BCOTB: “El Juke juega un papel muy importante; es el sonido que engloba la cultura vivida desde el ghetto”


Desafiar la electrónica nacional no es fácil, mucho menos el hacer una enorme y desmedida labor por escarbar y ejecutar un impresionante digging musical para traer a las pistas de baile mexicanas un singular beat que, tan lejanos de aquel contexto –como por la época como por la geografía– ha alcanzado repicar con entereza y asombro. “En México no hay Juke; ¿qué es eso?; ¿Chicago?; Footwork, Bah”… En México hay mucho más que tornamesas convencionales y secuenciadores que disparan a lo rave, están, por el contrario, aquellas que experimentan con tonalidades desprovistas de vicios y constituidas en un conocimiento integral del género. En su médula.

BCOTB (o Black Cats on The Bag por sus siglas en inglés), dúo potosino conformado por Suriel de León y Javier Cisneros, es uno de los talentos de mayor frescura y reciente fichaje por parte del sello Finesse, uno de los más fértiles hoy día. Pero no sólo su acercamiento con la gran F es parte del gafete, su corto pero inagotable EP, ‘Angle’, es también parte de sus insignias, de las que destacan una colaboración más downtempo con el MC Jesse Baez y la cantante Samsi. También su presencia en festivales como el pasado Ceremonia y el próximo -y consentido- Festival Waco en Torreón se suman a las cartas jugadas por la dupla.

Hablamos con los oriundos de San Luis sobre el lanzamiento de dicho material, el equipo que utilizan en estudio como en directo, sobre el juke, el footwork y mucha más música electrónica:

Es curioso que su nombre es muy similar al título de un episodio de Breaking Bad y además, es también una forma de decir –de forma gringa, claro– que alguien está guardando un secreto… ¿esto tiene algo que ver con el porqué del nombre de su proyecto o es algo que ni debemos relacionar?

El nombre es cat friendly (risas)… sí, de hecho el nombre viene de ese episodio; Black Cats fue una etapa en la cual fuimos evolucionando el sonido del proyecto que iniciamos hace tiempo, tenía otro nombre y le dimos el giro llamándolo así, ya que mucha gente nos ubicaba por otro tipo de música que hacíamos antes. De cierta manera también hacemos referencia a la expresión ya que siempre tratamos de tener algo bajo la manga, y esto engloba muchas situaciones tanto en la música como en lo personal… lo abreviamos como BCOTB  por un trip perso que tenemos con los gatos: siempre se ponen encima de las cosas.

Sé que tienen detrás ya muchos años de carrera de forma individual, pero, ¿cuánto tiempo tienen de conocerse y en qué momento deciden unirse para formar BCOTB?

Pues tiene ya un buen rato, 2006, 2007. Antes coincidíamos en una casa, algo así como una comuna y frecuentada todo el tiempo por artistas, desde músicos, pintores, performance, etc. De ahí cotorreamos, pero ya fue hasta el 2012 que Suriel regresó del DF que se prendió para armar algo más serio y tratar de impulsarlo, y fue donde empezó BCOTB. El proyecto mutó varias veces de sonido hasta que llegamos a escuchar algo que realmente nos convenció.

¿Y qué tan peleado –o no– es el mundo de la electrónica en San Luis Potosí?, ¿Será el género que con más fuerza resuena en la ciudad y el estado?

La escena electrónica en San Luis comienza a abrirse a nuevos géneros, y aunque el techno y el house son los que lideran las fiestas, se comienzan a ver eventos con diferentes propuestas como el hip hop, trap, global bass, reguetón y mombathón… incluso festivales de EDM. Siempre es un buen momento para escuchar música nueva.

“En algún momento como que el dubstep no nos llamó mucho la atención, o el edm, pero no es que estemos peleados con ningún subgénero, simplemente hay canciones buenas y otras no tan buenas”

Para un productor, seguro que su equipo es de lo más importante, ¿con qué trabajan normalmente a la hora de componer?

