Altos y bajos, en eso se puede resumir el discurso del material debut del cuarteto capitalino formado por Andrea Martínez, pues ‘Altamar’, el remarcable inicio de estudio de Holbox, es un viaje que retrata -y relata- al amor en distintas fases: de lo bueno, lo malo, lo prohibido, lo inalcanzable, y hasta el que se tiene a la vida. Nueve temas enmarcan este concepto, todos grabados, producidos y mezclados en casa, en un proceso que llevaría alrededor de 5 meses.

Conocidos mayormente por un sencillo estrella -y el que abre la placa- el cuarteto ha plasmado en este primer LP todo su vaciado de influencias, gustos, raíces y admiraciones sonoras, con temáticas que recaen en la inspiración del día a día, del noche a noche, del te vas y yo me quedo. Luego del estreno, hablamos con Andrea (voz) y Rodrigo (guitarra) para hacer zoom en cada uno de los temas que componen el título; desde sus motivaciones musicales, hasta la forma en que nacen líricamente. Este es el tour:

Lester Campa

Andrea – El nombre viene de un pintor cubano, a él lo conocí en un viaje el año pasado en La Habana. Estuve en su casa, fui a su estudio, le compré un cuadro… y pues es un arte que me gusta mucho, si te fijas a detalle en la forma en que trabaja, son pinturas que terminan pareciendo una mujer o las entrepiernas, o una parte femenina que tiene doble sentido. El nombre llegó porque tenía ese cuadro en el cuarto donde ensayamos: tenía unas palmeras, la playa, y pues no tuvo mayor complicación. Fue una de las primeras rolas que hicimos y mi intención al componerla era hacerla de un solo acorde; yo tenía esta duda de saber qué pasaría si lo hacía así, cómo sonaría o si sería de hueva la melodía, etc.

Lunes

Rodrigo – Este “Lunes” es de un momento en donde Andrea tuvo un amor -que es de lo que básicamente se trata el disco- y habla de su relación con una morra, y en esta etapa, esa morra andaba con otra chica, pero ellas como que se vieron y es como ese relato, por así decirlo, de “quiero verte otra vez, nadie tiene que saber” es una especie de “me gustó lo que está pasando pero sé que estas con alguien más”, ese es el mensaje, aunque musicalmente va por otro lado. Hay una parte al inicio donde tratamos de sonar a una banda que nos gusta mucho, a Hiatus Kaiyote, dijimos, “¿qué haría esa banda en este momento?” Aunque creo que, en realidad, no sonamos nada a ellos.

Altamar

Rodrigo – ‘Altamar’ es una canción que no se acerca para nada al resto del disco, todo el material es de compases compuestos y armonías modales, y esta canción es más sobria, más etérea quizás, más simple, más al grano… pero como palabra y concepto sí engloba lo que es el disco, pero no por la canción titulamos al disco, no es de las más importantes cuando la pensamos.

Neón

Andrea – Fue una canción que hice en una noche, la grabé y compuse sola y fue la forma de sacar la desesperación, el enojo y el saber que las cosas no salen como quieres. Estaba escuchando en esos momentos a Homeshake, el disco ‘Fresh Air’, y como que trae esos sintes y esa atmósfera, entonces traté de medio tener una vibra así, como electrónica.

A Berlín

RodrigoAndrea tenía una onda con una chica que en esa época se fue a Berlin…

Andrea – Se fue con su novia en realidad, fue como a arreglar las cosas porque ya habíamos salido y yo quería estar con ella y solo pensaba en que ojalá regresara. En el disco quizás me inspiré mayormente en una persona, pero en general, es básicamente mi punto de vista de varios momentos que tiene el amor: cuando estas chido, cuando te engañan, cuando la cagas, cuando la cagan, cuando te hacen mucho daño… es más bien eso, hablar de amor.

Departamento Sur

Andrea – Al inicio era como una versión mucho más simple, de hecho, le decíamos “Little Jesus” porque era muy similar la vibra de la canción a lo que hace la banda y no nos gustaba que fuera así, entonces le enseñé a todos una canción de Toro y Moi que tenía unos detalles rítmicos que la hacían interesante, trabajamos en eso y quedó con una sensación diferente. La escribí una noche que una amiga me escribió porque estaba muy triste debido a que un amigo de ella se había suicidado, fue muy inesperado y me generó un sentimiento muy raro; La canción narra la situación como si yo fuera esta persona, en justo ese día, y cómo todas las cosas pasan para que termine mi día… y me gusta, porque no es como si estuviera tan ajena a eso; he tenido pensamientos de ese tipo, no tan así, claro, sino más relacionados a la depresión, pero creo que mucha gente se ha sentido en estados así y de cuestionarse muchas cosas.

Control

Andrea – En ese momento escuchaba mucho a Devendra, quería hacer algo muy leve, con mucho reverb, la batería la grabé con un bombo, un sampler y una botella de vidrio. La letra se la escribí a un amigo que vivió una situación desagradable con una mujer, y en la canción le digo: “wey, agarra el pedo, no pierdas el control por esta persona, está de la verga eso”.

Me Da Igual

Rodrigo – Aquí es muy sencillo: Andrea está diciendo que si no está con una persona -o con esta chica de la que se habla en la mayoría del disco- todo le da igual, es como “todo lo que pasa me da igual si no estás conmigo”. Y de las interacciones musicales, lo más interesante es que está hecha para que la gente baile a pesar del mensaje, ya al final hay como un jugueteo entre guitarras que la hacen rítmicamente interesante, esta divertida.

Andrea – Y tiene una vibra muy The Whitest Boy Alive, esa era la intención.

It’s Just Love

Andrea – Musicalmente, la última parte nos costó mucho trabajo, de hecho, cuesta tocarla en vivo, tiene ahí como cambios de compases raros…

Rodrigo – Es un buen englobe de lo que es el disco, se podría decir que, estés bien o mal, date cuenta que así son las cosas en el amor. Aunque está el título en inglés, la rola y el mensaje van en español, y es una manera de cerrar lo que es el amor: así es, wey, a veces te la pasas de la verga, -o quizás solo te la pasaste de la verga- pero también hay momentos muy chidos, y seguramente hay mucha gente que se la pasa bien… pero en este caso, Andrea se la pasó algo mal.