[Reseña] Ought – ‘Sun Coming Down’


 

¿Aún no escuchan a Ought?, ¿cómo es eso?, ¿jamás vieron las listas de lo mejor del 2014? Pues Ought estaba en la mayoría de ellas, y gracias a su álbum debut, ‘More Than Any Other Time, nos dieron a conocer su afiladísimo sonido (así como los Talking Heads, solo que sin un vocalista como David Byrne, más directos y con mucha actitud punk).

Luego de su álbum debut, Ought no tardó (y de verdad que no) en entregarnos un trabajo más. Tan solo un año después, los oriundos de Montreal, y respaldados por Constellation Records, nos regalan su segunda producción: ‘Sun Coming Down.

Abriendo con “Men For Miles, la banda nos recuerda a los inicios de The Strokes; riffs imponentes, un bajeo rudo y una batería que van totalmente a ritmo con la voz y las rimas de Tim Darcy, quien de vuelta nos apantalla con su acidez y su genialidad. Un inicio que sin duda nos deja con ganas de más.

Con “Passionate Turnse muestran más tranquilos, más serenos, pero claro, jamás sin perder el estilo, perfecta para cuando te rompen el corazón y decides drogarte para olvidar.“The Comboregresa para atascarnos con la guitarra y la batería mientras Darcy desgarra su alma y su voz, una canción perfecta para el slam. “Sun’s Coming Downsigue la misma línea que su lanzamiento anterior: completa distorsión y letras que reflejan disconformidad total (Si en este punto del disco tus pies o cabeza no se han movido ya, no tienes alma, hermano).

Pasada la mitad del álbum nos llega “Beautiful Blue Sky, una de las mejores del mismo (y no por nada su primer sencillo). Las guitarras y el bajo más calmados dan mayor espacio a la voz de Darcy en una de sus mejores composiciones liricas. Los casi 8 minutos que dura la canción se nos pasan desapercibidos y nos remiten totalmente a la vieja banda comandada por Byrne [Talking Heads]… y de golpe llega “Celebration, que con cambios de tiempo nos hace querer bailar como viciosos en medio de un toquín. “On The Linese mantiene entre esa fina línea que habita entre el postpunk y el punk de la vieja escuela (nada tiene que ver el título, eso creo), la voz de Tim Darcy continúa sorprendiéndonos y provocándonos el canto aunque no supiéramos ni el mínimo de la letra, y que con continuos cambios de ritmo, se convierte en otra de las grandes del LP. Para finalizar, “Never Better; tal vez estemos ya algo cansados de tanto guitarreo y desmadre, pero nos hace entender por qué Ought es esa banda que tanto nos hacía falta en nuestras vidas.

En momentos el disco se puede tornar monótono, así como la voz de Tim, sin embargo, su genialidad nos sorprende y nos deja con ganas del siguiente lanzamiento, que al paso en el que van estos canadienses, no dudo que nos llegue para el otro año o en dos… así que si usted no ha escuchado a Ought, este es el momento preciso.