En general, y como movimiento, las personas que solemos escribir en este sitio tenemos un peculiar cariño por el pop chileno. Personalmente, considero que es la vanguardia y que, comenzando por la labor de hace más de una década por Christian Heyne, Javiera Mena y Gepe, en Chile están adelantadísimos a lo que ahora es un gran pop, movida que se ha extendido por toda América Latina y que apenas en México está permeando con la hegemonía de los sonidos roqueros.

Es por eso que no pudimos ser inmunes a la prensa positiva que Playa Gótica estuvo viviendo todo este año en medios de su natal Chile… y su disco debut, ‘Amigurumi’, ha mantenido todas las expectativas iniciadas por la oleada inicial de sencillos. En esta entrevista, los chicos nos responden acerca de la oscuridad de su sonido, el lo-fi de la sala de ensayo, música japonesa, bandas nuevas chilenas y por qué ya no tienen sintes en su acto en vivo.

¿Cómo se conocieron? Sabemos que hay diferencias de edad y no fue precisamente en el cole…

Carlos: Somos de generaciones un poco diferentes y de lados diferentes, creo que Bar Uno fue lo que unió a mucha gente que venía tocando en distintos lados, ahí conocí a Cris y a Fanny, yo tenía otra banda y hacía tocadas, conocí mucha gente y, entre ellos, fueron los chicos de Playa Gótica.

Fanny: Charly me invitó a tocar con otra banda que tuve al Bar Uno, ahí lo conocí, ahí conocí al Cris también que andaba de pasada por el Bar, luego de eso a Pipa, que llegó por Cris ya que tocaban juntos en otra banda.

Cris: Sí, un día que tocaba con Napalm y los Matemáticos. A Carlos y Pipa los conozco por amigos que tenemos en común metidos en la escena punk

Al escuchar su música, tuve la idea de que, seguramente, una narrativa del grupo es que todos vienen de bandas con un sonido más pesado o roquero: Pedales, solos, percusiones complicadas y bajos contundentes… no precisamente una estructura popera covencional, y ciertamente poco común en el pop chileno. Hay dos preguntas ¿se consideran un grupo pop? Y, ¿sí vienen de grupos o proyectos con un sonido más “pesado”?

Carlos: Somos pop. Hacemos canciones e integramos todo lo que queramos musicalmente…

Fanny: Personalmente, la otra banda en la que estuve fue cuando era muy joven, era experimentación más que nada, por lo tanto era bien tosco… y claro, yo creo que Playa Gótica es pop, todo el rato pasando por los matices, ya que los cabros van metiéndole ruido de sus influencias y, bueno, yo igual soy bien salvaje, así que nos potenciamos, tratamos de juntar todo esto en canciones bailables y coreables pero con su tono agresor.

Cris: Yo creo que sí somos una banda pop con todos los clichés que le corresponden. Claramente apuntando a algo más rockero y sucio, pero pop finalmente. Somos gente que viene de tocar y sigue tocando en bandas de hardcore, punk, crust y rock en general. Es una música que todavía disfruto mucho tocarla y escucharla.

PiPa: Sin dudas es una banda de pop, y casi todos excepto Fanny, tenemos o hemos tocado en bandas derechamente punk o crust. No sé cómo era Napalm y los Matemáticos, por eso excluyo a Fanny de eso.

¿A qué se debe la vibra punk lo-Fi de la mitad del disco? Que, por cierto, es genial…

Carlos: Yo me he relacionado bastante con el punk y lo fi, es una textura que manejamos bastante bien y nos encanta, pero también nos gusta lo más producido…

Cris: Era una manera de “ensuciar” un poco el disco acercando al oyente a un sonido más cercano a lo que hacemos en nuestra sala de ensayo o en vivo.

¿Y la canción de “Pigman”, podría decirse que es sobre el acoso sexual? ¿O comprendí de manera rara la letra?

