The Parrots: “En Madrid había otro sector que sólo quería escuchar buen garage y sudar en los conciertos”


Los rostros que conforman al trío madrileño, The Parrots, jamás se habían mostrado con tan poca noción del miedo, hasta hoy, época en que luego de un par de materiales de corta duración, giras por el mundo y el reconocimiento y fichaje por parte de sellos como el californiano, Burger Records, han estrenado ‘Los Niños Sin Miedo’, un álbum debut en el que se ve materializada esa desfachatez y temeraria actitud que los ha marcado desde el inicio de sus pasos.

Larry, Alex y Diego, son aquellos “niños sin miedo” de los que habla el título de la caratula, mismos que a través de sus shows, han aprendido a dormir en suelos ajenos, a dominar públicos de todo tipo y seguir haciendo del garage su estilo de vida. Hablamos con Diego García, guitarra y voz de la emplumada tercia, sobre este nuevo disco, sus shows en toda Europa, su próxima visita a México en el marco del Festival Waco, la prensa española y el estado actual de la música con la que predican en su país:

Me comentaron que estaban en una sesión de fotos hace un rato…

Si, hemos hecho una sesión para una revista llamada Tentaciones, y nada, ha ido muy guay, muy divertida.

¿Y les gusta posar para la cámara?, ¿O es ya una parte fundamental del trabajo?

Bueno, a lo mejor por hacer esto nos hemos ganado unos “vaqueros” ahora… no es algo que nos planteemos, pero nos sentimos cómodos haciendo cualquier cosa.

Hablando sobre el nuevo disco, el nombre es bastante llamativo, ¿Quiénes son esos niños sin miedo a los que hace alusión el título?

“Los niños sin miedo” somos nosotros: Un colega nuestro que nos hacía de roadie recién empezaba a salir a nuestros shows y comenzó a llamarnos así, luego se nos quedó. En realidad fue porque llevamos mucho tiempo durmiendo en el suelo cada que salimos a tocar, que estamos borrachos y sin que nos importe algo, mucho menos las cosas que se dicen por ahí… ¡yo qué sé! Nosotros vamos a todo e intentamos comernos todo.

Para una banda completamente independiente, ¿qué tan importante ha sido formar parte de Burger Records para uno de sus pasados lanzamientos?, ¿Hay más fiestas o más responsabilidades?

Nosotros seguimos igual, y estamos tan contentos de dormir en el suelo –y en cualquier sitio– siempre y cuando nos inviten a tocar… y es que seguimos teniendo la misma actitud ante las cosas que se vengan, no ha cambiado mucho por ese lado. Pero también está muy bien que, luego de trabajar tanto tiempo haciendo canciones y tocando, venga gente que son grandes, que les gusta la música y que tienen la posibilidad de hacer cosas importantes junto a nosotros… eso es algo que nos ayuda a seguir teniendo ganas para dormir en cualquier lado, que nos escupan o volvernos locos tocando.

¿Les han escupido entonces en los shows?

Alguna vez ha sucedido… y nosotros también, pero de buen rollo, eh, que todo ha sido con sentido ja ja.

Pero este nuevo álbum estará editado bajo Heavenly Recordings, ¿ha quedado fuera Burger Records por ahora?

Para este disco todo se hará con Heavenly, sí, pero Burger sigue estando ahí y son unos tipos con los que nos la llevamos genial y son de putamadre, además, admiramos todo lo que hacen porque es una locura lo mucho que trabajan. Este álbum teníamos que hacerlo con Heavenly, fue algo que nos ofrecieron y nos apetecía mucho trabajarlo con alguien de ese tamaño.

También es cierto que en este álbum experimentaron más y varias canciones salieron directo del estudio, ¿a qué se debe ese juego de espontaneidad?

La verdad es que cuando grabamos los otros EP’s teníamos el tiempo justo para grabar todo y ya está, nunca hemos sido una banda que le sobre mucho el tiempo, pero esta vez sí que teníamos más días y muchas canciones hechas… y de estar tocando todo el día y entre grabaciones, seguían saliendo todavía más canciones.

¿Se podría decir entonces que este es un álbum menos planeado y con más improvisación?; ¿llegaron con menos canciones de las que salieron al final?

Llegamos con muchas más en realidad, pero al final no entraron, incluso ahí hicimos más, de hecho las tenemos grabadas pero estarán disponibles para otro momento. Más que poco planeado –porque es un disco que está más trabajado que antes– creo que teníamos una mayor confianza para hacer lo que queríamos, y con ello, crear canciones nuevas; era más fácil decir esta vez “ahora mismo quiero esto en el disco”, “esto no va”… siempre supimos que estábamos haciendo las cosas bien.

Algo que veo también es que la portada del disco recuerda mucho a aquellas viejas bandas de rock psicodélico, pero musicalmente, ¿Qué fusiones hubo entre los géneros que acostumbran tocar?

Pues como dices, tiene que ver con la misma esencia de la música, que al final resulta ser una fusión de las muchas cosas que nos gustan… y en la cuestión del arte, pues, debería serlo también, ya sea que lo veas desde la psicodelia, el surf, o incluso cosas de pop antiguo que nos gustan mucho. Siempre hemos sentido que bebemos mucho de eso y en la música también se percibe.

“Sí que es verdad que la “música” de nuestro rollo está también teniendo un poco más de entrada en muchos lugares: estamos metiéndonos en festivales y sonando en la radio, ¡o sea que de puta madre! ¿No?”

Están atravesando una gira bastante importante y vienen a México pronto… ¿Cuáles son las fechas clave?

La fecha en Londres ha sido una locura. En Madrid tocamos en octubre y presentarse en casa es siempre de las mejores sensaciones… y luego vamos a México al Festival Waco. Ir a México es una gozada, siempre lo es porque vemos a nuestros amigos: a los Blenders, Dromedarios Mágicos, AJ Dávila, gente que queremos.

Hace poco más de un año tocaron justo con los Blenders acá en México, pero ahora estarán de regreso con nuevo disco, nuevas canciones, etc… ¿Qué les llama de este festival? Y bueno, no vienen solos; beGun y PXXR GVNG también llegan desde España…

De las cosas que más nos gustan de tocar fuera son los amigos que hemos hecho en el camino, y volver a México y ver esas amistades es la leche, pero la verdad, el cartel del Waco es increíble; como dices, va beGun, va Nicola Cruz que mola mucho, y los PXXR GVNG que es una locura… pero lo que nos emociona más es poder estar en el país unos días.

¿Tocaron un solo día aquella vez, no?

Si, teníamos en Costa Rica un festival y luego en Los Ángeles otro show. No estuvimos mucho tiempo realmente, 4 días quizás.

¿Y que diferencia encuentran entre un festival latinoamericano y uno español?, ¿Qué tanto puede cambiar de un continente a otro?

Pues no podríamos decir mucho sobre eso aún porque el evento en Costa Rica era un festival de sala, entonces no sentimos esa vibra como tal, ya después del Festival Waco te podremos decir algo más, pero sí que es seguro que la gente de México sabe pasárselo muy bien en los conciertos.

Algo que leí hace poco sobre la prensa española es que estaba poniendo gran atención al garage nacional ahora, ¿era cierta esa afirmación o es algo que siempre ha dado de qué hablar?; ¿La prensa revisa al género de forma global o a las bandas por separado?

Yo creo que va más por el género, pero también la música en su totalidad es algo que se está tomando en cuenta hoy más que nunca, pero sí que es verdad que la “música” de nuestro rollo está también teniendo un poco más de entrada en muchos lugares: estamos metiéndonos en festivales y sonando en la radio, ¡o sea que de puta madre! ¿No?

¿A qué se deberá ese cambio?

Creo que aquí en Madrid, hace unos años, la gente joven tiraba mucho de música electrónica y había otro sector, uno más relegado, que no se sentía muy identificado con eso y que al final sólo quería escuchar un buen garage, un buen rock and roll, y sudar en los conciertos. Hay más gente que quiere hacer esto y hay más gente que lo escucha, y eso al final tiene más repercusiones.

Entonces el garage va de subida por alla…

Bueno, en España este tipo de música sigue siendo algo muy minoritario, no es para nada mainstream tampoco, pero simplemente está creciendo, nosotros lo notamos en el público y en los grupos que salen… aparecen muchos más y esto forma una tendencia en crecimiento.

Y es una tendencia que invade toda Europa, como que los reciba un público tan duro como el de Inglaterra de tan buena forma y ya varias veces…

Sí, estamos tan sorprendidos como contentos, y afortunadamente, nos tratan de putamadre y nos suelen recibir muy bien en donde sea; la gente de Inglaterra, ahora que lo mencionas, por ejemplo, se está abriendo más, ya que solían estar cerrados siempre a cosas exclusivamente de su país, pero vaya, esto nos conviene a todos.