[Reseña] Autolux – ‘Pussy’s Dead’


Han pasado 12 años desde el lanzamiento del ‘Future Perfect’, álbum debut que no lanzó propiamente al estrellato a la agrupación californiana, sino que la convirtió en una banda de culto instantáneamente. Autolux es de esos extraños casos en los que se demuestra cómo se puede ser grande y mantenerse independiente; cómo ser una leyenda viviente y pasar casi desapercibidos. Tras 15 años de carrera, y tan solo otros dos discos en su espalda, el trío de Los Ángeles regresa este 2016 con su 3era placa, ‘Pussy’s Dead, para recordarnos cómo es que el rock debe de sonar: con ganas, sin pretensiones.

Nos hicieron esperar 6 años por más… y justo, más de lo que esperábamos es lo que hemos recibido. Carla Azar, Greg Edwards y Eugene Goreshter nos demuestran de qué están hechos con tan sólo 10 canciones que van del noise y el grunge más sucio, pasando por canciones más experimentales, hasta piezas completamente electrónicas.

Soft Scene fue el primer sencillo que lanzaron, augurando un material más inclinado a la electrónica, a los beats y samplers… y vamos, no está nada mal la canción, pero no me parecía nada adecuado pensar en un disco lleno de temas así, afortunadamente, estaba equivocado y recordé aquel dicho: “nunca juzgues un disco por su primer single”, ya que a este sencillo le siguió “Brainwasher, que al contrario que la anterior mencionada, está repleta de riffs, guitarras altamente distorsionadas y la batería de Azar dando muestra de por qué es una de las mejores bateristas de la actualidad y de los últimos años.

Luego de un largo play en su totalidad, juzgándolo de principio a final –y como debe de ser–, no me quedó más que decir: “No mames, esto es genial”. Suenan al Autolux que extrañamos en su no tan genial disco del 2010, ‘Transit Transit; a una banda que sabe combinar ritmos, armar melodías con la batería, el bajo, la guitarra y la voz (que en esta ocasión, quedó a cargo de Azar en su mayoría) para demostrarnos que no sólo son unos genios como grupo, si no cada quien en su instrumento y en lo que tienen que tocar. Al escuchar ‘Pussy’s Dead y con temas como “Listen To The Order, “Hamster Suite y “Change My Head”, escucho al Autolux del 2004, pero con temas como “Junk For Code y “Reappearing”, o temas más experimentales y más electrónicos como “Anonymous y “Soft Scene”, escucho a la ahora banda del 2016… más maduros, con mayor calidad como artistas y con ganas de no estancarse, de experimentar.

A final de cuentas, estamos ante un Autolux perfecto, uno que no ha perdido su rumbo, y por lo visto, jamás lo perderá. Uno que se mantiene firme a su sello, a su genialidad, pero sin miedo a experimentar a hacer cosas nuevas. Es éste el que nos ha entregado uno de los mejores discos en su carrera y uno de los mejores del año (no se preocupen si no está en las listas de lo mejor, tal vez es mejor así).

  • Alejandro Giovani Salas

    Que buena reseña amigo, sigue asi