Arcano Guzmán: Para una cinta de sci-fi o para cuando las maquinas dominen, así suena el retrofuturo


Eso del retrofuturismo, si se piensa con detenimiento, es una completa paradoja; ¿cómo algo que es futurista puede también ser antiguo?, ¿o algo que se basa en las técnicas o ideas del pasado puede rozarse con un lejano futuro? Luego uno choca con que, bueno, eso del retrofuturismo se explica con aquellas visiones –a futuro, claro– de un pasado que no podría dar de sí para que éstas ocurriesen, o sea, de un futuro utópico que claramente jamás existiría… y claro que también se explica con montones de corrientes artísticas de todos rubros.

Pero si dejamos de lado toda esa palabrería podemos llegar a lo esencial: el retrofuturismo, en un resumen que hasta podría sonar escueto, es creado por sintetizadores, letras que hablan de máquinas inteligentes, viajes en el tiempo, individuos digitales, voces de robot, y una imaginería moderna que al final, resulta impensable. Arcano Guzmán, el dúo valenciano compuesto por Paco Mut y Gastón Nosiglia, ha logrado plasmar en su álbum debut, ‘Ciudad Inventada’, el sonido del futuro, uno bastante oscuro, distópico, pero con buenos beats.

En sus poco más de 40 minutos, 11 temas, y narraciones que se rigen en lo inalcanzable de un porvenir incierto y digitalizado, Arcano Guzmán ha abierto un abanico variopinto pero congruente; hay momentos bien a lo synthpop como en “Error Humano”, “Satélite” o “Nuevo en la Ciudad”; piezas más pop y con ganchos un poco más familiares como en “Guerra Invisible”; temas de exploración sonora como “Autopistas Cerebrales”, “Holograma” y la más que experimental, “Cuarta Dimensión”; y episodios más oscuros y de introspección como el par que cierra el álbum, “Francotirador” y “Éxodo”.

¿Es este el sonido del futuro? No lo sabemos, lo que sí es cierto es que esto podría acompañar un filme de sci-fi sin mayor problema; o el repaso de una lectura donde las maquinas nos dominen; o el momento en que alguien más pise la luna; o que nos encontremos con nuestro doble en formato robot… o bueno, el frustrante momento en que reparemos el computador y le instalemos software nuevo. Hay para todos.

¿A qué se le parece? A todo lo que ya dijimos, a Kraftwerk, de repente a Bear In Heaven –y por qué no, a Man Without Country–, a Blade Runner y seguro a una ciudad inventada. ¿Lo captaron?