Estar y no estar. El estado físico y sonoro de la banda originaria de la Ciudad de México, The Plastics Revolution, ha siempre jugado en esta delgada línea de la permanencia. Con materiales de estudio trabajados con mayor amplitud y otros tantos liberados a forma de sencillo con largas temporadas entre sí, ha pasado ya casi una década desde que el armado pop llegó a refrescar la música indie nacional.

La banda, conformada por Juls, Santi, Charis, Farah, Mario y Heftye, publicó recientemente ‘Seres Extraordinarios’, un Ep de cinco temas en los que, con variaciones a su sonido, han logrado destacar por su siempre festivo estilo. Porque fantasmas o no, los plastics fueron de los primeros en hacerlo; hablamos con Santi sobre esta volátil característica del grupo, del cambio de década, ser cuates en el proceso y una inspección track por track de su más reciente material.

Durante varios años han estado trabajando a distancia y entregando sencillos esporádicos, ¿por qué no hacer una pausa temporal entre proyectos y sí mantenerse como una “banda fantasma”?

Una característica de la banda es que, en resumen, somos un grupo de buenos amigos que nos juntamos a hacer música, que vamos grabando cosas que nos gustan en el camino y que terminamos por unir posteriormente, por eso se ha mantenido así. Quizás no hemos sido tan “productivos” como banda porque luego nos concentramos en proyectos personales, pero eso es genial porque nos dedicamos a esto cuando queremos, luego salimos, regresamos, es un ciclo… lo que nos mantiene unidos es que somos cuates y es nuestra forma de trabajo.

Cuéntame sobre ‘Seres Extraordinarios’, el Ep que marca este regreso de la banda… ¿a qué hace referencia el título?

La verdad es que a nada en específico, los seres extraordinarios somos todos, como que cada quien puede ser extraordinario, seas como seas, y va por esa onda… el arte, por otro lado, sí lo trabajamos con un amigo que se hizo unos personajes súper locos y que terminan por ser diferentes entre sí.

¿Y alguno de estos seres extraordinarios se parece a algún miembro de la banda?

Ja ja ja, más o menos, la verdad es que el arte se basó propiamente en las canciones del Ep, quien trabajó esta parte las escuchaba y fue armando un concepto de cada personaje, y que por cierto, no solo ha estado en el disco en sí, sino en todo el arte de la banda últimamente. No es como que seamos nosotros, es más bien lo que él vio en cada canción y que luego evolucionó a algo más… de hecho, la idea era sacar el disco como un set de cartas porque no sabíamos si hacerlo como un CD sencillo o lanzarlo como un objeto especial, y de alguna forma, eso también terminó por convertirse en esas cartas para jugar.

Hablemos de los seres… abren el Ep con “Teen X” y un video a las Tortugas Ninja bastante atinado…

“Teen X” es una de mis canciones favoritas, esa la compusimos de forma diferente a las otras, como que tiene más guitarras, es más rockerita y menos popera, más psicodélica también, queríamos algo así, y es algo ambigua también; queríamos crear una atmosfera más que hacer una canción pop completa, por eso me gusta mucho… y el video le queda perfecto, las tortugas quedan bien con nosotros, compagina muy bien.

En esa época la música era mucho más seria, se oían cosas más clavadas y nosotros solo queríamos tocar para echar relajo […]  nosotros traíamos una onda que no se le parecía mucho, solo queríamos pasarla bien y divertirnos, después, a mucha gente le latió esa onda y se subió.

“Commissioner” sigue en el tracklist y es la única en inglés…

Sí, exactamente, es la única así. La verdad es que antes pensaba que debió ir al final del disco porque es un poquito aparte, pero me gusta mucho, tiene una melodía muy pegajosa y muy cortita, como que nos esforzamos en mantenerla interesante en poco tiempo.

“Expectativas” es otro de los sencillos con video, el más reciente…

“Expectativas” la sacamos como sencillo junto con el disco y queríamos que tuviera un video padre: nos juntamos con unos amigos que ya nos habían ayudado a grabar, y ellos se encargaron de eso, en realidad bastante del concepto y el tema lo desarrollamos a distancia, como que nos entendemos bien sin estar en el mismo cuarto. No sé cómo describir bien el video, digamos que tiene una sorpresa que no quiero arruinarle a quien no lo ha visto.

