Instantáneas: Una corpulenta crónica fotográfica de Mondragón en SXSW

A través de un pesado volumen de fotografías y momentos capturados por el lente de la misma banda, se encuentra tanto la euforia de tocar en vivo como la intimidad y preámbulo de ello

¿Por qué documentar debería ser tan importante como lo es colocarse en un escenario y tocar?; ¿Por qué documentar el paso que una banda independiente realiza por uno de los festivales con mayor resonancia en el mundo debería ser, justo, así de importante? Un documento es una pieza digna de leer y releer… pero sobre todo, de compartir. En Instantáneas, el presente y nuevo espacio que abrimos en ULTR/MRNS, buscamos eso: compartir historias. Porque de eso -y muchísimas cosas más- trata el periodismo musical. Mondragón, la agrupación formada en la Ciudad de México, inaugura nuestra primera entrega.

¿Qué significa para un acto como el capitalino viajar a la ciudad de Austin, presentarse en variedad de showcases, vender mercancía y acomodarse a un público global? A través de un pesado volumen de fotografías y momentos capturados por el lente de la misma banda, se encuentra tanto la euforia de tocar en vivo como la intimidad y preámbulo de ello; como el ser turista a ser rescatado por un alma local; y el día a día, aunque sea breve, de una gira que deja un poco de historia y sonidos llevados desde casa hacia fuera. Esta es la crónica de Mondragón en SXSW, un álbum digital de instantáneas acompañado de un texto que la banda comparte:

SXSW es un reto, uno muy grande para una banda independiente como nosotros.

Como festival, es único, ya que en vez de estar pensado para el público en general, está dirigido totalmente a la industria. Es decir, tu labor como banda es conseguir showcases y darlo todo en cada uno de ellos porque las personas que te escuchan son dueños de disqueras, de plataformas de distribución, managers, etc.

Como banda independiente todo el peso de conseguir showcases, backline para poder tocar, hacer RP, vender merch, etc. recayó en cada uno de nosotros durante la estancia en Austin… y no es que no estemos acostumbrados a hacerlo -lo hacemos todo el tiempo- pero la dificultad sube al estar en un lugar en donde nadie tiene idea de quién eres. Eso es lo complicado.

Y eso es algo sumamente bueno también; encontrar este tipo de retos siempre fortalecen el trabajo de la banda y eso fue justo lo que experimentamos.


Vivimos experiencias muy buenas, conocimos gente muy valiosa (Gustavo Alejos, quien nos trajo una batería desde San Antonio y llegó unos minutos antes de que canceláramos uno de nuestros showcases), conocimos bandas muy buenas (The Ezra Collective y Seamoya por mencionar algunas), conectamos con proyectos mexicanos increíbles  (Girl Ultra, Mint Field, De Osos, Ghetto Kids, Toy Selectah, Maxx Gallo) y sobre todo, obtuvimos claridad sobre los siguientes pasos de la banda y cómo los ejecutaremos.

Ve la galería completa a continuación. Fotos de Lulo y Erik de Mondragón: