Ir a un festival de metal, brindar con sus deidades y salir ileso; así estuvo el Media Metal Mayhem


TXT y Fotos: Enrique López

Es uno de esos domingos en que no hay mucho por hacer, y de pronto, una invitación a un concierto debajo de un puente espera respuesta. ¿Suena raro? Más raro es cuando se trata de una tocada metalera. La cita fue en Bajo Circuito, un bunker de concreto bastante macizo que, para aquel que lo visita por primera vez, nunca es fácil de encontrar.

Frente a la barra y del lado derecho se encuentra ese consagrado espacio destinado a los rituales de los maestros del metal. Y es aquí donde los oídos empezaron a vibrar con Depresive Puke, banda abridora en el Media Metal Mayhem, evento al que logramos colarnos al lado de fanáticos entregados a rudas guitarras y baterías bien estruendosas.

Como suele suceder con estas propuestas, hubo convocatoria pero escasa asistencia; quizás porque cerraron periférico desde temprano por el Maratón de la CDMX; por las promesas de lluvia; o porque los metaleros y sus cabelleras también descansan los domingos.

The Ripper le siguió, un sonido impresionante y con la voz de Mr.Banshee cargada de unos agudos que prometen mucho. Para ese entonces ya casi estaba sordo y eso que íbamos empezando… y luego fue turno de Brutal Crisis, banda death metal que curiosamente cantaba en español.

Afortunadamente, los recesos entre bandas le hacían un favor a los oídos de muchos, aunque por otro lado, estos no duraban lo suficiente para recuperar al cien la audición.

m003 m004

Morante fue la siguiente banda sobre un atropellado escenario, detalle y cortesía de algunos errores de audio propios del lugar. Pero metalero que se respeta sale avante, y así, llegó Traidör, agrupación que de experimental sólo tiene la apariencia y cuyo sonido definen como un “hard rock campechaneado”.

A estas alturas ya no se sabía si era de noche o si alguien te hablaba. Las bandas seguían subiendo al escenario y era difícil captar a simple vista qué demonios ocurría en ese fondo oscuro. Así aterrizó Honesty, banda con 15 años de experiencia que deambula entre el heavy metal y el progresivo.

Y porque en esta vida siempre hay cosas que pueden sorprenderte, Black Souls apareció con un metal melódico cruzado de ritmos antiguos… o como si el mismísimo Huitzilopochtli fuera fan. Sí, así de sorpresivo.

Apareció Defecto, nombre que, la verdad, no les va para nada si su intención es reventar oídos, y finalmente, llegó el momento que todos estuvieron esperando: Neil Turbin.

Aparecía Greg D’Angelo también, y así, el antiguo vocalista de Anthrax y el ex baterista de White Lion, lanzaban largos pases hacia aquellos receptores mexicanos que corrían como almas endiabladas hacía ese primero y diez, ya con unas guitarras poderosas que buscaban alinearse al grito de D’Angelo.

m007 m006

Un spanglish básico y bromas de “apúrale, que cierran el metro” o “ya se murió JuanGa” se daban en la interacción de la banda y público. De tal modo que el ex Anthrax excedía el tiempo y las peticiones comenzaron a llegar, siendo entre los asistentes, un chaquetudo de gorra roja el más participativo.

Desde hace horas ya muchos nos habíamos enterado de la muerte de Juan Gabriel, pero, ¿a quién le importaba eso en este preciso momento? Podíamos llorarle al día siguiente. Ahora había que sacarnos toda esa oscuridad de encima y acabar el ritual.

ACÁ LA GALERÍA COMPLETA

m005

m008 m010 m011 m014 m013 m015 m016 m012 m017 m019 m020 m018 m021 m022 m023