Tras su paso por el tumulto de las major, Alex Ferreira ha optado por dar marcha y abrirse camino por una vereda independiente; alejándose del rastro de nombres como el de Sony y Warner, el de República Dominicana está a poco de estrenar un material de larga duración en el que ha contado con entera libertad creativa, de producción, mezcla, colaboración y sello, ‘Canapé’, mismo título del que se desprende -irónicamente- un mundo de inspiraciones a su alrededor.

Con un par de adelantos ya publicados, el dominicano nos contó un poco sobre el detrás de su venidero lanzamiento a través de once datos poco conocidos que, a manera de radiografía, ilustran el bocado con, además, un bonus gastronómico credo por el mismo Alex. Abran apetito:

1: Fondeo

“La primera cosa -y que quizás no se sabe del disco- es que se hizo con un fondeo, mediante crowdfunding. Yo anteriormente pertenecía a una discográfica multinacional, ya ahora me estoy moviendo de otra forma, voy por lo independiente, y en este caso, lo quise hacer a través de la gente que me escucha, con la que tengo una comunicación en la que mi música es el lenguaje”.

2: Feng Shui

“Una mitad del disco se grabó en mi casa, en un departamento que tengo aquí en la ciudad; antes de este álbum, grabé un material acústico de la misma forma y que me trajo mucha alegría en su momento, sentí que hacerlo así, de nueva cuenta le daría un carácter especial. La otra mitad se grabó en el Desierto de los Leones, en una casa estudio de un amigo, es un lugar muy bonito con muchas ventanas y mucha luz. Eso es importante para mí, necesito siempre un lugar en el que yo pueda sentir ese feng shui, creo que es vital para mí como compositor”.

3: Santo Domingo

“Una de las canciones la grabé en mi ciudad natal, en Santo Domingo, en el caribe, además, “Ven Que Te Quiero Ver” refleja mi lado más caribeño y tiene un sentimiento más latino. De hecho, los percusionistas que trabajaron en esa canción son músicos locales. Esa canción engloba toda esa historia detrás”.

4: La Marea

“Otra de las canciones la compuse con Ximena Sariñana, es una gran amiga con quien he compartido innumerables momentos musicales, tanto en escenario como a la hora de componer -porque también he hecho algunas cosas para ella. La canción de la que te hablo se titula -Marea-“.

5: Aguilar

“En este disco también escribí con uno de mis cantautores mexicanos favoritos, El David Aguilar. A mi entender, es uno de los mejores letristas jóvenes que hay en el país, lo llamé por eso, porque me faltaba letra. Tenía una melodía muy clara y lo llamé para que me ayudara a terminar ese proceso”.

6: Sintes

“Grabé la mayor parte de los sintetizadores, y eso no había pasado antes. No fue un disco hecho con una banda, fue realizado por partes y capas bien delimitadas, por procesos y tiempos no tan fijos”.

7: Mixtura

“La mezcla del disco está a cargo de mis amigos de Mylko, ellos le dieron un toque más moderno, creo, a todo el álbum, digo, es un disco de cantautor a final de cuentas, es lo que soy, pero también me aventuré por lo tropical y lo electrónico y ellos me ayudaron a concretarlo”.

8: “Esto es una mierda”

“Mi manager también me ayudó con la producción del disco, él se mete, escucha, critica las canciones… es el único que me dice “esto es una mierda”, “esto no va”, etc, por eso le doy el crédito de coproductor, igual que a Mylko, ya que todos ellos, al mezclar, toman decisiones de producción que yo no haría o no sabría definir. Me doy cuenta ahora que es un disco donde he incluido mucho a mis amigos”.

9: México

“Este es el primer disco que hago en México: siempre trabajé en NY, en Chile, España, en República Dominicana… y trabajar aquí surgió de una gira acústica que hicimos por todo el país, me sirvió también para probar las nuevas canciones y ver si funcionaban o no, creo que eso sucedía por la época de Elvis; se decía que él salía de gira, tocaba las canciones y las grababa si es que funcionaban, en este caso pasó algo así, fue una gira de 15 ciudades, todos los shows acústicos, y un ensayo de canciones”.

10: Infierno hardware

“Mi computadora hace un ruido horrible y siempre ha estado al límite de dañarse y, por ende, perder todo en el proceso. He estado a punto de perder el disco, es un ruido infernal que me ha mantenido al borde de estallar. Han pasado varios meses con ese temor”.

11: Pancito y salmón

“El disco se llama ‘Canapé’, pero ¿qué entiendes tú?, ¿el bocadillo? En otros países le llaman así a un sofá, en Francia, por ejemplo, se usa la palabra para referirse al soporte de una cama… pero en mi caso, primero, la palabra me gusta fonéticamente, y también un canapé es como una muestra pequeña, un resumen de muchas cosas al que puedes ponerle, ya sabes, el pancito, salmón, etc… y siento que este disco se hizo así, de manera cuidada, bonita, bien seleccionada, con canciones cortas. Una vez escuché al “flaco”, a Luis Alberto Spinetta, decir que las canciones son como canapés, entonces, bueno, ahí también hay inspiración, cuando lo escuché decir eso fue instantáneo el gusto por la palabra y lo que podía llegar a significar”.

Bonus: ¿Qué le pondrías a tu canapé?

“Ah, mira, nosotros en Dominicana tenemos una cosa que se llama “Tostón”, que es como un plátano que aplastan, lo fríen, y queda como finito, crujiente… ahí yo prepararía mi canapé, esa sería mi base, le pondría un sashimi de salmón, a lo mejor con ajo, habría que probarlo, pero el plátano y el salmón seguro que van, creo que quedaría bien y sería unir al mundo japonés con el caribeño en una mordida”.