Descentralizar. Apropiarse. Crecer.

Estos tres motivos han sido claves en la generación de la debutante edición de Festival Homónimo, un evento curado y gestado desde las entrañas de Waves Magazine, uno de los blogs emergentes con mayor acento en la última temporada que la música independiente en Monterrey ha vivido. Pero, en todo lo que rodea al festival, ¿cuál es su principal acierto y su más afilada propuesta? Justo eso, su “propuesta”: entre la rotación común de talentos que existen en tierras regias, Homónimo ha apostado por incluir talentos del centro del país, y además, talento que actualmente está dando de qué hablar en géneros que van del synthpop al noise, de la electrónica al pop, y de bandas hasta solistas… en resumen, todo lo que está sucediendo actualmente en el circuito nacional independiente estuvo en Aparato el pasado 16 de junio.

La llegada de Homónimo, además de ser un nuevo espacio para la música fresca en Monterrey, significa un nuevo aire de vida para el movimiento sonoro en el norte del país, un espacio para marcar en las giras y también, un nuevo foro de entretenimiento y cultura para territorios regios; Vaya Futuro, Sadfields, Hawaiian Gremlins, Alice True Colors, Silver Rose, Paisajes, y un séquito de agrupaciones conformaron el primer Homónimo. Este es el recuento de los daños:

Fotos por Ana Sofia Meraz