Morrissey no sabe escribir de sexo según una publicación literaria; dicen que se pasó de tueste


Morrissey podrá ser un gran compositor, un genial escritor y un maestro de la pluma cuando de crear canciones se trata, pero al parecer, y según la revista literaria, Literary Review, la más reciente novela del inglés es bastante malita, tan mala que una de las escenas sexuales de la misma está nominada al premio “Bad Sex in Fiction Award”, el cual es otorgado por la misma publicación a las peores narraciones sexuales plasmadas en un libro.

¿Es realmente mala dicha descripción? Copiamos como tal:

“At this, Eliza and Ezra rolled together into the one giggling snowball of full-figured copulation, screaming and shouting as they playfully bit and pulled at each other in a dangerous and clamorous rollercoaster coil of sexually violent rotation with Eliza’s breasts barrel-rolled across Ezra’s howling mouth and the pained frenzy of his bulbous salutation extenuating his excitement as it whacked and smacked its way into every muscle of Eliza’s body except for the otherwise central zone.”

Y traducimos:

Y aquí, Eliza y Ezra se unieron en una risueña bola de nieve de copulación, gritando y levantando la voz mientras se mordían y se jalaban el uno al otro de forma juguetona en una peligrosa y clamorosa montaña rusa de violenta rotación sexual, con los senos de Eliza girando por la boca aullante de Ezra y el doloroso frenesí de su saludo, extenuando su excitación al mismo tiempo que golpeaba en su camino cada musculo del cuerpo de Eliza, a excepción de aquella zona central

Pueeees, bueno, suponemos que cuando Morrissey tiene sexo y se encama -¿aún lo hará?- se siente como una bola de nieve (como sea que se sienta eso) y que aullar es parte del secreto de tener una memorable sesión sexual, pero como no somos jueces en literatura ni doctos en el tema –ni mucho menos nos interesa como folla Moz–, Literary Review señaló el porqué de su nominación a ese galardón que premia (?) a los peores escenarios sexuales escritos en el Reino Unido, y según dicen, está “sobrescrita y nada sexy. The List of The Lost pudo haber sido hecha con menos lujuria”. ¿Será?

Como sea, no queremos imaginar a Moz todo paliducho y arrugado aventándose un round en la cama con una dama… ya leeremos la novela completa y juzgaremos… o no. Por cierto, el galardón lo entregan en diciembre, por si quieren seguir el dato.

Vía NME

  • Francisco Trejo

    No estoy seguro, pero creo que Justes dijo que era de los pocos autores vivos en Penguin sino que el único :s