Fakuta: “Esta es una época de mucha democracia musical donde todos pueden ser el protagonista”


Por Samuel Nava | @stupidtobegin

Pamela Sepulveda es la responsable de uno de los proyectos más movidos y luminosos de la escena chilena actualmente: Fakuta es el nombre de batalla de la cantante andina, la arquitectura rodeó su profesión, pero su amor por la música la ha llevado a hacer ruido por toda Latinoamérica por varios años. En 2014 fue lanzado su álbum ‘Tormenta Solar’, y lo único que podemos decirte es que si no lo has escuchado, no deberías perder más tiempo en darle play ahora mismo (claro, mientras lees nuestra entrevista).

Justo antes de su segunda vez en México y como previo al Festival Neutral MX, platicamos con Pamela acerca de Fakuta, sobre el paso de ser solista a estar dentro de una banda y claro, sobre los alcances y el poder del internet… porque sin ello ustedes no podrían leernos y nosotros nunca nos hubiéramos enamorado –tanto– de su música.

¿De dónde viene el nombre?

Fakuta es un nombre ficticio, realmente no significa nada, es una palabra que yo inventé porque quería que el nombre sonara como el de una banda. La música del proyecto es como una especie de pop electrónico y bailable que se hace en el computador y luego se adorna con sintetizadores.

Te presentas en el Neutral MX, ¿Cómo son esos shows en vivo?

En el primer disco prácticamente yo era Fakuta, pero para ‘Tormenta Solar’ esto se convirtió en una banda completa: tenemos instrumentos electrónicos, teclados, sintetizadores, batería eléctrica, percusión, samples, efectos… todo es súper electrónico y moderno, muy influenciado en artistas como James Blake o cosas venidas del dupstep. Cuando se vino el último disco no sabía cómo lo iba a presentar en vivo, cité a algunos amigos y vimos que resultaría bien de esta forma.

¿Fue una transición complicada el formar parte de una banda?

Más que eso, fue desafiante, pero muy interesante. Todo el mapeo en midi lo hice yo: el mapeo es dibujar los arreglos de los temas, y es en el estudio donde decidimos qué sonidos utilizar, que es la parte en que me ayudan los productores, y en esta ocasión, Milton de Dënver y Pablo Muñoz, quien ha grabado los primeros discos de Javiera Mena, estuvieron en ese proceso.

Formas parte del primer Neutral MX, pero no eres nueva en México…

La primera vez que vine fue en 2013 para tocar en el Festival Nrmal. Venía como Fakuta, pero venía yo sola (sin banda). Después hicimos una escala en SXSW y acompañé a Gepe en teclados durante su show en Vive Latino, una semana después salió una tocata [tocada] en Caradura… así que puedo decir que ya conozco al público mexicano.

“Tus redes sociales y tu capacidad de elegir hacia qué público vas, es suficiente para llegar a la gente y hacer una carrera artística así. En Chile el internet lo es todo, todo pasa en ese lugar”

¿Y cómo es ese público?

Desde aquellos primeros momentos en que yo era menos conocida, siempre había fans fieles que se sabían las canciones. Acá la gente no tiene miedo a decir “esto me gusta mucho”, a diferencia de Chile, donde la gente se lo piensa más si hace público sus gustos o siquiera si le interesa escuchar nuevas propuestas. A veces ese tema es delicado.

¿Cómo te ha servido el internet en el crecimiento de Fakuta?

Me impacta el alcance que tiene. En aquella tocata en Monterrey en el NRMAL ya había gente cantando mis canciones en primera fila, fue muy emocionante, y seguramente sin el internet eso no hubiera sido posible. Amo internet, paso mucho tiempo ahí, creo que es porque su poder es gigante. Esta es una época de mucha democracia musical donde todos pueden ser el protagonista. Tus redes sociales y tu capacidad de elegir hacia qué público vas, es suficiente para llegar a la gente y hacer una carrera artística así. En Chile el internet lo es todo, todo pasa en ese lugar. Hubo un momento, después del boom en el que estuvimos nosotros, en que se normalizó esa ola y salió mucho pop con ganas de triunfar, algo medio fome (risas)… la gracia es tener ganas de tocar. Hay cosas bien interesantes y el punto es no tener miedo a equivocarse, las cosas que me gustan tienen que ver mucho con aceptar los errores y agregarlos a la música, tal como hacen Javiera Mena, Playa Gótica, Velódromo, cosas de shoegaze, que es un género que volvió en todos los países.

Hablando sobre tus gustos, ¿qué has escuchado de México?

Soy fan de Capullo, una banda de Aguascalientes, me encantaría colaborar con ellos un día… también estuve escuchando a Vaya Futuro y son muy muy buenos. Uno siempre escucha música mexicana, es algo muy normal. De los consagrados me gusta Café Tacvba o Julieta Venegas. Espero descubrir más cosas mientras esté aquí

¿Qué te llevarías de México para Chile?

La comida (risas), me encanta que TODO tiene queso. También las tortillas. No pude hacer tanto turismo, pero me gusta hasta que llueva… aunque tampoco tanto.

  • Enrique Morata Senar

    ver el libro “La democracia musical” en internet.