The Streaming Wars: Reflexiones rápidas para que Spotify gane a Apple


Por Francisco Trejo | @masterq

Aquí te va un dato sin precisar:

  • Hay millones de teléfonos de gama alta de Apple (¡el iPhone!) seguramente conectados a un internet por medio de un contrato con un operador móvil. O sea, tu plan.
  • Gran cantidad de dichos aparatos en estado útil tienen la nueva generación de sistema operativo móvil de Cupertino: iOS 8, con espera a instalar la novena versión.
  • A finales de junio, se asume que Apple Music (manzanita Music) estará listo para el consumo masivo.
  • Se instalará a huevo como el disco de U2 del cuál no recordamos el nombre. U2… no mames Apple, hasta regalar masivamente algo de Muse sería mejor recibido.
  • Serán tres meses gratis, al cuarto, Apple en el mejor de los casos, tiene la esperanza de que una parte miserable (un 5%) pague algo para declarar el servicio un éxito en cuanto a cantidad de abonados.
  • Apple no necesita que el servicio sea redituable. Es como el regalo de 5GB de iCloud o el que tengan una especie de Office de a gratis en las MacBook nuevas (iWork).

En México, hablemos claro, Spotify es rey. Ni Deezer o Rdio le llegan. Ciertamente, tengo mis dudas de que Rdio siga operando con normalidad en México. Deezer lo usaba en 2009, pero en 2015 no es algo que le haga ruido a Daniel Ek (CEO de Spotify) en América Latina, aunque he escuchado que en Europa guarda cierta aceptación. Un goey que me caía gordo en la uni, decía que Pandora era la mamada, pero es un servicio que nunca ha llegado de manera legal o sencilla a México, así que prácticamente no cuenta.

Spotify cuenta con la simpatía del mexicano. Como Whatsapp, que en su particular caso, es un software espantoso que ojalá dejara de ser la comunicación de facto entre mis compatriotas. El Messenger de MSN es otro caso de éxito de una aplicación que triunfa entre hispanoparlantes (e ingleses, para que recuerdes tu conexión mental con Damon Albarn). Así es Spotify, llegó primero, pegó y es una especie de estándar. Una ventaja es que sirve bien en celulares Android de gama media, los cuales asumo irresponsablemente que traen la mayoría de los chavos, señoras y dones.

Así es como Spotify podría ganarse al entusiasta mexicano.

Yo  me gané un año gratis en un concurso y no puedo esperar a renovarlo. La librería es buena, el algoritmo es poderoso y amo las listas que generan los usuarios o incluso las de la compañía. Si tengo una queja, es que no tiene mucha música de la generación Club Fonograma ¿saben? hay muchas canciones que no encuentro ahí y que me encantan de gente como MKRNI, Mamacita, She’s a Tease, Capullo, Lido Pimienta, 60 Tigres, María y José y Linda Mirada. Ese mismo problema encontraré en Apple Music, ya que no tienen convenio con la banda que apenas está empezando.

¿Me cambiaré a Apple Music? La verdad no quisiera, me llama la atención la estación Beats 1 con Zane Lowe pero no creo que sea un deal breaker. Pero si resulta un servicio súper poderoso y más económico (que todavía no sabemos ninguna de las dos) puede que le dé una opción. Spotify me gusta porque es raro, una especie de underdog creado por un tipo que no es el emprendedor común y directamente desde Europa. Eso me agrada. Y todas estas mamadas de un modo para runners, integración con podcasts y vídeo me parecen buenas adiciones.

¿Qué le falta a Spotify en mi caso de usuario en México? Salir del estúpido círculo vicioso de recomendar a los mismos de siempre. Digo, me caen rebien los Centavrvs, los entrevisté una vez y me late su producción, pero en 2014 definitivamente no eran propuestas. Creo que la gente encargada de esos temas tiene que salir de su cuadra y círculo endogámico/vicioso de amistades y descubrir lo que se está haciendo y proponiendo desde otras partes del DF y la república mexicana. Ahí hay una oportunidad.