Con un aromático y curativo ‘Balsamo‘ lanzado el año pasado, Caloncho continúa su incansable búsqueda y camino tras una estela de materiales que lo han forjado como uno de los cantautores más genuinos de los últimos años en el pop mexicano, y sus más recientes sencillos, son también prueba de dicha hazaña. Pero, en realidad, ¿en qué momento Caloncho se volvió Caloncho?, ¿Qué ha escuchado el músico tapatío a lo largo de su vida para formar su catálogo sonoro como lo conocemos?, y, ¿qué vivencias o momentos se encuentran impresos en ese siempre valioso descubrimiento de un disco nuevo?

Hablamos con el autor del también colorido ‘Fruta‘ para, en una sesión de podio y terna, nos colocara sus tres discos esenciales; aquellos que lo han marcado, hecho influencia y dejado un legado robusto en su mente y composición… porque, ¿qué serían los músicos sin discos qué escuchar? Estos son los 3 discos influencia de Caloncho:

 

Sublime – ‘Sublime’

Pues, conscientemente, el homónimo de Sublime, ese disco me gusta mucho, bueno, lo escuché cientos de veces cuando era adolescente. Ese disco lo cambié en el 2001; se lo cambié a mi primo, él vivía en El Paso y yo me iba los veranos para allá, y ese año, me llevé mi patineta y venía de Vallarta, me había comprado un collar como de espina dorsal de algún pez jaja, no sé, era como un collar de esos años, y me dijo: “está bien chingón tu collar”, y dije, “a huevo, te lo cambio por el disco de Sublime”, y pues ya, así me lo quedé. Me influenció mucho porque, al final, lo escuché tantas veces y basé tanto mi personalidad en ese disco -porque en esa edad parece que eso es lo que quería hacer, hacer un personaje y nutrirlo- que me gustaba tanto el hibrido que hacía como de punk rock con reggae, ska… y ahí me di cuenta que me encantaba el trombón, y además, la voz de ese wey me gusta, me hizo darme cuenta de que quería cantar como él, aprender a tocar guitarra, aprenderme las canciones de ese disco… eso fue en 2001, el disco es del 96. Hace mucho no lo escucho, lo que pasa es que escuché tanto Sublime por una década que medio me harté; en el momento que dejé de oírlos, me abrí a escuchar más cosas y me di cuenta que existía un mundo más allá y, creo que es prudente decirlo, pero en el momento también en que escuché a Vampire Weekend con su disco homónimo del 2007, con ese disco también dije: “ah, no mames, hay más música”.

Vampire Weekend – ‘Vampire Weekend’

Yo estaba viviendo en Francia y en esta etapa, apenas, me di cuenta que yo era músico realmente, justamente viviendo en ese departamentito, entre el insomnio y absoluta soledad que pasé como por seis meses, me di cuenta que quería hacer canciones, y empecé a hacerlas; me compré una guitarra y allá hice varias canciones del ‘Fruta’. En ese tiempo, me pasó un amigo la canción de “A Punk”, por Messenger creo, me dijo “escúchate a estos vatos”, y me gustó un chingo el sonido, me gustó la personalidad, etc… al final, ya no era un adolescente, ya tenía más de 19, aún morro pues, pero ya más vivo, pero siempre me pareció muy chingón cómo sonaban, qué perros arreglos tenían, qué chingón se visten, qué chingón que tiene esa guitarra este wey, que de hecho, por este vato, Ezra Koenig, yo me compré mi primera guitarra eléctrica, que es una Semi Hollow Body Epiphone, porque ese wey tocaba una de esas.  “La chora”, que es una canción del ‘Fruta’, tiene un arreglito de guitarras similar a lo que hacían, y bueno, hay unas que no quedaron y que tenían también influencia, eran como las canciones más rápidas que hacía; realmente yo hago música muy tranquila, pero las que hacía con bpm por allá del 150-160 estaban inspiradas en estos vatos. Hace mucho no lo escucho, la verdad es que cuando salió el ‘Contra’, el siguiente disco, me encantó, se me hizo mucho más maduro, con arreglos increíbles, una vibra mas tranquila, me gustó mucho, no se si le daría el espacio 3, pero quizás los dos se quedan en este lugar.

John Lennon – ‘Lennon Legend: The Very best of John Lennon’

Me tendría que ir antes, porque, desde que escuché a Vampire Weekend me di cuenta que había muchísima música increíble y fue justo cuando cambió la manera de consumir música, cambió la manera de consumir canciones y discos, porque ya hay muchos que me fascinan, como ‘Chicos de la Luz’ de Astro, o ‘Rey’ de Elsa y Elmar… o llevo escuchando muchísimo ‘Salvavidas’ de Jorge Drexler en el carro en la ultima semana. Como que ya hay muchos actuales, pero si me voy antes, me iría antes de la era Sublime, y hay dos discos que escuché muchísimas veces,  uno era de John Lennon, era un compilado que se llama Legend, me encanta, y a la par de esto, ponía el ‘Nevermind’ de Nirvana… pero yo creo que John Lennon tuvo un impacto más grande por ese lado, y eso fue muchísimo antes, muy morro, en el 98, tenía 11 años, y es que, la música siempre ha estado en casa, es el gen aunque nadie se dedica a eso. Era un disco que me gustaba mucho, me acuerdo que mi papá le puso a su carro unas bocinas chingonas y me subía a su carro a escuchar música, era de poner el disco y ponerlo a correr.