Todo está cambiando” es la frase principal del quinto tema que se concibe en el también homónimo y genial EP debut de Bratty, el trío de bedroom/surf pop insignia de Culiacán que, en recientes meses, ha logrado colarse en playlists, conciertos y bibliotecas sonoras del resto del país con una sola pieza introductoria y un par de sencillos sueltos que se han desprendido de una estela de melancolía y anhelo adolescente. Una portada en rosa diseñada en Corel Draw, menos de 20 minutos de duración y un par de manos enlazadas son la primera carta de presentación del proyecto fundado por Jenny Juárez y secundado por Astrid y Esmeralda, una grabación hecha en casa que data de una primer gran maqueta que vivía en un pedal de efectos y que se apoyaba de un montón de experiencias contadas en voz y perspectiva de tres chicas al norte del país y apenas en sus veintes.

Pero lo que ha hecho tan especial a la tercia del noroeste ha sido su honestidad: la forma en la que escriben, en la que hablan, en la que cantan y proponen una nueva forma al abordar temas como el amor y lo que rodea a ese tan desgastado sentimiento en canciones que para nada suenan sosas, ni monótonas o simplemente aburridas… Bratty ha orientado mucho de sus composiciones a una forma no tradicional de construir universos y los presenta un poco más crudos, más reales, completamente anecdóticos y con un poco de sátira y rebeldía juvenil. Aquí se habla de amor, pero no de manera melosa o cursi.

Con una carga sonora que viene desde el pop de alcoba y texturas de lo-fi, hablamos con el trío de Culiacán sobre sus inspiraciones, los sonidos surf y power pop que se esconden en sus influencias, las formas narrativas que las identifica y cómo lo ven a través de más bandas nacionales, de una lista de títulos de canciones sin “canciones”, de cómo se reunieron por Instagram, de haber nacido desde lo independiente y seguir a flote en ello, y claro, de la razón de su nombre:

¿Cómo nace Bratty?

Jenny: Bratty como una banda se formó el 11 de noviembre del 2017, que fue nuestra primera presentación.

Astrid: La historia conmigo es que ya conocía el proyecto de Jenny y me gustaba mucho, vi una publicación en su Instagram de que buscaba baterista y pues le dije “la verdad no se tocar muy bien”, pero si sigues buscando a alguien en 6 meses pues dime… pero al final entré y todo salió bien.

Esmeralda: Yo no me acuerdo de esa publicación jaja pero conmigo pasó que estaba en otra banda muy culera, me habían dicho que Jenny buscaba bajista y me fui. Le mandé un DM por Instagram y ya.

¿Como estuvo ese primer show?

Astrid: Tocamos horrible jaja, tengo una foto de eso, la verdad creo que tocamos bien poquito y estábamos a destiempo, pero estuvo bonito, nunca habíamos ensayado, apenas ese día.

Jenny: Fue el 11 de noviembre y fue en un bar, el famoso Bara Bara de Culiacán, y de hecho ahí fue la primera vez que toqué acústico… y pues ensayamos dos horas antes de la primera tocada. Obvio no salió perfecto, pero estuvo chido.

¿Ustedes cuantos años tienen? Digo, son una banda muy joven, pero ¿cómo inician a hacer música cada una?

Astrid: Yo tengo 20 primaveras. La verdad a mi siempre me ha gustado la música, siempre había querido tocar la batería pero me rendí mucho con otros instrumentos, no tenia tiempo, ni apoyo para ir a aprender… pero en la escuela me propuse ya hacerlo, empecé unas clases y en 3 meses ya estaba en una banda.

Jenny: Yo 18. Pues, hacer música como tal, me acuerdo que inicié a los 10 años porque cuando fue mi cumpleaños pedí que me regalaran un teclado, aprendí un poco ahí, y ya después la guitarra a los 14 y así continué.

Esmeralda: También 18. A mi siempre me gustó la música pero nunca imaginé hacerla, empecé con la guitarra pero vi que todo mundo lo hacía y me pasé al bajo para cambiarle un poco.

Ciertos temas no son iguales para los hombres como para las mujeres, por ejemplo el amor, lo vivimos de diferente manera. Recuerdo conectar con Best Coast porque la vocalista era para mí alguien con quien me podía identificar en el sentido del amor pero dentro de la melancolía adolescente femenina, y quiero hacer eso para otras chicas.

Foto: @Paolaggp_

Ahora bien, la música de Bratty ha sido siempre muy melancólica, pero también tiene algo de vibra de rock californiano y ese tipo de melodías… ¿qué escuchan o qué les ha influenciado?

Astrid: Compartimos algunas bandas como Alvvays, Los Blenders, No Vacation, Señor Kino…

Esmeralda: Aquadolls.

Jenny: Yo realmente sí escucho ese genero, siempre me he inclinado mas por ese tipo de música donde las letras son lo que mas importa en la canción. Mi mayor influencia es Best Coast, de ahí salió el nombre de Bratty, por una canción de ellos.

Una pregunta que tenía iba a eso: que Best Coast es una de las influencias que yo notaba en Bratty, pero no sabía si el nombre venía de ahí…

Jenny: ¡Sí, es mi banda favorita!

Entre todo eso, también se nota esa parte más oscura, más contemplativa, más emocional, y justo mencionan que lo que más importa son las letras, ¿de qué suelen escribir?, ¿Qué les mueve a componer?

Jenny: La melancolía adolescente femenina.

Esme: Y de corazones rotos.

¿Qué vive en esa melancolía adolescente femenina?, ¿Cómo llega a ser tan única para componer?

