CD Submarino: A un año del proyecto Julian Casablancas and The Voidz, ¿era lo que esperábamos?


Septiembre se nos acabó pero no podemos cerrar este mes sin recordar el gran debut de Julian Casablancas and The Voidz, proyecto que ha cumplido su primer año y lo ha hecho sin tanto éxito como se pensó en un principio, y es que seamos realistas, muchos siguieron a The Voidz sólo porque el querido ‘Jules’ está al mando; sin embargo, el carecer de un verdadero público no significa que la producción ‘Tyranny’ es deficiente, por el contrario, es uno de los sonidos más reveladores en lo que va de la década.

Si hay algo que podemos agradecerle al señor Casablancas es su capacidad de trabajar en diversos proyectos con sonidos un tanto diferentes. Julian sorprendió desde su álbum solista, mismo que pese a las malas críticas, era en verdad un gran y revelador esfuerzo, además de que afortunadamente decidió no continuar la línea de The Strokes; en dicho disco, el vocalista experimento más con sonidos electrónicos. Ahora The Voidz presenta una fabulosa mezcla incomprendida de géneros un poco más oscuros y fuertes, desde tintes punk y grunge hasta percusiones y sintetizadores.

A pesar de que la banda lleva el sobre nombre ‘Julian Casablancas + The Voidz’, el líder del quinteto neoyorkino no intenta llevarse todo el crédito, aunque claro está que aprovecha de su imagen para atraer espectadores. Jeramy Gritter (guitarra) y Alex Carapetis (bajo/batería) han atraído los reflectores también por su excelente actuación frente al escenario y su talento innato, mas no por la compañía de Julian.

No sabemos con exactitud el futuro de la banda, es un proyecto bebé que aún no tiene ni pies ni cabeza, pero no caería mal el darle algo de continuidad, y a la par, descubrir la esencia pura que esta banda podría regalarnos después.


** CD Submarino es la sección en donde te hablamos de algunos discos que, por la temporada, cumplen años de su lanzamiento y que por alguna razón nos importa recordarlos (o porque simplemente nos da el sentimiento y ya). Además, somos unos desequilibrados y obsesivos de la cajita + el booklet. Salud.