[Reseña] Easy Easy – ‘Todo Lo Que Te Digo Está Mal’


Por El Muffin | @muffinzuelo

Easy Easy es una banda de Guatemala. Quizá esta oración pueda no decirnos mucho, pero Latinoamérica ha sido semillero de muy buenas bandas desde hace un par de décadas, aunque son pocas las referencias musicales que pudiéramos tener de este país centroamericano (No, Arjona no cuenta, ni lo hará). Sin embargo, el quinteto ha llegado abriendo la puerta a patadas y con ganas de comerse al mundo.

‘Todo Lo Que Te Digo Está Mal’ es el nombre de su primer LP, mismo y con el que sin duda, nos hace voltear hacia lo que pueda venir después, tanto de ellos como de la escena emergente de su país.

El disco abre con “False Teeth”, una canción en la que Jesse, vocalista de la banda, nos demuestra que sabe bien cómo jugar en su elemento y nos guía a través de las guitarras envolventes y nostálgicas características del grupo. Es una de esas canciones que sabes que “tiene algo” y que seguro logra mantenernos dentro del LP.

“Mint Condition”, el primer sencillo de los guatemaltecos, es una buena demostración de lo que son capaces de hacer; desde las rimas con las que coquetean con el hip hop, hasta pasajes tronados y llenos de emotividad… una de las cartas más fuertes del disco, sin duda. En “Shoes, Booze” se van para el lado opuesto, es una canción que si bien también sirve de escaparate para los sonidos de la agrupación, nos lleva por el lado tranquilo pero sin perder intensidad.

Con “Mismos Ojos” y “Collar Eterno” todo es puro sentimiento, cada una a su manera nos parten el alma (y a algunos la madre), en la primera, con la colaboración de la mexicana Renee Mooi, aderezando fragmentos densos llenos de distorsión y emoción pura. Y la segunda, siendo la canción “calmada” del disco: guitarra y voz, algunos arreglos de fondo y nada de pretensión. Para despedirse, en “Mata Hari” ponen toda la carne al asador y nos dan un mensaje que llega como golpe en la nuca: Somos Easy Easy y esto apenas es el principio.

Indudablemente, los oriundos de San José Pinula son una grata sorpresa, y también una declaración de que en el centro y el sur del continente se hace música de calidad y con propuesta. Aunque no está exento de fallos, “Todo Lo Que Te Digo Está Mal” es un digno disco debut y una invitación a abrir los oídos a lugares en los que quizá no creíamos, pero que de ahora en adelante estarán en el radar gracias a propuestas como esta.

Y sí, Guatemala, casi te perdonamos por Arjona.