Si hay algo hoy de lo que puede presumir la escena mexicana es de tener exponentes de todos los géneros surgiendo por todos lados. Y lo interesante viene cuando esos proyectos comienzan a consolidarse y a construir un sonido propio, lleno de valor. Ese es el caso de Lancastell, cuarteto de la CDMX que ha encontrado entre un mundo de influencias el color de su música.

Hace muy poco lanzaron ‘Primary Feelings‘, su primer Ep y con el cual demuestran que están para cosas tan importantes como el próximo Festival Marvin. Así las cosas, platicamos con ellos acerca de las tonalidades de su sonido, su paso por reversionar a Yo La Tengo, la disociación de la banda por el shoegaze y de esos primeros sentimientos en la corta pero exitosa carrera de Lancastell.

Unos dicen que la música de Lancastell es shoegaze, otros dicen que es dreamwave… para ustedes, ¿cuál es el sonido que refleja la banda?

Ya es algo arriesgado decir que tocamos shoegaze, es una época muy latente para el género, hay bandas ya icónicas y posicionadas que le hacen, bandas que hicieron un revival muy correcto a un género que estuvo mucho tiempo en stand by… y no creemos que hagamos la fórmula correcta para pronunciarnos como una banda así.

Nosotros hacemos canciones que en un primer plano suenan pop, nos valemos de reverberacion en voz y guitarras que nadan en dinámicas de delay y fuzz para ensamblar las canciones en un resultado final, creemos que podría nombrarse “noise pop”.

Y aun asumiendo que su sonido se encontrara dentro del shoegaze, la música de Lancastell suena más luminosa y dinámica… ¿cuáles son sus influencias?

Nuestras influencias se mantienen ajenas al sonido que terminamos aterrizando, cada uno aporta algo diferente, pero en común, sí mencionamos mucho a bandas de los noventas de britpop o pioneras en el dreampop y el shoegaze, como Pale Saints, Ride, elastica, Oasis, The Field Mice… y algunas otras bandas como Drop Nineteens.

Lancastell es una banda joven y ‘Primary Fellings’ es el nombre del primer EP ¿Cuáles son esas primeras sensaciones dentro de la escena?, ¿Con qué se encuentran al debutar?

El primer EP tenía mucha influencia de bandas del post punk revival, fue nuestro primer intento de forjar una banda en forma, entonces fue como un experimento en donde combinamos esas ideas con lo que fuimos aprendiendo en la marcha de componer, ensayar y tocar en vivo; también el ver el flujo de la escena y la oportunidad que podríamos tener, todo esto claro con el apoyo de varias personas. Ahora estamos terminando nuestro segundo material y esperamos proyectar un sonido más característico de nosotros.

El primer EP tenía mucha influencia de bandas del post punk revival, fue nuestro primer intento de forjar una banda en forma.

¿Cómo ha sido grabar en Black Bedroom y luego el lanzamiento a través de Emma´s House Records?

Empezamos con BBR hace varios años ya, tenemos mucho confort y confianza porque crecimos a la par del estudio y de la formación del ingeniero, él conoce nuestro sonido y modos particulares. Emma’s House Records fue una sorpresa muy bella, seguimos aún muy contentos del apoyo que nos han brindado y admiramos mucho la labor que hacen.

Lo último que les escuchamos fue el cover a “Sugarcube” de Yo La Tengo para The Blog That Celebrates Itself, cuéntenos sobre la invitación y cómo se sintieron reversionando a una banda de ese tamaño…

También fue una sorpresa muy bella lo del cover, respetamos y admiramos mucho la labor de Renato Malizia (dueño del blog), y el hecho de que nos volteara a ver fue señal de que estábamos haciendo algo bien y nos esforzamos mucho en impregnarnos del contexto musical de Yo La Tengo para recrear algo en forma. Quedamos contentos con el resultado.

Lancastell es parte del cartel del Festival Marvin, ¿qué podemos esperar de esa presentación y cuáles son las expectativas de la banda?

Hemos trabajado mucho para el show, compusimos canciones nuevas y ha sido muy útil para la banda trabajar a ese ritmo y con un objetivo tan concreto. Queremos dar lo mejor de nosotros y reflejar cuanto estamos disfrutando una invitación de ese calibre.

¿Qué actos del festival son los que más les emociona ver?

Estamos muy entusiasmados con Television, es una banda de culto que está lejísimos de nuestra generación y que jamás creemos poder volver a ver en vivo, también nos atrae una banda de España que se llama The Wheels, a Aj Davila –buen amigo, sus shows los disfrutamos bastante– y en general tenemos hambre de ver todos los actos posibles y apreciar todo lo que ofrece Marvin.

Antes de llegar al Marvin han andado tocando en otros festivales independientes en el interior de la república ¿cómo calificarían la labor de esos promotores y qué mejorarían de estos festivales?, ¿cuáles creen que son sus mayores fortalezas?

Es impecable el trato que nos han brindado los organizadores, la gente se mostró muy receptiva, en particular nos sorprendieron bastante en el Festival Vive Tu Música (Tlaxcala) y nos gusta bastante que haya espacios a bandas de la capital.

La música de Lancastell ha cruzado fronteras y el año pasado los incluyeron en una lista con las mejores canciones de 2016 en Inglaterra ¿cuál es la receta para lograr que su música se escuche en otras latitudes?

Cuando haces esto por gusto las cosas buenas siempre llegan solas… esperemos lleguen muchas más.