Permanecer o avanzar, todo se resume en el ciclo de cada inicio y de cada final… ¿cómo conceptualizar, de manera precisa, los momentos que se encuentran inmersos en ese cambiante círculo? Porque se vive en momentos, no en tiempo, porque recordamos el cómo y el cúando, y eso termina por llenar los vacíos… ‘Punk‘, el más reciente material de la agrupación tapatía, Elliot the Furniture, es ese compilado emocional que, en palabras de Andrés, significa y plasma una variedad de situaciones y episodios que se resumen en la vida misma.

En este recorrido canción por canción, hablamos con la voz del quinteto de Guadalajara sobre todo aquello que se esconde detrás de los nueve temas de su última placa, la inspiración que nace de ellos y también, la historia que los enlaza. Este es el Track X Track de ‘Punk‘ de ETF.

Good Morning

Es la canción con la que abrimos, nació hace tiempo, casi tres años; fuimos a tocar a la playa pero en realidad nunca tocamos por un super diluvio que nos cayó… yo ya iba de regreso del festival a nuestro campamento, iba solo, y cuando iba caminando, raramente, salían como chispitas de la arena, colores, y ahí salió una parte de la letra, es como una narración de ese momento. Regresamos a Guadalajara y Cache, el baterista, tomó la guitarra y empezó a tocar esos acordes y tal cual empezó con el coro. Decidimos que ahí debía empezar el disco, es la manera en que comienza, un “buenos días, levántate”.

For real

Nos juntamos un sábado, y Fito comenzó a tocar esa melodía, las dos primeras frases no las pensé mucho y quedaron con lo que estaba tocando fito. Fue un one shot; salió la canción y nos encantó, entonces era algo muy instantáneo, fue muy fácil de hacer.

Lavello

Otra vez, Cache, el baterista, comenzó a tocar unos acordes, comenzó a cantar algunas frases y a acomodar la melodía… es una canción muy especial para nosotros, pareciera que tiene dos partes; inicio cantando con la guitarra acústica, y luego entra toda la banda con un sonido verdadero de Elliot, respetamos cada instrumento y cada integrante tiene algo que decir, al final, terminamos con el saxofón, que, por cierto, lo hace Leo Gómez; a él lo conocí en una cantina del centro, lo veo llegar y es una persona muy peculiar -de hecho, siempre le digo que es como un gato callejero porque en cualquier rincón bajo de la ciudad te lo encuentras con su saxofón- lo escuché tocar esa vez y Fito y yo teniamos la idea de meter un sax en alguna de las canciones, lo invitamos, pero era muy difícil coincidir con él… ya tenemos mucha confianza hoy por hoy, pero en ese entonces era difícil cacharlo, es un gran musico. Ese sax es la cereza del pastel que necesitaba esa canción, y al mismo tiempo, dejó algo muy de él en la banda, no le había pasado algo así. El nombre de la canción es una broma entre nosotros, empezaron en la banda a hablar como italianos, bromeando, porque obvio no saben hablarlo y así se quedó.

Life and Death

Fue un momento difícil personalmente, y se nota la letra, se nota que estoy cansado de muchas cosas, el hartazgo que tengo al mundo, se nota esa parte de estar cansado de lo que veo, escucho, de convivir, y es una letra fuerte porque estoy ahí hablando de muchas cosas que han pasado, es más profunda en la letra. Es como una crónica del desaparecer: cada quien interpretará como se sienta, pero sí trata de eso, de desaparecer todo lo que se vive, porque nos cansamos de todo en algún momento; de hacer y no lograrlo, de esperar y que no lleguen las cosas, de la impaciencia… esa canción es eso, enfrentarte con tus demonios y a ver cuánto duran en ti. Nosotros estábamos grabando el disco en 2016, en ese momento terminé de escribir la letra. Es una canción que habla de cosas muy personales, y que me acompañan. Se nota una tristeza, nostalgia, la falta de algo, pero que al final, son etapas del ser humano.

