We Are The Grand: “Este disco representa mucho más al grupo, en ‘Volver’ se ve un sello más definido”


Desde hace varios años que la escena chilena dio un boom importante, y ver talentos andinos en nuestro país ha dejado de ser novedad desde hace rato. Si se tratara de futbol, diríamos que los refuerzos de lujo para nuestros equipos vienen desde Chile; lo mejor es que no todos juegan en la misma posición y We Are The Grand son un muy buen ejemplo.

Con un sonido mucho más rockero, envuelto en afianzadas guitarras que dejan de lado los sintes a los que tanto nos ha acostumbrado el pop de su país, el cuarteto anduvo en México por quinta vez, ahora promocionando ‘Volver’, su más reciente material, mismo que presumirán ante medio mundo en el próximo Vive Latino. Así pues, charlamos con Sebastián Gallardo, frontman de la banda, sobre los orígenes de We Are The Grand y la importancia de darle tiempo a una nueva generación de bandas chilenas que pronto estará invadiendo las canchas mexicanas.

¿Qué es We Are The Grand?

Somos un grupo de rock alternativo chileno, llevamos 7 años tocando y hemos editado dos Ep’s y dos larga duración. Hace un par de meses lanzamos ‘Volver’, nuestro segundo disco, el cual tiene grandes diferencias con el anterior, empezando porque las letras son completamente en español y todo lo que habíamos hecho antes había sido en inglés.

¿A qué obedeció el cambio de idioma en el nuevo disco?

Fue un proceso natural, no fue que quisiéramos cantar en español sólo por hacerlo o porque quisiéramos que nos fuera mejor. Teníamos harto tiempo tocando juntos, pasa que uno escucha música nueva o redescubre música que ya conocía de chico; uno quiere crecer como músico, experimentar con cosas nuevas y si bien nunca pensamos hacer algo en español, pasó que el proceso de composición cambió con respecto a los discos anteriores, donde hacíamos todo juntos.

En ‘Volver’ pasó mucho que se llegaba con una idea ya trazada, entonces hubo mucha más libertad para cada uno de mostrar cosas a la banda. “Soy”, el primer sencillo, lo comenzamos a armar así y sentí que lo que quería decir tenía mucho más significado si salía en español que en inglés, es una letra más personal y cuando la presenté fue muy natural, nadie cuestionó que fuera en español. Después trabajamos con otros temas y fue muy natural que algunos salieran en inglés y otros en español. Cuando quisimos cerrar la lista para el disco, decidimos sacar varias en inglés que no representaban tan bien lo que era el material.

Ahora están viviendo en Chile, pero los comienzos de la banda se dieron en Inglaterra, ¿crees que de algún modo la vuelta a Sudamérica fuera factor para el cambio inglés-español?

No. En Inglaterra vivimos por 2010, cuando recién empezaba el grupo, pero la banda comenzó en Chile. Creo que la residencia en Inglaterra tiene más que ver con los inicios, yo soy bien del sur, llegué a Santiago a estudiar música y no me gustaba la manera en que la enseñaban y salió la oportunidad de estudiar producción musical en Inglaterra;  yo tenía que enviar material para trabajar en la universidad y probablemente las primeras tres canciones de la banda fueron hechas así.

“Dentro de nuestra generación hay hartos grupos con cosas interesantes, que dejan de lado el electro pop y hacen cosas con guitarras. Hay incluso una generación menor que está formando su escena y también se están llenando de guitarras”

Dos discos después y con cambios notables en cuanto a estilo y arreglos, ¿están más cerca del sonido al que querían llegar en ese entonces?

De algún modo sí, aunque uno nunca está seguro de qué sonido quiere alcanzar. Yo creo que el sonido se ha ido puliendo y encontrando a manera que avanza el tiempo y los músicos se encuentran y agarran experiencia tocando juntos. Este disco representa mucho más al grupo, el material anterior se puede ver más como un aprendizaje para llegar a este, quizás antes se notaban más influencias de otros grupos, pero en ‘Volver’ se ve un sello más definido.

