Corto. Intenso. Cósmico. Tres adjetivos que podrían englobar una de las charlas más elevadas -literalmente- que la tercia barcelonesa conformada por Iván Lorenzo, Carlos del Valle y Alex Farré, ha tenido recientemente sobre su último lanzamiento de estudio, ‘Possible Start Conditions’, una travesía electrónica que desafía las leyes de la gravedad y los formatos dimensionales tradicionales. Porque en tan solo cuatro temas, los españoles han acertado un golpe de tremendas repercusiones que van más allá del synthpop que los había encumbrado en su pasado ‘Exchange Levelsde 2013.

Possible Start Conditions’ es, en esencia, un escape al vórtice de la electrónica; una estampida de corpulentos sintetizadores y teclados; y también, un ancho material con propiedades de club llevado a la galaxia. Así, con estas credenciales como base, la banda que estuviera “desaparecida” durante casi cinco años, regresa a través del sello del uruguayo –pero afincado en Barcelona- Fernando Lagreca, Beautiful Accident. Y para comprender la naturaleza espacial de dicho lanzamiento, el trío nos ha relatado de un modo muy personal el proceso que vieron ellos a la hora de componer cada una de los cuatro temas de la placa; más allá del detrás de la consola, este es un viaje y acompañamiento sensorial a la hora de escuchar, con atención, el EP completo:

2122

Nosotros tomamos este primer corte como si de un despegue en una nave triangular se tratase, ya sabes, una de esas míticas con 3 luces a cada lado. Notaréis que al principio no se percibe absolutamente, tranquilos, que tampoco nosotros lo oímos… Bueno, excepto por esa ligera capa de ruido rosa, humo, que da paso a un largo fade in en el que van entrando uno tras otro todos los elementos, lo hacen de un modo escalonado, muy suavemente. Este primer trayecto se nos va de madre según avanza, terminando con un asentamiento cósmico en un exoplaneta desconocido. No se sabe bien por qué, pero allí nos encontramos con una pirámide, muy similar a las nuestras, concretamente a la de la portada del nuevo disco… pero ésta flota como suspendida por una fuerza magnética.

Triangular Sides

De ese preciso y precioso momento surgirá luego “Triangular Sides”, éste se rige a su vez por un constante flujo de sonidos que siguen patrones de 3, vaya, casualmente como las caras visibles de la pirámide que nos flota delante. Pero la cara inferior, la base, es de cuatro lados, y esconde algo. Quizás un portal a una dimensión paralela, o a una oscuridad infinita. No está muy claro. Lo que sí está claro es que la pirámide está ahí, vacilante, y por algún motivo totalmente deliberado. No lo sabemos bien, pero alguien o algo la pusieron allí.

Weekly Report

Continuando con nuestra curiosidad y atrevimiento, es el momento de intentar descubrir lo que hay oculto bajo esa pirámide. Tan sólo con asomarnos, una fuerza brutal nos absorbe y entramos en un túnel de colores, precioso pero sobrio, por el que avanzamos sin poder hacer nada al respecto. Formas abstractas se dibujan a nuestro paso. Poco a poco se atisba luz blanca al fondo, una salida. Nos precipitamos hacia ella a gran velocidad hasta que todo funde a blanco. 

Maps 

Blanco. Más blanco. Un espacio infinito puramente blanco. Seguimos avanzando hasta que vemos una pequeña mancha a lo lejos. Nos acercamos cautelosamente, no sabemos qué puede ser. Pasado un tiempo lo vemos, un pequeño planeta gris. Aterrizamos. No vemos nada en él, es sólo una gran llanura que se extiende por toda su superficie, excepto por un detalle que vemos a lo lejos: una pirámide flotante. Otra. Volvemos a empezar, volvemos a “2122”, y así, ¡hasta el infinito y más allá!