Kid Astray: No son niños ni van en la dirección incorrecta; son el sexteto pop insignia de Noruega


Uno creería que ver agrupaciones de más de cinco integrantes es cosa del pasado, o al menos, un hecho ya menos recurrente; los músicos escatiman bastante en cuanto a sus recursos humanos y es cierto, se han inclinado más por un ahorro instrumental que se quede en dos o máximo tres personas. Es la tendencia. Aun así, seguro sería más extraño ver que un golfista, una virtuosa del piano y un ex modelo de Vogue formaran una banda con tres amigos más… pues eso existe y se hacen llamar Kid Astray.

¿Cómo surge una fusión así? En una escuela noruega y a través de un concurso; el sexteto, conformado por Elizabeth Wu, Benjamin Giorts, Even Steine, Alex Meek, Hakon Carlin y Jakob Bechmann, unió fuerzas para ganar una competencia radiofónica, ¿cómo se llegaba al 1er lugar? Componiendo una canción lo suficientemente pegajosa en tan sólo 6 horas para luego ser transmitida. Al final, se coronaron.

Más allá de haber compuesto “The Mess” (la canción ganadora en la radio) en un periodo cortísimo de tiempo –y grabarla–, el mayor logro de la banda no ha sido ese, sino superar el tema con el que se dieron a conocer y transformar esas líneas de bajo, sus rítmicas guitarras y su repetitivo coro estilo británico, en lo que se convertiría su álbum debut… claro, luego de un EP bastante bien recibido.

Nuevas canciones como “It’s Allright”, “Cornerstone” o “Diver” (especialmente), contrastan tremendamente con el pasado trabajo del grupo; de un básico indie con tintes de electrónica, pasaron a un mejor producido electropop que podría bien situarlos en festivales alrededor del globo; Incluso, ser éste, el catalizador que nos exhibiría a una de las propuestas a seguir en los siguientes años y en futuros lanzamientos.

¿Es un gran pop? Es muy bueno: es pegajoso, bailable, contagioso y bien pensado. ¿Contendrá su nuevo álbum uno de los temas insignias del electro indie actual? Posiblemente después, y si no es así, seguro que los escucharemos en algún comercial, fondeando un montón de videos en internet o al menos, en la fiesta del fin de semana. Tú fiesta del fin de semana.