Psicodelia stoner para quemar deidades; conoce a Supersilverhaze y saborea el acero

El trío de la Ciudad de México comparte su primer sencillo con influencias que viven entre el rock y el doom, con guitarras pesadas y saturaciones desmedidas

¿Cómo sería volver al año 1?, ¿Regresar al momento en el que nada existe? No religiones, no cultos, no dioses a los cuales venerar o adjudicarles las causas y efectos de la vida misma. Voltear hacia arriba, observar las nubes, no pensar que alguien surca en la altura… o en la profundidad de una caverna infernal. Pero, qué sería de esta imaginería si no está acompañada de una tumultuosa y expansiva energía de guitarras bien saturadas con sabor a metal y acero; ambientaciones oscuras que conviven en la naturaleza del rock, la pesadez del doom y la inagotable y siempre variopinta psicodelia. Quizás, solo un esfuerzo en vano.  Supersilverhaze, el trío capitalino conformado por Patrippy, Diego y Roy, conjuga esta abstracción desde su génesis y lo presenta en materia compuesta con “Anno Sine Deus“, el primer sencillo de una serie de lanzamientos que la banda planea este año.

Pero Supersilverhaze es también, como ellos mismos lo definen, “rock para rituales”, llámale como quieras, el culto está ahí; la banda se formó hace un par de años a manera de estudio y recreación, con la finalidad de grabar un LP lleno de mantras para glorificar la oscuridad, o bien, disiparla, sin embargo, tras unos ajustes, la tercia de la Ciudad de México tiene entre sus planes la liberación de este cúmulo creativo mediante sencillos sueltos o bien, un EP, mismos temas que fueron grabados en una residencia deshabitada.

Año sin dios… o el más nuevo single del proyecto titulado en latín, es una maciza composición que reposa en influencias de fuzz, stoner y doom, y con una lanza lírica que, si bien se encuentra basada en los atentados terroristas sucedidos en Francia en los últimos años y el terror del Bataclán, se refuerza en la premisa del extremismo religioso y las desastrosas consecuencias que éste provoca a cualquier nivel.

Escucha a continuación “Anno Sine Deus“, extingue a tus idolos, incinera a tus deidades, y explora una nueva realidad donde la psicodelia stoner es la única figura a la cual debes rezar.