Jon Hopkins le hizo un refinado remix a “Magnets” de Disclosure y suena mejor que la original


El nuevo disco de los hermanos Lawrence nos derritió desde sus primeros avances previo al lanzamiento, pero lo mejor que puede tener un álbum de electrónica viene después; el fino tratamiento que productores y dj’s deciden hacerle en forma de deliciosas reversiones a través de infinidad de géneros, beats y samples, y la neta, cuando alguien le hace un remix a Disclosure, pocas probabilidades tiene de fallar, y bueno, Jon Hopkins dio en el maldito clavo.

Sí, ya estábamos un poco hartos de escuchar a Lorde cantando “Magnets” con los británicos –de por sí, es quizás una de las canciones más blandas del LP–, pero el maestro Hopkins transformó el sencillo en una jodida explosión, dejando la voz de la neozelandesa casi imperceptible y con una base de beats oscuros, progresivos, y destinados a volarte tus intactos sesos con la mejor electrónica.

Ojo, el remix es excelente porque es prácticamente una nueva canción, échale: