Sierra León: “Este disco nos hizo reencontrarnos con nosotros mismos”


Con el tiempo, su nombre se ha vuelto recurrente cada vez que volteamos a ver los carteles de festivales independientes a lo largo y ancho de nuestro país, e incluso, a sitios tan remotos como China. Ellos son Sierra León, oriundos de Nayarit, mudados a Guadalajara y recientemente llegados a la CDMX.

Hace poco estrenaron el vídeo de “Laberinto de Espejos, tema con el que están despidiendo su cuarto material, ‘No Somos los Mismos’, y así, bajo esa carta, varios discos después y con un montón de millas recorridas, platicamos con Manuel Castellón, vocalista de la banda, sobre todo ese proceso que los ha llevado a ser uno de los proyectos con mayor crecimiento de la escena independiente hoy día.

 

Sierra León es una banda que siempre está tocando…

Es la manera en que absorbemos la energía del público y de los lugares, es la materia prima que nos permite seguir creando; El año pasado tuvimos la oportunidad de estar en China en un festival llamado Meet In Beijing, hemos estado toureando desde el 2013 y este año pudimos salir de gira con Apolo y Disidente.

Siempre estamos buscando la manera de verter toda esa energía, ya sea en un disco de rock electrónico o en uno de folk con remixes electrónicos. Somos una banda que siempre busca experimentar y crecer a través de diferentes vertientes.

Luego de cuatro materiales y un montón de shows después, ¿en qué es diferente hoy Sierra León que en sus  inicios?

Antes que músicos, somos amigos, y sí, llevamos tanto tiempo tocando que somos como hermanos; nos interesa mucho disfrutar la convivencia, los ensayos, los viajes y las tocadas. En ese aspecto seguimos siendo la misma banda, pero definitivamente, la diferencia está en lo que nos ha ocurrido: en las nuevas influencias, en las experiencias que hemos vivido, todas las giras, las personas que hemos conocido, las bandas que hemos escuchado… nuestro sonido se ha alimentado de todo eso. Existe un bagaje mucho más grande del cual podemos inspirarnos para poder seguir generando música.

Dentro de todo ese camino recorrido hay una parte donde notamos el gran cambio: en ‘No Somos los Mismos’. Fue un momento en el que todos estábamos buscando crecimiento, nuevas maneras, volver a emocionarnos con lo que hacemos, y todo eso se juntó con nuestra llegada a la Ciudad de México, donde debíamos asentarnos y crear nuevas relaciones, absorber todo lo que pasa en la ciudad…  fue un gran cambio y este disco refleja todo eso.

“Para ninguna banda es fácil, ni para una banda de rock o de pop, ni para las bandas de aquí o de Estados Unidos o de Perú o de China; las bandas que logran sobresalir son las que se enfocan en su música y en seguir trabajando.”

Están en la etapa de despedida de ‘No Somos los Mismos’, y como parte de eso recién estrenaron vídeo para “Laberinto de Espejos”…

Es un vídeo diferente porque a diferencia de los anteriores, en este no aparecemos. La dirección fue de Roberto Solís, y se hizo en Guanajuato por la similitud que tiene con la metáfora de la canción, que habla sobre esa telaraña de incertidumbre que a veces te atormenta y de la cual sólo buscas una escapatoria. Elegimos Guanajuato por toda esa arquitectura tan solemne, es una ciudad muy folklorica, esos detalles son los que ofrecen la escapatoria a todos esos túneles oscuros. Ahí está la metáfora, siempre hay una salida pero debes recorrer los laberintos.

¿Qué tanto les dejó este último disco?

Aunque suene a cliché, este disco nos hizo reencontrarnos con nosotros mismos, nos hizo reflexionar mucho sobre lo que estamos buscando en el mundo de la música y cómo expresamos ese mensaje. Todas las giras, las experiencias, los nuevos amigos, el aprendizaje, ver bandas de otros lugares, compartir escenario con algunas de ellas, todo eso suma y definitivamente aprendimos mucho. Ahora tenemos en mente y estamos completamente enfocados en que todas estas experiencias van a repercutir en nuestro sonido y en nuestra misma visión de la música.

Si tuvieras que elegir un momento relacionado con disco ¿cuál sería?

Nuestro último show en Toluca, junto a Disidente y Apolo, es uno de los mejores recuerdos: Al final del set de Disidente, Alex invitó a todos los integrantes de las bandas a subir al escenario; estamos tres bandas sobre el escenario en un Landó [Foro] abarrotado, con la gente cantando, sudando, ese nivel de entrega nunca lo había sentido. Comenzamos a lanzarnos hacía el público y al hacerlo sentí la confianza de que la gente estaba ahí. Fue una completa comunión con el público. Eso me dejó marcado para siempre.

Sierra León son una de esas bandas que en muy poco tiempo han crecido enormidades, han tocado en todos lados, dentro y fuera del país, ¿hay algún secreto?

No creo que haya un secreto, es cuestión de mentalidad y enfoque, eso es lo que hace la diferencia. A veces nos metemos en una dinámica de enfocarnos en lo que está mal: que si el país, que si las bandas no se apoyan… cada uno forja su propio camino y si puedes apoyar a otros, adelante. Siempre hay pretextos para no hacer las cosas y para justificar la posición en donde estás.

Si tienes una visión de qué quieres hacer y a dónde quieres llegar, debes buscar la manera de seguir adelante, de superar los obstáculos. Para ninguna banda es fácil, ni para una banda de rock o de pop, ni para las bandas de aquí o de Estados Unidos o de Perú o de China; las bandas que logran sobresalir son las que se enfocan en su música y en seguir trabajando.

Con cada vez más bandas, festivales y colectivos ¿ha habido un cambio real en esa mentalidad?

Completamente. Existe hambre por generar cosas: cuando no hay espacios los generamos nosotros, si no hay dinero para hacer un disco, lo grabamos en la casa… hay muchos proyectos, medios, colectivos y eso me emociona mucho porque te habla de un cambio de conciencia, de mentalidad colectiva, la gente se da cuenta de que las cosas están en uno mismo, y me emociona ser parte de todo eso.