¿Qué define hoy a la banda?

Le dimos un peso más importante a las letras, preocupándonos por lo estrictamente musical, lo cual hace que el disco tenga mucha más fuerza. No queremos sonar ni a indie, ni a rock ni a lo que sea, simplemente sonamos a lo que salga, tratamos de dar mayor importancia a la canción en su forma más pura, dejando que la letra guíe el tema y luego metemos los arreglos sin que estos estorben al mensaje que queremos dar… a diferencia del disco anterior, donde había riffs o beats que llamaban la atención, cosas que hoy no consideramos tan importantes porque a nadie le interesa, ni siquiera a nosotros. La música que estuvimos escuchando va desde el pop más pop hasta el rock más pesado y todo se basa en buenas letras y buenos mensajes que hacen buenas canciones.

Esta es su quinta visita a México, ¿cómo ha cambiado su percepción de lo que ocurre acá, musicalmente hablando?

Nos encanta México porque siempre nos tratan súper bien, las fechas que tuvimos en esta pequeña gira han sido muy buenas y muy extrañas. Tocamos en 212 RMX en Guadalajara y nos llevamos una gran sorpresa porque a pesar de la lluvia, llegó la gente y muchos se sabían nuestras canciones. También estuvimos en Cuatitlán y Monterrey abriendo a Lucybell, la gente se acercaba a la banda, preguntaba por nuestra música, por las redes sociales…  ha sido distinto a los viajes anteriores. Esta gira sirve de preámbulo para el año siguiente que venimos al Vive Latino.

Después de tantas fechas por acá, ¿ya se sienten locales en México?

De algún modo sí porque nos tratan muy bien, pero por otro lado vamos recién comenzando. A pesar de que hemos venido varias veces, hay un montón de cosas por hacer, debemos venir más; tenemos planeadas tres fechas el siguiente año, debemos seguir trabajando igual en Chile que en México. Por cómo funciona la música hoy día, hay que hacer trabajo de hormiga, es la única manera en que uno va viendo resultados.

Comenzaron en Inglaterra, volvieron a casa y ahora nos visitan constantemente, ¿es el mercado latinoamericano el objetivo de la banda o hay planes de volver a Europa o brincar a Estados Unidos?

Afortunadamente en este tiempo nos han hecho invitaciones a diferentes lugares y tratamos de tomarlas todas. Ya tenemos el calendario ocupado hasta como a mediados del otro año y queremos ir afianzando lugares a los que ya hemos ido, como México, Perú o Colombia y visitar países nuevos como Uruguay, Argentina o España.

Cuando pensamos en música chilena automáticamente hacemos referencia al pop de sintetizadores, pero ustedes no se encuentran dentro de ese terreno. ¿Qué se está haciendo en Chile fuera de lo que conocemos acá?

Es bien común que artistas como Gepe, Javiera Mena, Francisca Valenzuela o Camila Moreno toquen en México y todos miembros de una generación mayor a la nuestra en cuestión de edad. Dentro de nuestra generación hay hartos grupos con cosas interesantes, que dejan de lado el electro pop y hacen cosas con guitarras. Hay incluso una generación menor que está formando su escena y también se están llenando de guitarras; nosotros estamos abiertos a eso, nuestro sonido es diferente al de la mayoría de grupos chilenos que se pueden conocer por acá.

Estamos haciendo muchas cosas con otros grupos de acá también; hay una escena fuerte que está creciendo y que aunque aún no está sonando en México, seguro le irá igual de bien que a la generación de Gepe o Pedropiedra.

¿Cuál es el siguiente paso a dar para esas nuevas generaciones de bandas?

Sólo falta tiempo, tocar, recorrer Chile primero, aprender cómo se hacen las cosas, conocer a otros músicos… todo eso abre puertas y te deja conocer cómo se hacen las cosas. Bandas como Fármacos o Niño Cohete no han ido a México y ya tienen fans allá. Son grupos jóvenes y les falta tiempo, seguramente en un par de años estarán sonando por acá.