¿Qué le da un verdadero equilibrio a las cosas?, ¿Cómo identificar qué es lo opuesto, y qué no?, ¿Cómo combinarlo y ser uno? A través de una honda formación artística y que le ha llevado por distintas de sus ramas como lo es el teatro o la ópera, Daniela Navarrete ha podido mezclar con soltura y con gran discernimiento una propuesta diferente, una que bien puede englobar todo aquello que convive en el género pop y sus variantes. Pero lo ha hecho con una cara y nombre diferente; lo ha hecho como Fausto Leonora.

Con el reciente estreno de una sesión en vivo que justamente enlaza sus facetas más histriónicas luego de la salida de su primer EP, ‘Deconstrucción‘, nos encontramos con Dani para una charla que va desde su autodefinición como músico y concepto; su crecimiento y construcción sonora; sobre cómo el teatro nutrió su manera de crear y cantar; de la solemnidad de su música y estilo de canto; de quiénes se inspira, y también, de los detalles de esta producción en vivo.

¿Quién es Fausto Leonora y cómo definirías su estilo musical?

Fausto Leonora es el seudónimo que uso, haciendo referencia a mi alter ego que representa el equilibrio de los opuestos. El estilo musical es una mezcla experimental de una voz particular con música electrónica, pop y rock alternativo.

En una época en la que muchos músicos están presentes en distintos proyectos y parece que es mejor arriesgar en conjunto, ¿Qué tan fácil o complejo es iniciar y consolidar una carrera en la música como solista?

Es tan complejo como hacerlo en conjunto, nada en la vida es fácil, sino todos lo harían. Como solista, puedo decir que tienes que estar pendiente de todo, no hay muchas personas con quien delegar, entonces debes organizarte mucho, prepararte y confiar en ti. Iniciar es lo más sencillo, consolidarte requiere aún más trabajo, lo padre es que en ese camino vas descubriendo cosas sobre ti que no sabías y están bien lindas.

Los temas de ‘Deconstrucción’, tu primer Ep, son una invitación a la introspección, ¿de dónde llega la inspiración para componer sobre esa línea?

Justamente de eso, de introspección. Siempre me ha gustado hablar conmigo misma; hubo un tiempo en que no me escuchaba tanto y oía más a los demás, entonces creé algo así como una prisión de mi “yo interno” que tuve que liberar. Creo que es importante eso, hacer caso a las emociones y expresarlas de alguna manera, conocerse y valorarse.

Foto: David Barajas

Siento que hay sonidos que se enlazan con determinada parte de la mente o del cuerpo, por eso hay que estar atento para cacharlos, pero también hay que tener esa parte juguetona para conectar con nuestras entrañas, improvisar siempre saca lo mejor de nosotros y es de las cosas más pasionales que se pueden hacer

Algo importante y curioso es tu formación musical, cuéntanos de eso y cómo lo uniste con Fausto Leonora

Mi interés por la música surgió hace 11 años. Empecé por aprender guitarra, luego me adentré al canto -más apegado a la ópera- con varios maestros, también aprendí algo de piano. Siempre me ha gustado el teatro musical, así que también estudie baile y teatro. Luego, cuando iba a clases con el maestro Juan Navarro, logré ser parte de la compañía de teatro Canto en Movimiento con quienes fui a Roma (Italia) a presentar la ópera rock, “Caleidoscopio”, que fue como tener una masterclass de arte en general; al mismo tiempo estudié solfeo y armonía en la Facultad de Música de la UNAM. La forma en que relacioné todo fue algo muy natural, la música e ideas para mis canciones fueron consecuencia de todo lo que me rodeaba artísticamente, ahora cuando hago presentaciones, busco transmitir eso mismo; me gustaría que todos los que se acerquen a lo que hago puedan experimentar lo que he aprendido y aprender de ellos también, hasta de sus experiencias. Es lindo darse cuenta de que todo se puede usar, el teatro no necesariamente es sólo para obras, el movimiento es algo que te lleva a través de la música, y la forma de usar la voz no debe encasillarse… me gusta esa libertad de poder experimentar con las sensaciones para que los demás puedan conectar con esa misma energía de liberación.

¿Qué actos podrían ser similares al tuyo?, ¿Dónde podrías encontrar semejanzas que también te inspiran?

Hay muchísimos actos y bandas que me gustan e inspiran mucho. Apenas vi en vivo a David Byrne, King Krule y St. Vincent, los tres, en diferentes aspectos, me llenaron de esperanza, tienen tal vez pocas semejanzas con lo que hago pero hay algo que conecta, eso me inspiró. Iraida Noriega no es tan similar tampoco, pero me inspira siempre porque tiene una conexión muy marcada con su interior que se expresa a través de su voz, hace magia. Similares podría considerar a Mooi porque es bastante experimental, tiene muchísima corporalidad y expresión, además cuenta con una energía increíble, y JC Taylor porque también experimenta muy padre con los loops, la libertad con la que genera de la nada una melodía es muy linda y puedes hasta bailar con sus canciones.

Cuéntanos sobre la reciente Live Session en la que participaste, ¿cómo surgió el chance de grabar, cuáles eran tus expectativas y qué te parecieron los resultados?

Surgió de la idea de tener un elemento visual de algunas canciones de mi primer EP, así que comencé a platicar con Alan Cortés, David Barajas y Mauro Babún para armar el plan de grabación y la idea. El estudio donde se realizó, Antarrec, lo conocí porque ahí grabé lo que escucharán próximamente como sencillos, platiqué con los dueños, Daniel y Adrián Noroña, quienes se unieron al equipo en la parte del audio y en dejarnos grabar ahí. Luego invité a Philip y Carlos de la compañía Canto en Movimiento para hacer el intro y outro de los videos porque sabía que iban a entender la cosa surreal que tenía pensada, ensayé mucho con tres músicos bien padres que me apoyaron en la ejecución, y finalmente, para la edición conté con el apoyo de Marcelo Quiñones. Mis expectativas eran altas, y se cumplieron porque el resultado me gustó bastante, creo que lo más padre fue que se hizo un equipo muy lindo y pudimos aprender de todos. La verdad es que siento muy bonito cuando los veo.

Me gusta esa libertad de poder experimentar con las sensaciones para que los demás puedan conectar con esa misma energía de liberación

En dicha sesión, la parte visual y el cuidado en cada detalle juega un papel muy importante, algo que también es característico de tus presentaciones ¿cómo llevas toda esa pasión e imagen a la parte musical?

Creo que todo está conectado, no podrías terminar un pastel sin la cubierta. Soy amante de los detalles. Algo que aprendí en teatro sobre musicalidad es que tiene que ver con esos detalles que conectan a la música con el movimiento, me gusta mucho jugar con ese aspecto. Ya más adentrados en la parte musical, siento que hay sonidos que se enlazan con determinada parte de la mente o del cuerpo, por eso hay que estar atento para cacharlos, pero también hay que tener esa parte juguetona para conectar con nuestras entrañas, improvisar siempre saca lo mejor de nosotros y es de las cosas más pasionales que se pueden hacer.

¿Cuáles son los planes inmediatos para Fausto Leonora (sencillo, Ep…)?

Próximamente voy a lanzar un nuevo sencillo, ya les estaré dando noticias sobre la fecha, pero vendrá acompañado de un video oficial. Me emociona porque para la portada trabajé con Ari Collage, una artista visual super talentosa. También voy a estar subiendo material a mi canal de YouTube.

¿Y, cuál es el estado de ánimo ideal para escuchar la música de Fausto Leonora?

Cuando estás melancólico pero feliz, cuando quieres animarte más y hacer brillar tu luz.