I Want You Back

Es la canción más vieja de ese disco, incluso cuando sacamos “Wish Me Luck”, al poco tiempo ya la teniamos, ya la habíamos tocado en varios lugares, y esa canción es, de cierto modo, alegre, la melodía tiene vida, y la letra, cuando empecé a escribir esas líneas, empiezo no dándome cuenta de que tenía y pasaba por un buen momento; la letra no habla de un “te quiero de regreso a ti” tan literal, es más bien una canción personal en donde quería volver a ser como mi niño de antes, volver a estar feliz, traer esas buenas memorias, esos buenos detalles de cómo es la vida cuando no tienes preocupaciones. Los tiempos mejores, en esencia.

White Shark

Es algo bien padre, porque me acuerdo que Fito me había enseñado esa canción, el la empezó en realidad, y en enero de 2016, antes de grabar el disco, la situación de la banda no era la mejor ni la peor, entonces nos juntamos a ensayar, invitamos amigos y Fito empieza a tocar esa canción, lo sigue la banda, y le preguntan de quién es esa canción… “de Elliot”, nos dijo. Fue como un regalo. Eso siento. Fito es un gran amigo, es una persona muy importante para Elliot, porque bien pudo haberse quedado esa canción, pero fue un buen regalo, fue como “tomen y hagamos esta canción mas grande”. Todo fue cuadrando, y te soy sincero, a la fecha, a esa canción nunca pude ponerle letra, lo intentaba, pero no me dejaba la música; todos los instrumentos están hablando, todos los demás están diciendo algo y esta canción no necesita palabras. Cuando estábamos grabándola en el estudio, queríamos que tuviera cuerdas, que fuera también algo sublime, y Fito hizo esos arreglos. Es de las canciones que más queremos porque, hoy por hoy, te das cuenta que no necesitas palabras para comunicar algo, a veces los sonidos tienen el mensaje, no hay lenguaje en la música y eso trasciende letras y años, es algo que nadie va a parar… por eso le tenemos tanto afecto, porque es algo que, de verdad, no sé ni cómo describirlo, es algo que habla por sí solo, y te lo digo yo que me encanta cantar, que me gusta hacer letras.

Señorita María Mexico Mi Amor

Empezó como una broma muy interna de la banda: hay gente que siempre te dice que cantes en español, que hagamos canciones así, y la verdad nosotros nos reímos entre nosotros de eso, de cómo sonaríamos en español, entonces, bromeábamos con esos clichés o palabras como muy obvias del idioma, realmente solo es eso. Fue un jueves, cada quien estaba en su rollo, y justo Cacho estaba tocando ese inicio, y Aldo, el bajista, lo seguía, y de repente empezamos a cantar “Señorita mi amor”… te lo cuento muy rápido, pero es que así fue, como un juego, fue otro one shot que tuvimos, en menos de diez minutos teniamos la canción. Algo muy padre es el solo de la trompeta y la historia: fuimos a tocar a la Fórmula 1 y conseguimos un trompetista de último minuto, de hecho, cinco minutos antes de subir al escenario él no llegaba, yo estaba afuera esperándolo. Él jamás había tocado con nosotros, le puse las canciones una semana antes, y ya de pronto estábamos tocando “Señorita”. Se avienta ese solo y fue muy sorprendente, no sabíamos qué estaba pasando, pero sí sabíamos que eso tenía que estar en la canción, nos bastó con escucharlo una vez para comprender lo que queríamos.

Something

Es una buena manera de hacer un cierre del disco, esa canción sí habla personalmente de mucha rebeldía, es una canción que en su letra se nota algo de eso, no se diga los solos de guitarra; hablan de cómo llegar a patear todo lo que ves en tu camino, es una canción muy así, muy estridente, prácticamente fue también de juntarnos y tenerla lista en pocos minutos. Hablamos sobre la vida misma, de encararla, de la profundidad de las cosas, entonces para la banda era una manera excelente de cerrar todo el mensaje que queríamos decir con ‘Ponk’, y ahí el disco se une con “Wake Up”…

Wake up

Esta es como la envoltura del disco, es como un dulce y esto es lo que envuelve el mensaje; es como el despertar luego de todo lo que pasa alrededor de un día o de una vida y cómo lo cierras, es como decir “esto sigue, sigue algo más”. Habla de que no es el fin, lo deja a la interpretación para que pueda continuar. La primera y última canción es como si fueran todo el concepto del disco, es como ese ciclo, como si todas las 9 canciones fueran una, al menos, conceptualmente.