Las distancias ya no existen, y las fuertes y saladas olas de internet salpican nuestros oídos con muchísimas propuestas musicales. Una de las que llegaron con más fuerza a estas latitudes es la música de MULA, un trío de chicas nacidas en República Dominicana que traen todo el sabor y ritmo del caribe. Rachel Rojas y las hermanas Anabel y Cristabel Acevedo conforman este cóctel sonoro, mismas que han tomado lo mejor de géneros como el reggaeton o la bachata, y la conjugan con elementos electrónicos, deliciosos sampleos y temáticas que hacen de su proyecto algo más que sólo música para bailar.

Así pues, en el ULTR/MRNS pudimos platicar con la santa trinidad del caribe sobre la apertura del pop a géneros como el antes satanizado reggaeton , del papel de las mujeres en la escena latinoamericana y del fresco y rico material que es ‘Aguas‘, su más reciente LP:

Sabemos que no son nuevas en esto, pero, ¿quiénes son MULA y por qué las conocemos (en México) hasta ahora?

MULA es un proyecto de música caribeña fusionada con géneros electrónicos. Somos tres chicas de República Dominicana y hemos lanzado ya tres discos. El último se llama ‘Aguas’, y en él están incluidos nuestros tres últimos sencillos: “Retumba”, “No hay manera” y “Nunca Paran”, que han tenido una recepción muy positiva en México.

Musical y artísticamente, ¿qué está pasando en el Caribe?, ¿qué tanto trabajo les cuesta a los proyectos independientes traspasar fronteras?

¡En el caribe está pasando mucho! Mucho más que hace unos años atrás, hoy por hoy se siente una movida con fuerza. Tanto en República Dominicana, Cuba y Puerto Rico, que han sido los países del caribe que hemos visitado últimamente con el proyecto, hay mucha música nueva, muchos proyectos nuevos y sobre todo, música que reinventa nuestras raíces culturales.

Es un poco complicado aún lo de traspasar fronteras, porque muchos otros países quizás al tener una escena alternativa desde hace muchos años, han encontrado la forma, ya sea con ayuda gubernamental o de otros medios, de poder sacar su música a otros lugares. Pero igual, hoy por hoy tenemos una gran ventaja que es internet y todas las posibilidades que nos abre, entonces no importa en qué lugar del mundo estés, es muy probable que puedas difundir tu música… como es nuestro caso, nuestra mayor cantidad de escuchas en Spotify vienen justamente de Ciudad de México, aunque aún no hemos tenido la suerte de visitar la ciudad. 

Para ustedes, ¿qué tan difícil ha sido?, ¿Es ‘Aguas’ un parteaguas en la trayectoria de MULA?

Pues como te contamos, internet ha sido de gran ayuda ja ja, sí, ‘Aguas’ definitivamente marca un antes y después, independientemente de la recepción que haya tenido el disco. Es el reflejo de una etapa distinta de la banda, en la que encontramos un sonido más sólido y pasamos un poco la etapa de investigación que fue el primer disco.

Y el disco es una joya por la cantidad de ritmos, estilos e influencias… cada tema es diferente, pero todos encajan a la perfección como parte del mismo trabajo, ¿qué tan difícil fue lograr esa “homogeneidad” en ese mar de estilos?

 ¡Gracias! Pues en realidad no te podemos decir que fue fácil, pero sí que las cosas fluyeron y al final sentimos que encajaron justo como deseábamos.

Siempre han existido muchos proyectos de mujeres y cada vez hay más. Mientras más proyección le demos, más equitativo será todo y más chicas se sentirán impulsadas a exponer lo que hacen, porque sentirán que hay un apoyo…

En ‘Aguas’ también aparecen muchas temáticas expresadas en las canciones, igual encontramos una de desamor (“Juego de amor”) que una mágica como “Retumba” o “Nunca Paran”, ¿cómo fue el proceso de creación del disco en esta parte?

La composición de letras y temáticas tuvo que ver mucho con la música. Partiendo de lo que nos hacía sentir la música, componíamos las letras, igual todo el disco es el reflejo inmediato de lo que vivimos durante el último año y medio. Todas las cosas que aprendimos y las experiencias que tuvimos, tanto individualmente y como banda, salen a relucir tanto en las historias como en los sentimientos que cuentan estas canciones.

¿Qué aporta cada una al sonido de MULA? Desde sus influencias, gustos, sus hábitos o su forma de ser…

Creo que Rachel aporta todo el mundo de la electrónica. Eso fue lo que estudió, producción de música electrónica, por lo que es evidente que la música surja con estos matices. Fuera de eso, las tres crecimos en la misma ciudad del mismo país, y en esa “dominicanidad” es que está nuestro punto en común, por lo que las tres podemos aportar mucho de nuestras raíces musicales locales, como de lo que consumíamos culturalmente mientras veníamos creciendo: Telenovelas, bachata, merengue, reggaeton, Nickelodeon… de ahí la mezcla entre esa esencia de baile y música caribeña junto con toda esa nostalgia televisiva traducida al español latino ja ja.

Parece que el pop (entendido en el sentido general) se va abriendo a la exploración de géneros como el reggaeton o la bachata y que, hasta hace no mucho, eran repudiados por “la escena”… ¿cuál es su postura sobre ese tema?

Que está genial poder jugar y explorar tantos estímulos a los que somos expuestos desde siempre, ya sean musicales como socioculturales. De ahí surgen cosas nuevas, y cuando nos abrimos a todas estas posibilidades sin sujetarnos a una estructura muy rígida, podemos contar mejor lo que somos, y ahí está lo interesante, encontrar qué puedo contar solo yo, por mis experiencias particulares.

En México parece un cambio de reciente aparición, aunque supongo que, en el Caribe, su música y su gente, nunca experimentaron realmente este repudio del que hablamos, ¿cierto?

Pues hablándote específicamente de República Dominicana, en realidad sí, sabes que, como toda expresión cultural, la música también tiene ciertos rechazos dependiendo de los contextos sociales, económicos, culturales, etc., de donde surge. Entonces claro que sí, hay cierto rechazo elitista y también de los círculos más conservadores, como en todos lados.

Y sobre esta apertura, recién formaron parte de un compilado (‘No hay más fruta que la nuestra’) que reúne el talento de muchas mujeres y de distintos géneros, ¿Cómo perciben el papel que juegan las mujeres en la industria musical en Latinoamérica?

Pues nos pone muy contentas ver cada vez más mujeres siendo parte de distintos proyectos. Nos parece que el papel de nosotras como mujeres es contar el mundo desde nuestra perspectiva, en un mundo donde la mayoría de cosas se cuentan desde una voz masculina, creo que vale mucho el aportar un enfoque distinto.

¿Qué debemos hacer para mirar y darle un mayor peso a la equidad de género en este sentido?

¡Difusión! Siempre han existido muchos proyectos de mujeres y cada vez hay más. Mientras más proyección le demos, mientras más sean expuestos, incluidos en plataformas relevantes, más equitativo será todo y más chicas se sentirán impulsadas a exponer lo que hacen, porque sentirán que hay un apoyo, un sistema que las respalda igual que al resto.