Gente tatuándose gatos modernos en la fiesta y Sam Smith cantando en el nuevo video de Disclosure


Por Staff | @ultramarinosco

Seguramente, los hermanitos de Disclosure saben tan bien como nosotros que cualquier canción que decidan hacer con Sam Smith terminará por convertirse en un clásico instantáneo: ya lo escuchamos en su pasado ‘Settle’ con una de las canciones más representativas del mismo (“Latch”) y este año, a menos de dos meses de la salida de su esperado follow up, “Omen” va por la misma y apetitosa línea. Un hitazo.

Del video no hay tantas cosas que rescatar: Sam Smith se la pasa cantando solo en lo que parece ser un club o una casa de fiestas ilegales, guarros con cabello largo, estatuas tecnológicas con hologramas, güeyes en tirantes ebrios hasta el culo, una chica tatuándole un gatito en la pierna a otra (¿por qué chingados pasa eso? sí, ya sabemos que es la imagen del nuevo disco), gente tirando brillitos desde los pisos superiores, la policía irrumpiendo al final y Sam poniendo cara de mariguano cuando llegan éstos últimos.

En fin, la rola está bien fresca, dátela: