50 Cent asegura que declararse en bancarrota es una “estrategia de negocios”… o cómo ya no deber más

Por Staff | @ultramarinosco

No era como que no lo imagináramos: en las últimas 24 horas, el rapero 50 Cent ha pasado de ser un tipo multimillonario y poderoso, a uno en bancarrota con los bolsillos rotos, y aunque parezca increíble, según la legislación de Connecticut, oficialmente Curtis Jackson (su verdadero nombre) no tiene ni para pagar la renta. Pero hoy, el neoyorquino ha asegurado que sólo se trata de una “estrategia de negocios”. Sí, no era que realmente no tuviera ni en qué caerse muerto… vamos, si 9 balazos no lo mandaron al otro mundo, ¿Qué sí lo haría? ¡Novatos!

Desde el inicio, su moción para declararse en bancarrota era bastante extraña, pues no sólo el hecho no correspondía con sus actividades como rapero y como figura pública (en el contexto monetario exclusivamente), en la que además de ser un inversionista exitoso, se encuentra promocionando una película en la que aparecerá próximamente (‘Southpaw’)… así que no es como que no tenga de dónde sacar billetes. La realidad es que, el monto por el que se declaró en ceros empata exactamente con el total de sus deudas adquiridas en los últimos meses.

Así va la cosa: “50 céntimos” va a la corte y asegura que sólo posee activos equivalentes en un rango de entre $10 y $50 millones de dólares, misma cantidad que oscila entre sus diferentes deudas, incluida la más reciente y por la que seguramente aplicó el declararse pobre: supuestamente, Curtis colgó a internet un sextape en donde expone al también rapero Rick Ross y a la ex pareja de éste, faena por la que fue demandado con $5 millones de verdes.

Entonces, ¿es un pobre mortal como nosotros o no? Seguramente no. En entrevista con Reuters, “fifty” comentó que sólo se trataba de una “estrategia de negocios que no espera que mucha gente entienda y que no afectará ninguna de las actividades que realiza como músico”, y que además, “no se permitiría caer por pequeñeces”. Y bueno, si para Curtis una deuda por $5 milloncitos es una pequeñez sumada a todos sus demás conflictos, pues qué fácil sería no pagar. O al menos evitar que te saquen más dinero del que se exhibe en tus reportes.

Es decir, si legalmente debo $50 millones de dólares, legalmente puedo declarar poseer esa misma cantidad. Por ende, estoy en bancarrota y no tengo más dinero públicamente porque todo le corresponde a mis respectivos pagos y no a mi cartera. ¿Es esa la “estrategia”? Ya ni sabemos. Ojalá haga una canción para explicarnos. O tal vez un álbum conceptual titulado Bankruptcy’… hey, ¿Por qué no? Suena bien. El punto es que, tal vez todo se resume a que ya no le saquen más dinero cada que vez que lo vayan a demandar.

Vía Reuters