De secuenciador, usamos Ableton Live 9. De controladores, lo que más usamos es Launchpad S para jams y Live Sets. Tenemos un Novation Remote SL Compact; es muy práctico por los knobs, drum pads y keys. Usamos una interfaz de audio Fast Track Ultra 8r. Nos gusta tener todo conectado al mismo tiempo ya que de vez en cuando tenemos invitados en el estudio.

¿Y hay algún juguete divertido con el que se hayan topado al producir, y si no, con el que les gustaría experimentar en su sonido?

Sin duda alguna, un Fender Rhodes, ¡¡sería una belleza tenerlo!!

Algo con lo que comulgan es con el Juke, género originario de Chicago en los ochentas pero que en México parecería “invisible”, ¿por qué tomar esta vertiente, quizás un poco “desconocida”, además de la clara base house y bass de sus canciones?

El Juke juega un papel muy importante en nuestras influencias porque es un sonido que tiene sus raíces en el house y a su vez, evolucionó del ghetto house hasta lo que hoy conocemos como Juke o Footwork, lo que engloba la cultura y el lifestyle vivido desde el ghetto. 

¿Y han trabajado con equipo original de aquella época? No sé, algún sintetizador análogo, por ejemplo…

Tenemos un Yamaha Dx7 y un Casio SK 1 que usamos como Sampler.

¿Hay algún subgénero de la electrónica que detesten?

Pues en algún momento como que el dubstep no nos llamó mucho la atención, o el edm, pero no es que estemos peleados con ningún subgénero, simplemente hay canciones buenas y otras no tan buenas.

Su más reciente EP, ‘Angle’, contiene un par de colaboraciones, ¿cómo realizan esta parte? ¿Primero hacen una base para unir luego la lírica y voz, o viceversa?

Lo que más nos funciona a nosotros es conocernos bien, por ejemplo, con Jesse Baez tuvimos varias videollamadas donde no necesariamente hablamos de música o de la colaboración, algunas veces solo fumamos weed y platicamos de cosas que nos pasaban. Creo que la clave para nosotros es sentirnos muy cómodos.

Sobre esa colaboración con Jesse Baez en este EP, ¿qué fue primero: producir una las canciones del disco de Jesse o el track que aparece en ‘Angle’?;

Primero sin duda nos enfocamos en “Easy” [canción de ‘Angle’]: el track en sí fluyo en un día, casi que se hizo solo el beat, recuerdo imaginando la voz de Jesse conforme avanzaba la base… después él nos mandó los vocales y fue cuestión de solo detalles para hacer este hit, acomodamos tiempos y listo. Un track, sin duda, de nuestros favoritos de toda la vida.

Con ‘’Tentaciones’’ fue poco después: trabajamos en un beat tipo juke/footwork, al final bajó un poco el tempo y pues como siempre, Jesse hizo su magia.

¿Esta unión se dio gracias a Finesse?

Sí, de hecho gracias a Finesse hemos descubierto muchos de nuestros artistas favoritos, ya que el sello es una influencia para nosotros, independientemente de formar parte o no de la ‘Familia’. Es un círculo donde los mismos miembros nos motivan a siempre estar haciendo cosas nuevas.

¿Y cómo conocen a Samsi para hacer “Fckboy”?, ¿Por el sello también?

A Samsi la encontramos en SoundCloud, de hecho todo fue por su cover de FKA Twigs, “Water Me”… al final resultó que conocía a algunos miembros de la familia Finesse, lo cual hizo que fluyera mejor la colaboración.

Justo esa canción, “Fckboy” podría ser el acercamiento más palpable que tienen hacia el pop, incluso me recordó un poco a “Take a Chance” del último disco de Flume y ese feat. con Little Dragon, ¿qué tan fácil o difícil es hacer un hitazo así?

Pues con ‘’Fckboy’’ fue una dinámica parecida como con Jesse, de hecho ya teníamos en mente hacer algo especial para Samsi. Empezamos literalmente con el piano, y de ahí fluyó el ritmo. Creo que un hit se basa en la química de las emociones que quieres proyectar en la canción, en este caso, era imaginar qué es lo que cantaría Samsi… y el resultado es eso, “FCKBOY”.