo, y ahora con ‘Versus’, se trata de la misma expresión pero con un fondo más provocativo quizás…

Hace años y antes de convertirnos en Icaro del Sol, nos invitaban continuamente a tocar y poner música… Francisco y yo comenzábamos a trabajar de esa manera mientras hacíamos las primeras maquetas de la banda, aunque en ese entonces y siendo una especie de pinchadiscos, utilizábamos el nombre “Versus” para las presentaciones. Curiosamente, no sólo era un nombre al azar, la contracción “VS” también hace alusión a nuestros apellidos (Valenzuela y Soto), y además, es algo así como este pimponeo entre dos personas, un duelo de ideas al componer; siempre estamos en ese constante intercambio y retomar eso para el EP nos regresó al inicio del grupo. ‘Versus’ no es sólo un EP, es el estado de la banda.

¿Por qué dejar atrás un formato de larga duración y producir una grabación tan breve?

Desde que sacamos el disco pasado decidimos concentrarnos en un producto más directo: tiene que ver con cuestiones de tiempo principalmente, tú sabes que grabar un álbum completo es mucho más tardado y requiere de un concepto mayor, en este momento queríamos mostrar a la banda en un proceso menos elaborado. Hacer algo así te obliga a publicar lo que más te gusta y comprometerte con un material que se le pase volando a los fans. ¡Dura 17 minutos, está lleno de singles!

Aunque pasó buen tiempo desde la salida del homónimo… pero, ¿cuánto duraron en realizar ‘Versus’?

El primer álbum lo lanzamos en 2011. Pasaron tres años entre giras y promoción, aunque en realidad, el proceso de ‘Versus’ fue de sólo tres meses. Claro que en ese tiempo estuvimos activos y sacando algunos sencillos que no pertenecían a ningún disco, “Insecto” por ejemplo. Tal vez fue poco tiempo, pero son canciones que ya teníamos preparadas, los detalles del arte y empaque ya vinieron un poco más tarde.

icaro sol bc

Noté que en este material las colaboraciones son más “habladas”, no hay tanto canto con los invitados, especialmente con La Entrópica…

Al principio no fue algo que se planeara con precisión, creo que fue algo más natural y conforme se iba armando el EP. En el caso de “Ellas”, la canción en la que colabora Juan Celofán, buscábamos ese feel: algo más hablado, incluso recitado y suave, el tono le quedó perfecto y le dio una sensación especial. Con el track de La Entrópica fue un poco distinto, realmente no teníamos algo escrito para ella, pero sí queríamos que tuviera un efecto como de atracción… ¿Conoces a Ambra? En los noventas cantaba en esta onda de susurrar, era muy sexy en Italia y bueno, deseábamos una vibra similar en una canción, muy “calentona” decimos en Chile.

Cuando escuchas “Algo Bueno” podrías pensar que se trata de una balada muy naive, pero en realidad habla de la mariguana.

También hay un cambio en las letras, ya no hay tanta espiritualidad o naturaleza en ellas…

Se desprenden muchísimo de lo que habíamos hecho antes, no quisimos ser tan conceptuales en esta ocasión; hablábamos de la naturaleza, el universo, los animales, etc. Ahora se trata de un trabajo que va por otra línea, tocamos temas que representaran relaciones humanas, quizás no necesariamente amorosas ni entrelazadas. El objetivo no busca identificación, pero sí fue una composición diferente.

Supongo entonces que se trata de un material al que no debemos verle un significado más metafórico como en producciones anteriores…

Las cinco canciones tienen una temática clara, pero hay una en específico que pasa desapercibida: cuando escuchas “Algo Bueno” podrías pensar que se trata de una balada muy naive, pero en realidad habla de la mariguana (risas). Es una canción que escribió Francisco, y si pones atención nuevamente vas a descubrir el significado de cada frase.

Bueno, no se podía perder el factor naturaleza por completo, quiero decir, algo bueno salió de ahí…

¡Ja Ja claro! Aunque si nos vamos a “Ellas” pasa algo también muy raro: hace mucho me dijeron que era como la versión moderna de esta canción de Ricardo Arjona llamada “Mujeres”, y no es que esté muy de acuerdo con sonar parecido a Arjona, creo y espero que sólo sea por el título de la canción, ¿Pero qué se le hace? aunque supongo que cada quien encontrará similitudes en cualquier detalle. En todo caso, es definitivamente mucho más cool (Risas).

icaro sol a

¿Es este el año de ‘Versus’ o hay nuevos propósitos?

‘Versus’ inició sin planes fijos, incluso comenzamos a tocarlo mucho antes de tenerlo grabado, creo que el final de su promoción es muy similar. Está en rotación en distintas radios chilenas y muchos blogs, pero por ahora no hemos pensado en los pormenores de un nuevo disco, seguramente en 2016.

¿Y qué hay de la portada? Está tremenda…

Es el trabajo de un artista y amigo italiano, Salvatore Zanfrisco. Él retrató de alguna forma nuestras identidades de forma muy detallada. Sólo ve la portada, está llena de figuras que luego volvemos a descubrir. Estamos muy felices con la ilustración, además, también formó parte de una de sus exposiciones y toma de nuevo este factor de pelea y diversidad entre dos músicos y su grupo. Las primeras impresiones del EP salieron con una tonalidad menos nítida y con algunas peculiaridades, pero ahora tienes una de las primeras copias del disco y es completamente de edición especial. Tú y unas cuentas personas más en todo México.