Conoce a Fui a California y dale a tus oídos una remojada de saturación y shoegaze


Tal vez jamás hayas puesto un pie en San Francisco (ni nosotros), y lo poco que conozcas de la ciudad se resuma a un gigantesco y rojizo puente; a la gran importancia económica y social que tiene para su estado, California; y aquel episodio de South Park en donde todos son tremendamente snobs… ¿qué más puede haber ahí? Fui a California, el reluciente y más ruidoso proyecto de Eber Bravo –quien anteriormente figuraría en una de las agrupaciones que más han gustado del bajío nacional en los últimos años, Blackpony.

Fui a California es quizás el nombre más inmediato del que nos acordemos ahora; literal, la razón es porque Eber decidió mudarse a California hace un par de años. Pero más allá del nombre y en tan sólo una tercia de lanzamientos de forma independiente –entre ellos un genial cover a Mac Demarco–, Bravo ha demostrado que el sonido de su previa agrupación quedó atrás, o sea, le subió duro a la distorsión y se orilló mucho más al cobijo de un siempre estridente shoegaze, o al menos, así lo demuestran “Big Sur” y “Start Again”.

Niveles saturados, voces perdidas en el fondo, guitarrazos sólidos y mucho escandalo son adjetivos que bien le pueden calzar a Fui a California en este primer material, que aunque muy breve, augura un prometedor lanzamiento en el futuro, pero mientras ese deseado LP –o EP– nos llega, puedes ir remojando tus oídos de nenita consentida con una buena receta de saturación y shoegaze con sus primeros temas.

Tip: el cover a “My Kind Of Woman” es una verdadera joyita.