El EP debut y homónimo de Fishlights fue una especie de revelación en 2013: pop con brillos electrónicos desmedidos, momentos evocativos y atmósferas energéticas, capas y capas de saturación con guiños de sintetizador, y voces que se desprendían en pequeñas partes con una estela de efectos por detrás, todo en seis temas de carga ancha.

Han pasado ya casi cinco años desde el primer lanzamiento del proyecto fundado por Fernando Heftye -paralelo a su labor en The Plastics Revolution-, tiempo en el que liberó una segunda grabación más liviana, con menos destellos en la producción, pero con un enfoque más potente, ‘Serpientes’… y hoy, en la recta preliminar a la publicación de un nuevo disco, la ahora banda estrena “Telescopio”, un sencillo que se alinea a las viejas baladas ochenteras y que adelanta de forma breve la esperada larga producción del quinteto capitalino.

Luego de una serie de shows y camino a una especial presentación en la Semana de las Juventudes en la Ciudad de México, hablamos con Heftye sobre sus nuevos bríos, la transición del estudio a los retos de conformar una banda para tocar en vivo, del proceso de su “renovada” voz, y el aprendizaje que ha tenido desde la génesis de un alter ego luminoso y acuático:

Ya son varios años desde tu primer EP homónimo, un material muy ambicioso en tu producción como músico y que luego se aligeró con la salida de ‘Serpientes’… en todo este largo proceso de maduración, ¿qué tanto sucedió?

Demasiado, ese primer EP lo grabé en Inglaterra mientras estudiaba producción musical, fue una manera de hacer un experimento que terminó por ser académico, de hecho, fue mi tesis, pero también fue la primera vez que podía explorar casi sin límites en la producción: esta nueva forma de hacer las cosas, de ser más directos, es algo que no solo viví yo, es un aprendizaje que todos los Plastics hemos tenido en estos años también, en algunas entrevistas lo hemos dicho como banda, y sabemos bien que el primer disco estaba muy atascado; en aquellos años comenzábamos a descubrir sonidos y todo lo que se podía lograr en un estudio, éramos más inmaduros en ese sentido, escuchábamos música más dreamy y queríamos hacer capas y capas, pero poco a poco nos hemos dado cuenta que menos es más en estos 5 años de crecimiento. Por otra parte, cuando saqué ese primer EP no pensaba tocarlo en vivo, era un proyecto de estudio nada más, y con el tiempo me fui animando. Con este segundo EP, el de ‘Serpientes’, pensé en por qué no tocar en vivo; me fui un fin de semana a grabar con la intención de hacer un proyecto nuevo -algo más electrónico- pero comencé a cantar y me di cuenta de que esto también podía ser Fishlights… me dieron ganas de tocar y comencé a reclutar amigos, todo ese proceso tomó como un año. Ahora estamos en un momento en el que queremos tocar seguido y donde estamos grabando este nuevo disco que saldrá el próximo año.

Como dices, recuerdo que en una primera charla que tuvimos mencionaste que el proyecto se quedaría en el estudio… ¿Cómo fue trasladar todo al formato en vivo? Canciones como las del primer Ep debieron ser más complicadas…

Sí, claro, fue un proceso de “olvida esa guitarra, olvida ese sinte, deja esos teclados”, todo para poder adaptarnos a los cinco elementos que somos ahora. Cambiamos algunas canciones de tonalidades, estructuras, etc. Ha sido una traducción en la que temas de gran producción pasan a ser más ligeros para poder tocarse y escucharse en vivo… creo que vivimos un proceso de aprendizaje y traducción, de entender y reconstruir a la nueva banda. Lo que me gusta de todo esto es que siento que este nuevo formato es como una combinación entre los dos materiales que hemos liberado; hay momentos muy limpios como “Serpientes”, y unos muy épicos como los del primer EP, y siento que en vivo puedes jugar con todo ese rango que ahora tenemos y que nos permite pasar de un momento muy tranquilo a algo con mucha fuerza.

Fishlights en Friendstival 17 | Foto: Uziel Palomino

Y hay una mayor exposición de Fishlights ahora como banda, recién tocaron en un festival, están presentándose en varios shows más y van a la Semana de las Juventudes también…

Sí, eso fue algo que también me motivó a armar la banda; cuando saqué ‘Shore’ pensaba que la música podía moverse sin estarla tocando en vivo, tenía algunas referencias o modelos a seguir de algunos proyectos que así lo mantenían, pero es muy difícil, al final, es una grabación que se encuentra estática, eso fue también algo que me impulsó a hacerlo para que Fishlights tomara más fuerza.

¿Qué referencias tenías?

Hmm, bueno, Youth Lagoon es uno, también Bon Iver, él comenzó solo en el estudio y sin estar tocando en vivo, y como sabemos, terminó cediendo un poco…

Pensaba que la música podía moverse sin estarla tocando en vivo, pero es muy difícil, al final, es una grabación que se encuentra estática, eso fue también algo que me impulsó a hacerlo para que Fishlights tomara más fuerza.

