Escucha el crudo y homónimo disco de Electric Shit y deja de ser un tierno ñoñazo


¿Qué es lo primero que piensas cuando escuchas Electric Shit? Sí, puede ser el nombre de cualquier cosa: del barecillo clandestino que estaba enfrente a tu escuela, de esa nueva categoría que acabas de descubrir dentro del mundo del porno o quizá el nombre de tu nueva banda favorita. Si pensaste en eso último, acabas de elegir el boleto ganador y el premio es perderte entre el rock duro y sucio de los oriundos de la San Felipe de Jesús.

¡Suficiente! ¿A qué diablos suena Electric Shit? Suenan a todo eso que siempre quisiste en una banda de rock; una voz aguardentosa, una batería voladora y guitarras frenéticas que al mismo tiempo suenan a blues, punk y garage. Eso es lo que traen estos sujetos, quienes igual que tú, aman la cerveza, los cigarros y todo lo que pasa por la noche.

Electric Shit es también el nombre de su primer larga duración –y que puedes escuchar completito desde su bandcamp y “Downtown Blues”, el sencillo promocional, suena a una especie de The Ramones meets Black Sabbath… o al menos creemos que así habrían sonado. Lo mejor es que te lo puedes descargar desde aquí.

Si estabas harto del rock suavecito y de las baladas tocadas con sintetizadores, sonríe, que es momento de sacudir hasta el cerebro y armar el slam en tu cuarto con “Downtown Blues” y todo el álbum de estos morros. Prometemos que te va a gustar.