Bufi: “En ‘Revelación’ intenté balancearme entre una producción experimental y profunda”


Mateo González está de vuelta. Luego de pasar un tiempo en Francia y empaparse de todo lo que una escena tan desarrollada como esta podía ofrecer, Bufi lanzó hace un tiempo ‘Revelación’, el sucesor de su tan amado ‘Trilogy’.

Luego de pasar lista en Trópico, charlamos con uno de los productores más prolíficos del país; desde hablarnos sobre todo lo que hizo entre un disco y otro; su estancia en Francia y cómo consolidar lo que se está haciendo en nuestro país; sobre Theus Mago, su alter ego enfocado al techno; y obvio, sobre el hipnótico sonido de ‘Revelación’… todo está en esta nutrida charla de afilados beats por minuto.

Recién acabas de lanzar material, pero, ¿qué pasó en esos cuatro años entre ‘Trilogy’ y ‘Revelación’?

Mucho. Como Bufi hice varios remixes; el de Hello Seahorse, Hot Chip, Little Dragon, entre varios otros. También publiqué un EP, ‘Salvaje’, con el que inicié relación con Discotexas, quienes también publicaron mi último álbum. En 2014 y 2015 estuve viviendo en Francia y desarrollando mi nuevo proyecto, Theus Mago, más enfocado al techno-drone.

Y justo en Francia surgió mucho de lo que es este nuevo disco, ¿de qué forma influyó esa estancia en la música de Bufi?

Estando por allá tuve contacto con muchos músicos y amigos que definitivamente influyeron en mis gustos. Pude acercarme más a las raíces del techno y el disco que hoy en día toco en las fiestas, adentrarme en la música de artistas como Kraftwerk, Juan Atkins, A Number Of Names, Liasons Dangereuses, etc.

En ‘Trilogy’ se podía distinguir una estructura más pop en los temas, sin embargo, en ‘Revelación’ se te nota más experimental, más clavado en el sonido…

Uno de los aspectos que me atrajo hacia la electrónica fue el detalle en el diseño del sonido, las texturas, los colores… en ‘Revelación’ intenté balancearme más entre una producción experimental y profunda, y los ganchos y las melodías. En el año que estuve por allá tuve mucho tiempo para producir y ¡creo que pude pulir mis capacidades!

 

“Theus Mago es mi alter ego, en donde le doy cabida a mis impulsos más abstractos y animales; es música para bailar con la mente. Bufi, por otro lado, atiende al amor que tengo por las melodías, los acordes y los ganchos pop”

Cuéntanos sobre la parte de la producción, todo lo hiciste en México…

Así es, aunque desde que estaba en Francia hice varios tracks para el disco que finalmente no utilicé. Haciendo un recuento, hice un aproximado de 40 canciones: algunas totalmente terminadas, otras en etapas de maqueta. Utilicé poco hardware, ya que antes de irme a Francia vendí prácticamente todo mi estudio, aunque sí conservé algunos pedales de guitarra, los cuales usé bastante junto con sintetizadores que pedí prestados.

De lo obtenido en una escena electrónica tan avanzada como la francesa, ¿qué es lo más valioso que aprendiste?

Que el profesionalismo y la perseverancia sí dan frutos, tarde o temprano.

Comparando un poco lo que hay aquí y allá, ¿en dónde sitúas la escena mexicana?

En una etapa joven y enérgica, pero con mucho qué proponer. Nuestra situación histórica y socioeconómica nos coloca en un retraso de 10 años con respecto a lo que se ha hecho en otras culturas, aún hay mucho que construir y aprender, pero justamente al ser una nueva pieza en el panorama, tenemos muchas cosas genuinas y distintas para aportar.

 

Regresaste cargado de proyectos también, mencionas a Theus Mago, ¿en qué es diferente a lo que haces como Bufi?

Theus Mago es mi alter ego, en donde le doy cabida a mis impulsos más abstractos y animales; es música para bailar con la mente. Bufi, por otro lado, atiende al amor que tengo por las melodías, los acordes y los ganchos pop. El último disco de Bufi definitivamente está impregnado del sonido “Theus”, lo cual me gusta mucho, aunque para el siguiente álbum pienso regresar un poco más al sonido synth-pop que originalmente tenía Bufi.

Últimamente también estás dando talleres sobre DJing y cómo moverle a los fierros, cuéntanos qué tal te sientes como “el maestro”…

Me gusta mucho. Al comenzar a dar clases me di cuenta que tenía muchos huecos en mi formación como productor e ingeniero de audio, algo totalmente lógico dado que nunca estudié nada de eso formalmente. Esto me obligó a leer un poco más sobre la teoría, lo cual obviamente he aplicado en la práctica y me ha ayudado mucho a mejorar la calidad de mis producciones.

Sobre tus próximas presentaciones, ¿qué podemos esperar del nuevo set de Bufi?

Música funky y divertida, pero sin llegar a lo “cheesy”, por momentos medio clavada.

Por último, ¿cuál ha sido la revelación más grande o impactante que has vivido?

Que en la vida a veces se gana y a veces se pierde, pero no pasa nada. Es más fácil vivir contento cuando sabes que no todo se trata del éxito y el reconocimiento.