Jenny: Ciertos temas no son iguales para los hombres como para las mujeres, por ejemplo el amor, lo vivimos de diferente manera. Recuerdo conectar con Best Coast porque la vocalista era para mí alguien con quien me podía identificar en el sentido del amor, pero dentro de la melancolía adolescente femenina, y quiero hacer eso para otras chicas; queremos conectar con esas chicas, hablar como ellas, que se sientan cercanas a nuestras canciones.

Creo que no hay ningún impedimento de que hagamos nosotras las cosas, solo el miedo de que es una industria liderada por hombres […] aunque supongo que como con todas las bandas, siempre habrá alguien que diga algo malo de ti o de tu banda; porque han dicho que queremos llamar la atención por ser niñas en una banda, y bueno, es algo que ni podemos cambiar…

Y esas letras son muy directas y muy específicas,  ¿Entre todas escriben?, ¿hay alguna canción con una anécdota especial o mejor dicho, todas son muy cercanas a la realidad?

Jenny: Es que el primer EP, el de ‘Todo Está Cambiando’, era un proyecto personal desde hace mucho, entonces ya tenía las canciones, ya sabía como quería que sonaran, pero pues ahorita que somos una banda, las tres estamos colaborando, ya sea musical o lo que sea, todas contribuimos para llegar a un acuerdo, aunque por lo general suelo escribir más la música pero todas le entramos.

Astrid: Hmmm creo que la que comparte una anécdota de las tres es ‘Sobredosis de Tempra’: esa fue una canción que salió de la nada en un ensayo, y que, no sé, estuvo muy random, queríamos sacar algo así, ni siquiera recuerdo de donde salió el nombre como tal.

Esme: Es que esa canción también es como “Charly”, que aunque son situaciones “falsas”, siento que Jenny le encuentra un contexto más amplio, en “Charly” se habla de los fuckboys y en la otra de los exes.

Astrid: Hay veces que solo queremos hacer una canción con un nombre específico y así se queda, tenemos listas largas de canciones jaja pero sin la canción como tal en realidad.

En este punto, ¿qué tan complicado o cansado es escribir de amor? Ustedes lo abordan de una manera también muy actual, no sé, cómo que se siente muy cercano, muy ácido y no como otra canción genérica…

Astrid: La verdad no sé, o sea, siento que tenemos pensamientos bien tontos -o a veces no- y  frases como “siempre me dices que soy tu chica pero tienes otras 4” o “me besé con tu primo” quizás suenen tontas jaja, pero no sé, siento que no es meloso en realidad, es difícil explicarlo…

Jenny: Supongo que no es complicado porque es algo que a todos nos puede pasar, a nosotras nos ha pasado. Tratamos de que nuestras canciones sean profundas pero quizás también tirándole a la sátira o con palabras mas coloquiales. Como tú dices, no es muy común y es algo muy “adolescente” también por así decirlo.

Esme: También, si te fijas, hay una diferencia muy cabrona entre “Aquí” y “Charlie”, la manera en la que habla, se escucha y se siente es muy cambiante.

Foto: @Paolaggp_

Sí, “Aquí” es una balada de desamor muy fuerte, se puede decir que tienen ambas caras para abordar estos temas, y que creo, a veces escribir una canción divertida o sarcástica requiere una labor más complicada…

Jenny: Sí, y es algo que también hace Señor Kino, Los Blenders, Dinosaurios Surf Club, Axel Catalán… son artistas que están pegando en este ámbito también, y tratamos de ser versátiles porque tampoco queremos que la gente piense que no podemos escribir una canción seria jaja.

¿Dónde grabaron este primer EP y cuánto tardaron en hacer el material? Desde la idea, grabar, portada, etc…

Jenny: El EP lo tenía como una maqueta en mi pedal de loop, con batería y todo, pero no sabía cómo grabarlo para que sonara bien. Me ofrecieron ir a un estudio del que no diré el nombre y que ya no existe, pero al final me quedaron mal, y estuve yendo unos 6 meses y perdí mucho tiempo, no saqué nada de ese lugar y quedaron bastante mal. Me compré mi software, mi interfaz, el micrófono y lo grabé en mi cuarto, lo mezclé y todo en mi computadora, pero pues la idea ya estaba ahí, de como quería sonar y que quería decir… igual la portada la hice en Corel jaja, no es la mejor pero me gustó, y es algo que identifica a Bratty, que todo lo hemos hecho nosotras: la portada, la música, todo en realidad es DIY, independiente.

Luego de este primer EP, han estado tocando en algunos lugares y mucha gente ha estado volteando a verlas, ¿qué tan difícil es ser una banda de chicas jóvenes e independiente?, ¿Han tenido alguna mala experiencia en ese sentido además de la del estudio?

Jenny: No creo que sea muy diferente a una banda de hombres que tengan nuestra edad, creo que no hay ningún impedimento de que hagamos nosotras las cosas, solo el miedo de que es una industria liderada por hombres, pero no ha habido malas experiencias aparte de lo que te conté, aunque supongo que como con todas las bandas, siempre habrá alguien que diga algo malo de ti o de tu banda; porque han dicho que queremos llamar la atención por ser niñas en una banda, y bueno, es algo que ni podemos cambiar jaja a veces vienen chismes y cosas que no son, pero pues, tratamos de ignorar y tratar de que no nos afecte en nuestro objetivo que es hacer música y que suene como queremos.

Esme: La mayoría de los comentarios así son por gente que siempre le tira a todo, ya sabemos que es su funciona en la vida, tirarle hate a las bandas que no son de ellos.

Astrid: Y no solo comentarios de bandas, sino de gente externa que al final nos termina dando risa. Sin embargo, siento que hay mucha gente que nos apoya mucho y cada vez nos preguntan más sobre cómo vamos.

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *