Los Verdaderos Cabrera: “El chileno es un guerrero, tan sólo en el hecho de hacer música”


Los Verdaderos Cabrera son representantes de una escena que se renueva constantemente y en la que el deseo de sobresalir hace que tan buenos sonidos lleguen hasta nuestros oídos. Su propuesta es tan honesta como su nombre mismo: son una banda de rock. Y con motivo del estreno de ‘Bilbao’, su segundo material, los chilenos regresaron a nuestro país para recordarnos que el género no tiene que adornarse. Hablamos con Linco y Sebas, el 20% que conforma la agrupación sudamericana:

Es su segunda vez en México, ¿se han quedado con ganas de probar algo?

Linco Viera: De conocer más. Queremos ir a Xochimilco, acá en la ciudad. Aunque con esta gira tendremos oportunidad de ir a diferentes estados, esperamos que como en la gira pasada podamos conocer hartos lugares, al menos desde el bus (risas).

Sebastián Lira: El año pasado fuimos a Campeche y nos gustó mucho. Este año tenemos fechas en Morelia, Guadalajara, Ajusco… vamos a sitios nuevos para nosotros.

¿Cuáles son sus expectativas para esta segunda gira por nuestro país?

S: Musical y profesionalmente nos proyectamos mucho en México. Nos interesa que nuestra música se escuche acá; queremos que eso vaya de la mano con nuestro desarrollo en Chile, queremos crecer de manera paralela. Queremos también que cada visita a México represente subir un escalón más en nuestra carrera.

L: Y que las giras duren cada vez más, que la siguiente no dure dos semanas sino un mes, luego tres y luego quién sabe.

¿Qué hay de ‘Bilbao’?

L: Es nuestro segundo disco, y lo mejor que podrían hacer es escucharlo, está recién estrenado y se van a llevar una sorpresa, especialmente en México, pues hay un cover de José María Napoleón a “Lo que un día fue no será” grabado en una versión rockera. Ya lo escucharán.

¿Qué representa ‘Bilbao’ para Los Verdaderos Cabrera?

L: Es el disco donde descubrimos lo que queremos ser. Durante el proceso de composición y grabación nos encontramos como banda.

S: Tuvimos la libertad de hacer las cosas como nosotros queríamos e involucrar los estilos de los cinco en un mismo disco. También pudimos trabajar con Brian Lucey, quien ha trabajado con los Arctic Monkeys O The Black Keys. Este disco es un nuevo comienzo para la banda, tenemos ya el estilo y el sonido que queríamos alcanzar. El periodo entre el disco anterior [‘Los Verdaderos Cabrera’] y ‘Bilbao’ fue de menos de dos años, dos años en los que pasaron muchas cosas para la banda, y fue en este punto donde sentimos que podemos mostrar lo que siempre quisimos.

“Lo que sí creo es que todos los chilenos tenemos metido un discurso contestatario y eso se puede ver hasta en las canciones de Javiera Mena” | Sebastián Lira

¿Cómo describen ese nuevo sonido que mencionan?

L: Es más orgánico; el primer disco se siente un poco más plástico, había muchas guitarras y voces…’Bilbao’ suena más a Los Cabrera en vivo… una guitarra a la derecha, otra a la izquierda, las voces, la batería, es un sonido muy real.

S: Queríamos sonar a una banda de rock sin adornos, como lo pueden ser los Arctic Monkeys, Kings of Leon, The Black Keys, Kiss… como ese rock que nunca muere y siempre vuelve. Eso es lo que queremos ser.

Dentro de la escena chilena, ¿dónde están parados Los Verdaderos Cabrera?

L: Somos parte de ese movimiento de bandas independientes que toca en locales, bares y que golpea el techo, tirando para arriba.

S: Somos independientes totalmente, no tenemos sello, estamos tocando puertas y no precisamente para firmar con uno porque hemos funcionado bien así. Pero existe el deseo de pasar de lo independiente a lo masivo, porque significa que tu música llegue a más gente. Para nosotros ese es el siguiente nivel.

Acá todo el mundo tiene una banda chilena entre sus favoritas ¿creen que la música de su país está viviendo una época dorada?

S: No creo que se trate de una edad dorada, más bien hay instancias que hacen que las cosas pasen de manera distinta. En Chile estamos en una transición, por ejemplo, eso de ser independiente te da chance de explorar nuevos sonidos, experimentar y encontrar autenticidad, pero en el país aún falta mucho en cuestión de público, de cultura y de música.

L: Hay mucho hermetismo en la industria musical. Acá [México] se siente que hay bandas jóvenes a las que les va bien, salen bandas buenas cada año y pueden iniciar una carrera. Creo que allá más bien se están forjando las condiciones para un eventual resurgimiento de la música chilena.

S: Especialmente para un resurgimiento del rock. Lo último exitoso en México fueron Los Bunkers tal vez, y después de eso ha habido muchas bandas de pop. Quizá para el pop si es una edad dorada, todo el mundo es fanático de ese pop sufrido que nos encanta también… pero nosotros somos una banda de rock.

Bilbao Portada

Chile pasó por un periodo de dictadura y de represión y muchos músicos mencionan eso como un factor que da ese sello melancólico al sonido chileno, ¿se sienten herederos de esa influencia?

L: Puede ser que ahí siga. Hace poco hablábamos con Álvaro López y decíamos que sí, el chileno es un guerrero; tan sólo en el hecho de hacer música, al chileno le cuesta tanto salir a flote en la escena nacional que por eso salen muy buenas bandas, por el simple hecho de tener que sobresalir. Es una necesidad, vaya.

S: Yo creo que los mexicanos son más sufridos que nosotros para hacer música (risas). Los mexicanos y los chilenos son parecidos en gustos musicales. Cuando terminó el gobierno militar yo tenía como dos meses, entonces no me afectó como a lo mejor a Jorge González o a Álvaro Enríquez. Lo que sí creo es que todos los chilenos tenemos metido un discurso contestatario y eso se puede ver hasta en las canciones de Javiera Mena.