Garden City Movement: un movimiento de estética electrónica israelí


Tras el lanzamiento de tres EP’s, Garden City Movement puede jactarse de ser –hasta el momento– una de las agrupaciones más propositivas en el espectro de la electrónica más minimal hoy día. Al escucharlos a detalle, surgen evocaciones a proyectos como XXYYXX, Tiger Tsunami, algo de SBTRKT y hasta The Weeknd. No son yankees, ni mucho menos del UK, vienen de una ola de Djs y productores del medio oriente que poco resuena en el mundo. Son de Israel y créelo, son de los mejores grupos indies que escucharás en mucho tiempo.

Pese a la falta de un material de larga duración, los oriundos de Tel Aviv han sabido aprovechar la trascendencia de sus breves lanzamientos; han formado parte de festivales como Glastonbury y su sesión de Boiler Room era tan ruidosa que la policía irrumpió para así obligarlos a tocar a bajo volumen… aunque finalmente, no fue impedimento para tan fina y recomendable media hora de electrónica.

Sorpresivamente, los israelís poseían ya algo de buen currículo antes de emprender su actual conjunto; fungir como productores en apoyo a actos en vivo y de estudio como Disclosure o Apparat son credenciales dignas de presumir.

Etéreos, con un sonido hondo y relajante, sus voces se deslizan cautelosamente entre decenas de capas de teclados, drumpads, sintetizadores, cajas de efectos y un par de guitarras que se muestran agudas, delicadas, formando decenas de loops y medianamente oscuros, especialmente, en su más reciente EP, ‘Modern West’, en donde la saturación de las pistas es factor clave en la composición, dejando atrás esfuerzos como el de “Bengali Cinema” (de las mejores canciones del trío) o “There More You Make It”, las cuales se apreciaban más “bailables”.

¿Qué es el Garden City Movement? Bueno, además de ser el título de uno de los proyectos más ambiciosos y talentosos de la electrónica indie actualmente, es la nomenclatura de un método de construcción en la antigüedad, uno que en efecto, planeaba la edificación de ciudades entre grandes áreas verdes. Un movimiento de estética, y otro de estética musical israelí. Fucking Dope.