[Reseña] Nothing – ‘Tired Of Tomorrow’


En el 2014, una banda originaria de Filadelfia y bajo un sello de metal, Relapse Records, dio a luz un álbum donde se conjugaba el shoegaze, el rock alternativo y el punk. Esa banda fue Nothing y dicho material fue Guilt Of Everything. La banda recibió críticas mixtas, sin embargo, el sonido del disco era algo único, digno de escucharse de inicio a final y sin duda, algo de lo mejor que el 2014 nos dejó.

Sin embargo, ya es 2016 y es hora de dar paso a lo nuevo, que en esta ocasión tiene el nombre de Tired Of Tomorrow. La banda comandada por Domenic Palermo (anterior miembro de la banda de hardcore punk, Horror Show) muestra una cosa buena y una cosa mala: la buena es que, seguro, hay una evolución en este álbum, un cambio, y se alejan del estancamiento en el cual muchas bandas en la actualidad han caído… la mala, es que no se define bien ese cambio, se siente falso y un tanto desatinado.

Hablemos de las canciones: empezando con el sencillo, “Vertigo Flowers, este ya nos gritaba a voces el cambio que se avecinaba y lo formidable que podría llegar a ser, alejándose del shoegaze y acercándose más al rock alternativo, al punk, ¿y por qué no?, al emo, que desde su Guilt Of Everything ya se hacía notorio.

Otros temas del álbum siguen la misma línea de dicho track, como lo son “Fever Queen, “Eaten By Worms y “A.C.D. (Abcessive Compulsive Disorder), ¡y carajo, son buenas canciones! ¡Muy buenas!, con estructura, una buena sincronización con los instrumentos y la voz, con ritmo y un mismo sentido. El problema se presenta con temas que no van de acuerdo con estas piezas y simplemente se alejan de lo que las anteriores quieren retratar mientras toman rumbos más sosegados, tirándole más a lo meloso y a lo tristón, muestra de ello son temas como “Nineteen Ninety Heaven, “Everyone Is Happy y la canción que da nombre al disco, “Tired Of Tomorrow… y no tengo nada en contra de esto, el problema son los contrastes que se notan en el disco, esta evolución en la que quisieron tirarle por dos lados sin enfocarse en uno con verdadero protagonismo. Bien dicen: el que mucho abarca, poco aprieta.

En Tired Of Tomorrow tenemos un disco de buenos temas, pero por separado, como sencillos, pero que en conjunto no funcionan. Tenemos a un Nothing alejado del shoegaze y de las atmósferas que nos dieron en su disco debut, y si bien este álbum no es un mal paso, tal vez sirva para que en unos años sepan bien lo que buscan y definan un sonido, como lo hicieron antes, y si así es, podemos esperar un asombroso tercer disco.