Fanny: Sí, de eso se trata, del indirecto y directo, del acoso como algo oculto en un acto simpático y el acoso de golpe…

PiPa: Ese ha sido un tema complicado últimamente por acá…

Yo creo que sí somos una banda pop con todos los clichés que le corresponden. Claramente apuntando a algo más rockero y sucio, pero pop finalmente. Somos gente que viene de tocar y sigue tocando en bandas de hardcore, punk, crust y rock en general.

En una entrevista leí que Fanny es la única de ustedes que ha consumido J-Pop o soundtracks de animé. ¿Podrían decirnos algo sobre la fusión del sonido punk que traen, sumado a vocales que parecen sacadas de los créditos de Ranma 1/2?

Fanny: Claro, por mi parte que también me gustan los YMO, Akiko Yano, etc… obviamente, en lo personal, influye mucho esa música de consumo juvenil de anime o J-pop ya que es la que más me marcó en algún momento, si no me gustara tanto quizás nunca me hubiera animado a seguir cantando con voz de ardilla, ya que el “Reptil no Gentil” fue solo una prueba, mi voz natural es más gruesa.

Carlos: Es muy interesante la cultura japonesa en todo sentido, hay varios grupos que conocí por los chicos y otros que descubrí hace mucho como Otomo Yoshihide.

Cris: A mí me gusta la música de Japón, pero los intros de anime, el J-pop moderno -o K-pop- y todo ese mundo, no es algo que me influencie mucho. Me gusta mucho Yellow Magic Orchestra, Akiko Yano, Yapoos y otras cosas más pesadas como Melt Banana, Merzbow, Zeni Geva… además de todo un mundo de bandas crust punk, hardcore y dbeat que existen por allá. ¡La música en Japón es mucho más que solo el J-pop tipo Kyary Pamyu Pamyu!

PiPa: Yo no conocía el J-pop. Mi relación con la música japonesa era más enfocada en intérpretes de batería como Akira Jimbo “Casiopea”(productor, compositor, baterista)… creo que, la verdad, no tenía muchas referencias.

Leí también que los avances del disco que habían salido antes del lanzamiento oficial no eran representativos de la oscuridad de la banda. Ya escuchamos todo el LP y ciertamente “Pigman” o “Reptil no Gentil” son las anomalías. ¿Hubo cambio en su sonido durante la producción?

Carlos: La verdad es que no cambió el sonido radicalmente, pero sí lo llevamos a otro nivel cuando lo produjimos.

Cris: No lo creo, desde un principio tratamos de no definir mucho la música que estábamos haciendo…

Fanny: No, siempre fue así, los singles deben ser más digeribles, por eso son los que son, pero la naturaleza multifacética del disco era un hecho desde el primer momento, era inevitable, somos una banda sin una cabeza dirigente, por lo tanto, era necesario tocar y probar de todo, de tal manera que todos nos sintiéramos representados.

Su propuesta estética es contundente. Sabemos que los dibujos son de Fanny, pero ¿Qué hay sobre la portada del disco? Nos recordó a Talking Heads…

Carlos: Entre Cristóbal y Fanny siempre se arma algo entretenido, pero esta vez Cristóbal empezó a “cranear” el arte del disco, nos mostraba portadas y tenía bien claro qué quería hacer.

Fanny: Claro, los dibujos de los singles los hago yo, el Cris hizo el Logo de la banda y, ahora para el disco, el hizo el arte y el diseño, unificando todo este universo en el Amigurumi con sus referentes y tratando de interpretar lo que la banda es.

Cris: El arte y el diseño del disco contiene varios dibujos y escritos de la Fanny también. La idea original era hacer una portada 60s o 70s, tipo Ramones, The Stooges, The Doors… donde salieran todos posando, es como un tributo a eso, pero finalmente decidí intervenir un poco la fotografía original para que tuviera un aire más fresco y confuso.

 

¿Han pensado en integrar sintetizadores al acto en vivo? ¿O cambiar la configuración de banda de rock para algunas versiones de las canciones? ¿Más cowbell?