Es como una combinación entre un casting, pero también parece de estos videos de concientización en que la gente se presenta con su nombre, y bueno, al final todo es baile…

Si ja ja, la idea es similar a eso, es como el video que “nunca hicimos”, lo que se quedó en el casting y que alguien se encontró por ahí…

“Adolescentes” está por cerrar el Ep, ¿fue como volver a esa etapa teen en que todos le sufrimos?

Esa es la rola más cursi del disco, la más amorosa por el tema en específico, creo que por eso podría ser algo especial ja ja. Sí, puede ser como esa vuelta al recuerdo.

“Archivo Fuente” cierra el material y la verdad es mi favorita, aunque creo que, como capricho, me hubiera gustado que durara un poco más; es de esas canciones en las que sientes que querías seguir cantando…

“Archivo Fuente” sí suena un poco diferente, aunque la mayoría las hace Juls, esa la empecé yo y cada quien le metió su estilo… esa salió de un sample, pero fue muy espontanea, la fuimos armando por pedacitos, clavándonos en hacer algo más loco, y si puede ser que dure muy poco, pero no sé si la alargaría, especialmente porque al final le metimos un outro un poquito diferente. El video lo grabamos en Bombay, en la India, estaba yo por allá y lo hicimos con unos amigos, escribimos la historia y lo grabamos.

Tras la salida de ‘Seres Extraordinarios’ y verlo ahora a lo lejos ¿cómo se consigue vencer las distancias y superar el trabajar en cosas alternas y que rodean a la banda?

Es lo que te decía al inicio, hacer música con tus amigos es lo más divertido del mundo, por eso lo seguimos haciendo sin forzarlo, es cuando podemos meterle tiempo y cuando nos sentimos con nuevo oxígeno para inyectarle a los Plastics… eso, o si tienen una banda, consigan unos bandmates muy buena onda.

En alguna entrevista anterior les decían que, de los últimos años, The Plastics Revolution son una de las bandas “pioneras” de ese pop festivo con sintes, ¿qué tan difícil fue ser de los primeros y qué tanto les costó recordarle a la “escena” que les gusta bailar?

Sí claro, es buen tiempo, la verdad no podría decir eso de pioneros o así, sí creo que varios de nosotros, así como individuos y no como banda, hicimos otras cosas y nos sentimos en una energía que atraía a, posiblemente, bandas nuevas. En esa época la música era mucho más seria, se oían cosas más clavadas y nosotros solo queríamos tocar para echar relajo.

¿Quizás esa música era más plana?

Exacto, y nosotros traíamos una onda que no se le parecía mucho, solo queríamos pasarla bien y divertirnos, después, a mucha gente le latió esa onda y se subió.

Eso me recuerda una sesión que tuvieron en Xochimilco donde, evidentemente, esa diversión se nota, incluso tocaron con unos mariachis…

¡Sí, claro! Ese toquín de Xochimilco estuvo buenísimo, fue un momento muy bonito para la banda, y así como se ve ahí, para nosotros ha sido siempre, por eso cuando vamos a tocar decimos que nos vamos a divertir, y eso se transmite cuando estás en vivo.

Son casi ya 10 años del inicio de la banda, y esta propiedad de impermanencia, ¿qué les ha hecho ver en la música mexicana? Es decir, han estado dentro, fuera, en pausa, etc…

La verdad es que es bien interesante porque sí hemos visto una evolución muy importante en todos los sentidos, desde cómo se consume la música, quiénes son las bandas, dónde están los medios, las personas… y pues no sé, no es fácil decir si es mejor o peor, mucha gente opina diferente, pero creo que sí ha evolucionado bastante porque hay bandas nuevas siempre, todo el tiempo, México no se ha estancado definitivamente y sigue en ese proceso de revolución también, y está chido, es un buen momento, hay muchas bandas que me gustan, ¿tú como ves?

Creo que mucho del boom también nació de todo lo digital, mucha gente empezó a voltear a la música mexicana luego de un tiempo en que, tal vez, la subestimábamos, cuando en realidad, no nos hace falta nada musicalmente…

Claro, aquí hay muchísimos géneros y música creativa en miles de formas y colores, tenemos mucha suerte de estar aquí. A veces, como dices, tendemos sí a voltear a otros lados, pero el punto es escuchar, abrir tus oídos y creo que más importante, no tener una expectativa específica sobre lo que estás a punto de consumir. Creo también que no nos hace falta nada por acá, solo más tiempo para escuchar a todos.