Fármacos: “La constante del disco es que traté de buscar una mayor luminosidad en las canciones”


Un lustro ha pasado desde la salida de ‘Abril’, el inaugural EP de Fármacos, una de las bandas chilenas que, a través de sus siguientes materiales y sus presentaciones en vivo, engalanaron su trabajo con señalamientos por parte de la prensa a ser éstos, una de las siguientes promesas musicales de su país; uno de los grupos a seguir; un obligado –reciente– dentro de la industria emergente de Chile. Pero eso poco importa. Mucho menos a Diego Ridolfi, voz del conjunto.

Estado de Gracia’, el material que el grupo continúa promocionando desde su estreno el año pasado, es una carta pop de refinadas melodías, y en donde, según palabras de Ridolfi, se expresa más “real” en su aporte lírico y con una mayor producción sonora que se destaca de sus anteriores lanzamientos. Este LP, sumado a su repertorio bien conocido desde su álbum debut, será el motor de su primera gira en México, con una destacada fecha en el Showcase Sounds & Forms vía #NrmalFriends, y toda una serie de shows dentro del país.

Hablamos con Diego Ridolfi sobre el estado de la música chilena actualmente, su más reciente álbum, el pop y su siguiente visita a México:

Han pasado ya varios años desde la salida de ‘Los Días Más Largos’, ¿qué pasó en todo este tiempo previo al estreno de ‘Estado de Gracia’?

Tocamos bastante en vivo. Dentro del circuito de bandas Chilenas nuestro nombre comenzó a crecer, y en realidad, ese disco nos hizo avanzar bastante. Tocamos en el Lollapalooza y nuestro público comenzó a aumentar también paulatinamente. También hubo mucho tiempo de aprendizaje de todo tipo: personal, grupal, musical, etc. Estaba componiendo de una forma muy relajada, y, de un momento a otro, me di cuenta que el tiempo estaba pasando muy rápido y debía apresurarme en hacer un disco; no sé si es que haya un tiempo determinado para hacerlo, pero cuando haces que la música sea tu vida, hay ciertas cosas que debes hacer para lograr tener una carrera, y el tiempo estaba pasando…

Se nota, desde el inicio, un salto enorme en cuestión de producción y propuesta sonora; hay mayor solidez en el material, es como hablar del refinamiento de su pop…

En lo personal es parte de mi obsesión. Superarme siempre. No admiro mucho cada trabajo que hago, prefiero analizar los errores que cometí más que los aciertos.

¿Cuál fue la inspiración principal de ‘Estado de Gracia’?

No sé si puedo hablar en términos tan concretos. Sí quería que fuera distinto a lo que se había hecho antes. Quizás la inspiración o lo más constante del disco es que traté de buscar una mayor “luminosidad” en las canciones, comenzar a preocuparme más de las melodías y las letras, y no ceder a las primeras cosas que se me ocurrieran. También casi todas las canciones hablan de cosas un poco más concretas, quizás es más vivencial y de experiencias reales sobre lo que habla cada canción.

 ¿Y cuál es el verdadero estado de gracia de la banda? 

Creo que Fármacos está pasando el mejor momento en cuanto a todos lo que conformamos la banda. Nos han pasado cosas demasiado intensas, tanto negativas como positivas, y eso ha hecho que el equipo de trabajo esté más unido que nunca. Disfrutamos mucho cada momento; de un ensayo, a un show, a una reunión, a un viaje y lo que sea… ‘Estado de gracia’ es un concepto difícil de definir porque es algo súper personal creo yo, pero hay un estado demasiado especial ahora en Fármacos que antes no existía tanto.

No quiero representar etiquetas. No me interesa. Eso es una labor periodística y la mía es una labor musical. Jamás, ni cuando adolescente, quise pertenecer a algo. Creo que la libertad en todos los aspectos es lo más valioso. Si un día quiero hacer un cambio radical con todo lo que hago, lo haré.

¿De qué habla Fármacos en este disco a diferencia de su pasado álbum?, ¿hay una gran transición lírica también además del sonido? 