Cris: En un principio lo hacíamos, llegamos a tener 2 synth sobre el escenario, pero la verdad es que los usábamos muy poco como para que valiera la pena ocupar tanto espacio sobre el escenario, en realidad tratamos de simplificar ese tipo de cosas para estar más cómodos.

Carlos: En un principio yo tocaba sintes y guitarra, pero los tuve que guardar cuando las canciones tomaron una identidad en la sala de ensayo, la verdad es que agregamos algunos en el disco, pero siempre están en nuestro abanico de colores. Que un instrumentista los ejecute en vivo sería genial, no lo veo tan lejano.

Fanny: No tengo nada en contra de los sintes, hemos usado, tenemos nuestras versiones más acústicas e incluso, con batería electrónica para adaptarnos a los locales y radios… pero de forma natural se dio que cada uno quedó con su instrumento; el batero tira bases desde la SPD y yo no quería atarme, la paso mejor dando vueltas y brincos por todos lados, aunque no descarto que en algún futuro se reintegre al show o contratemos músicos para dar otra plasticidad al en vivo.

PiPa: Por mi parte, desde que estoy en la banda creo que nunca hemos tocado en vivo con sintetizadores, y el formato de guitarra, bajo, batería sigue intacto. Sería genial contar con un percusionista o trompetistas para él en vivo, pero por ahora no es posible.

Una pregunta que no podemos evitar siendo mexicanos entrevistando a una banda chilena: ¿En la escena de su país ya se siente un cambio de guardia en relación a Javiera Mena, Gepe y Denver?, ¿A quién más escuchan ustedes que sean contemporáneos? ¿Qué bandas geniales no se han dado a conocer tanto fuera de Chile?

Fanny: Acá, de alguna forma ya muchos proyectos se están volviendo músicos consolidados. Los proyectos de acá a los que hay que prestar atención serían Fakuta, Patio Solar, Non Me Importa Della Luna, Dulce y Agraz, Las Amanitas, Yorka, Amarga Marga, Velódromo, Aye aye, Barbara Blade.

Carlos: Sí que está muy entretenida la movida por acá: Alejandro Paz, Amarga Marga, Barbara Blade, Gangrena Surf, Tiempo Crucial y el colectivo Cisternabizarra, Calostro…

Cris: De las bandas que actualmente están activas en chile me gustan, Griz Castigado, Marcel Duchamp, Dolorio y los Tunantes, Barbara Blade, Pornostalgia, Alejandro Paz y los Resentidos, Lia Nadja, Velódromo, Filipina Bitch, Nader Cabezas, Déjalo Sangrar, Amarga Marga, La Big Rabia, Familea Miranda, Julio Pablo, Maifersoni, Patio solar, Diavol Strain, el Cóndor y el Huemul, Gangrena Surf, Aye Aye, Paracaidistas, Trementina, Un Festín Sagital, ZAT, La Golden Acapulco…

Por último, hemos visto videos y nos encanta el brinquito de su guitarrista en “Reptil no Gentil”, parecen una banda muy plena de tocar en vivo. ¿Les gusta más eso o el estudio?

Fanny: Me gustan mucho las dos situaciones, ambas son distintos mundos y en cada una se experimenta de distinta manera, pero en vivo hay una fuerza que es la de lo inmediato y que parece una droga… entonces se siente increíblemente intenso.

Cris: Disfruto mucho las dos cosas, pero tocar en vivo es algo muy liberador y desestresante.

Carlos: Tocar en vivo es una catarsis para nosotros, también estar haciendo temas nuevos en la sala de ensayo. Ir al estudio es un poco más serio y mucho más controlado, pero después de todo el proceso, da una gran satisfacción escucharnos en una fiesta o en alguna plataforma.

PiPa: Me gusta harto el en vivo. Grabar me pone un poco nervioso jaja, pero igual tiene su encanto.