Y ahora estrenan “Telescopio”, una canción que da comienzo a una nueva faceta de Fishlights; se pasó por la producción a profundidad en el primer Ep, luego a una composición más directa… y este sencillo parece más oscuro, tiene vibraciones de un synthpop lento pero pegajoso, ¿es este el sonido que vendrá?

Creo que esa percepción va un poco más por esta canción en particular, sobre todo porque aún no está grabada la totalidad del disco y creo que no podría hablar del resultado final, pero sí es la más balada que hemos hecho y es la más “sencilla” posiblemente, en ese sentido viene un poco lo oscuro del tema y quizás en lo grave de la voz… pero en general, sí hay una línea ochentera muy marcada y que ya había comenzado a usar con ‘Serpientes’, pero lo he tenido más claro recientemente, también el uso del Juno, este sintetizador super ochentero, le da ese sello. Siento que ha ido en aumento el apego a este sonido en Fishlights, y habrá un poco de todo, algunas sonarán más alegres o energéticas, pero creo que será la combinación de ambas partes.

Algo que también es de mencionar es que tu voz -y eso desde el EP pasado- es más protagonista; en tus primeros tracks se dibujaba entre todos los procesos y capas que había, y ahora, en “Telescopio”, tiene su lugar…  

Sí, hubo una evolución muy clave ahí porque en el primer EP pensaba que mi voz era mi talón de Aquiles, el elemento más débil que tenía como músico, cosa que me hacía sentir inseguro; le ponía muchos efectos, pensaba que necesitaba mucha producción para que sonara bien, incluso la escondía algunas veces. Con el tiempo le he tomado confianza y he encontrado que cantar más grave es más natural para mí, me suena más especial, y siento una gran seguridad de esa manera, de hecho, este nuevo disco le da mucha importancia a la voz, pues a la hora de mezclar he querido que se entienda perfecto. Otro detalle es que escuchar a bandas como The National o a Bill Calahan me ayudaron a encontrar mi modo de cantar.

Sobre el video, ¿con quién lo trabajaron?, ¿También está influenciado por los ochentas?

Lo hicimos con un amigo que se llama Alex Noble, es la primera vez que trabajamos con él, y la idea fue un poco en conjunto: yo sí tenía esta noción de algo ochentero, de baladas de la época, y me puse a ver un montón de videos para tener varias referencias, fue como un maratón, sobre todo porque estábamos algo limitados en cuanto a tiempo y dinero, entonces, hicimos lo necesario para tener algo bueno y lo hicimos todo en un día. Es un video muy sencillo y con pocos recursos, pero estoy contento con el resultado y con la estética, creo que eso lleva la canción a otra dimensión y refuerza bien el tema.

En el primer EP pensaba que mi voz era mi talón de Aquiles, cosa que me hacía sentir inseguro; le ponía muchos efectos, pensaba que necesitaba mucha producción para que sonara bien, incluso la escondía algunas veces.

¿Y qué videos de ese maratón te dejaron algo?

Pues fueron varios, vi creo que como una playlist de YouTube de “Los mejores videos ochenteros”, estuve hora y media haciendo eso, pero recuerdo uno de Billy Idol, de Michael Jackson, uno de Queen, ahmm Madonna, Cindy Lauper… creo que todos los hits, ahí encontré escenas que me gustaban; ya sabes, el vocalista triste viendo hacia el horizonte, algunos vestuarios, iluminación… ¡el humo! Eso era esencial, creo que le dio un buen toque.

¿Qué será lo mejor que nos hayan dejado los ochentas en ese sentido?

Seguro que ya conocía todos los hits y eso puede ser jaja, pero te puedo decir que me gusta mucho escuchar Universal Stereo jaja, creo que te hace un experto conocedor de toda esa música ochentera. Pero, dejando de lado ese perfil, no sé, quizás cosas como The Smiths fue algo de lo mejor de la década, también los sintetizadores que se utilizaban en esos años y todas esas melodías que se podían y se siguen haciendo…

Algo importante del video es que, por fin, la banda aparece formalmente. Creo que es una buena declaración de que Fishlights es un conjunto bien armado…

Sí, sin duda, fue una decisión consciente el mostrar que ya tocamos juntos, y esta primera grabación, lo que será el disco, también lo es. El video, como dices, parte de ese statement de que somos una banda, y que en consecuencia nos ha funcionado genial: a veces, hay cosas que debemos hacer como grupo y otras en las que es imposible sumar a los cinco y debo hacerlas yo solo, como estas entrevistas, shows acústicos, etc… está bueno manejar esos dos formatos para que todos avancemos.

¿Y qué hay del nuevo disco?

Va ser un LP de nueve canciones, lo estamos grabando con Jerry Quintana -quién también toca en Celest- y yo estoy produciendo y también grabando algunas cosas en casa. Aún no tiene nombre, tiene algo de inglés y español, y la onda ochentera que te decía y que todavía trato de explorarla al cien. También se incluyen algunos temas que escribí hace poco y otros que nunca saqué en el primer EP, eso está interesante. Yo creo lo estaremos lanzando el primer semestre del próximo año.