Como te decía antes, siento que las letras son más vivenciales… también es como más maduro. Me pasaron muchas cosas entre un disco y otro, y para mi es inevitable ir avanzando dentro de lo que uno hace. No podría estar hablando de las mismas cosas que hablaba hace 3 años. Es un disco que pasa por distintas temáticas: desde el amor a perder algo, a momentos de intimidad con alguien, e incluso la dualidad que siento que pasa en “Eternidad”, donde se puede entender desde una invasión a lanzarse y vencer todo, y que a la vez se puede entender como un mensaje suicida. Para mí, una de las letras más especiales que he hecho fue “Visitarte”,  que es una canción que se la hice a mi abuelo que tiene Alzheimer.

Luego de los años, y tras el lanzamiento de varios materiales y sencillos, ¿en dónde se encuentra Fármacos hoy día en la escena chilena? 

No sé si yo debo definir eso. También eso de la escena es tan subjetivo. Creo que cada banda, proyecto o artista debe cultivar su propio camino. Que exista una escena y que se desarrolle entre todos los que la formamos, sí, pero creo que la definición de eso es para los periodistas. Un músico debe hacer música y punto, ser lo más libre posible y ojalá, no dejarse limitar por etiquetas.

¿Y si hablamos de pop, qué hay del género y cómo ha evolucionado en la música chilena?  

Más allá que el hablar del pop –que ya es un término muy utilizado y manoseado– creo que la música chilena está en un nivel en el cual me enorgullece mucho estar viviendo este momento. Porque dentro del género musical que sea, las cosas se están haciendo muy bien. Sea cual sea tu gusto vas a encontrar algo que se hace en Chile y que se está haciendo muy bien. Creo que se debe a que muchos de los que estamos haciendo música nos tomamos esto demasiado en serio. También creo que es la única forma de hacerlo bien.

He leído que no tienen el interés de pertenecer al indie, supongo que no hay un interés realmente por formar parte de un “círculo” que pueda restringirlos…

Es que como te decía antes, no quiero representar etiquetas. No me interesa. Eso es una labor periodística y la mía es una labor musical. Jamás, ni cuando adolescente, quise pertenecer a algo. Creo que la libertad en todos los aspectos es lo más valioso. Si un día quiero hacer un cambio radical con todo lo que hago, lo haré. Me encantaría que Fármacos, con los años, se volviera algo difícil de definir. Los géneros musicales o el sentirse que uno pertenece a algo, para mí, es limitarse. Y para mí ese es el último camino que tomaría en mi vida.

Estarán en México, ¿qué les emociona de venir a nuestro país?

Creo que siempre ha sido un sueño. Es probablemente del lugar de donde más nos escriben entregándonos buena onda y agradeciendo la música que se ha hecho. También ustedes son un país gigante para poder recorrerlo y sabemos que son amantes de la música. Chile es un país pequeño y acá cuesta harto esfuerzo dedicarse a esto. Nos da mucha curiosidad sentir el cariño del público mexicano porque desde que existe Fármacos, nos han escrito. Es lindo saber que sea un país tan amante de la música y con tanto respeto hacia ella. Creo que querer vivir esa experiencia es la mayor emoción.

Seguro has escuchado mucha música mexicana…

No conozco tantas cosas como debería conocer. También quiero aprovechar el viaje para eso, ya que tocaremos con varias bandas mexicanas. A mí, en lo personal, me gusta harto lo que ha hecho Zoé, de hecho abrimos su show la última vez que vinieron a Chile, también lo solista de León Larregui, cosas del trabajo que ha hecho Juan Son, he escuchado algunas cosas de Siddhartha y varias bandas en realidad. Pero quiero conocer más estando allá, en primera persona, que acá de tan lejos no llega tanta música mexicana a Chile (a excepción de las rancheras).

¿Qué tan cercanos sienten esa relación México – Chile en cuestión musical?

Creo que es tremenda, aun viéndola de lejos. Es impresionante el cariño y el calor que hay desde México por la música chilena. Creo que es el lugar donde más se valora y más se respeta. Eso es muy motivante, especialmente por las ganas de salir de las fronteras y límites de tu propio país donde a veces te son muy indiferente.