La industria musical a veces puede ser como adentrarse en un juego de mesa, en el que a pesar del talento que se tenga para mover las fichas, cada tirar de dados representa una nueva apuesta que puede acercar o alejar de la meta. Afortunadamente -y contrario a lo que ocurre en cualquier partida- en la industria existe la opción de acercarse a los que saben cómo alcanzar el crecimiento artístico y comercial de músicos y bandas.

Mario Sánchez, “Chavo”de Austin TV, es uno de esos gurús de la industria, y quien desde su experiencia construye canales para apoyar el crecimiento de la escena; actualmente es el rostro y motor de la división en México de CD Baby, la plataforma global que a lo largo de 20 años ha puesto al alcance del artista independiente las bondades de la industria a través de la distribución y difusión de su música.

Y con motivo de la reciente alianza entre CD Baby y la Sociedad de Autores y Compositores de México, platicamos con Mario acerca de la importancia de registrar el trabajo creativo, sobre cómo construir estrategias de difusión que brinden resultados tangibles a los músicos y de la trascendencia de una alianza que permitirá recuperar parte importante del acervo musical histórico de nuestro país.

Foto: Facebook

¿En qué consiste la labor de CD Baby en México?

Actualmente en México trabajamos con más de 10 mil artistas, en este momento de la historia nos dedicamos a vender música en línea, en Spotify, Deezer y más de 100 tiendas digitales en todo el mundo. Hacemos gestión para los músicos y los guiamos de la mejor forma.

De acuerdo al plan de trabajo de la plataforma ¿qué sigue después de que una banda o artista decide ser parte de CD Baby?

Lo primero es tener la música grabada y los artes del disco o sencillo. Cualquier artista puede entrar a cdbaby.com y subir su música, la página funciona de forma muy parecida a un autoservicio. Tenemos un acuerdo que nos permite vender su música, pero ese acuerdo no es de temporalidad forzosa; si los músicos están contentos con nuestro servicio, ahí estamos, y si no, sólo tienen que hacer clic en cancelar.

Se trata de un servicio muy amigable porque todos los que estamos trabajando en CD Baby somos músicos, managers o tenemos un sello discográfico y sabemos lo difícil que a veces puede ser el mundo de la industria musical, por eso el trato es así, buscamos que los músicos estén contentos.

¿Cuáles son los beneficios que reciben los artistas que deciden inscribirse?, ¿Difusión, dinero?

En México trabajamos al lado de los artistas que de a poco se han ido acercando a CD Baby. Yo antes tocaba en Austin TV y mi principal función era buscar la forma de posicionarnos, creo que mi forma de ayudar a los músicos ahora es sugerir formas de promoción. Tenemos un blog que se llama Músicos Do It Yourself y en él tenemos un montón de información entre PDFs, ideas, trucos y más para que los músicos y bandas puedan tener una carrera más exitosa; en el blog pueden encontrar desde por qué llevar tu botiquín de emergencias si sales de tour hasta cómo construir un estudio casero.

Todo eso lo ponemos de forma gratuita junto con lo más importante, que es que distribuimos su música en más de 100 tiendas digitales en todo el mundo. Sólo cobramos el 9% de comisión, los artistas se quedan el 91% de las ganancias que genera la reproducción de su música y eso es importante para nosotros porque sabemos que son los músicos los que deben ganar más y deben recibir pagos constantes, por eso hacemos pagos semanales.

Si bien es cierto que hay artistas que generan poco, también hay otros que reciben mucho, no hay una norma, hemos visto casos de mucho éxito y otros que esperaría que fueran exitosos y no resulta, pero eso depende del momento en que se lanza el material, de la promo que se hace y otros factores.

Imagen de Músico DIY

Dentro de esas más de 100 plataformas con las que trabajan, no incluyen Soundcloud ni Bandcamp, ¿qué postura tienen respecto a esas plataformas que juegan en la industria bajo sus propias reglas?

Son servicios aparte porque ninguno de los dos funciona como streaming tal cual, en Soundcloud sí puedes escuchar la música pero no paga nada a nadie y en Bandcamp sí puedes comprar la música, pero nada más. Yo recomiendo que los músicos estén en todos lados; en CD Baby distribuimos a YouTube, Spotify, Dezeer y más plataformas, pero es recomendable que cuelguen su música en todos los lugares en los que puedan porque nunca sabes por dónde va a llegar un nuevo fan.  

Después de año y medio operando en México, ¿cuál es el balance en términos cualitativos y cuantitativos?

Ha funcionado muy bien, hemos tenido un crecimiento casi del cien por ciento en nuestro catálogo de artistas y sobre todo hemos tratado de buscar artistas que me parecen interesantes. Eso ha sido parte fundamental, porque antes de que hubiera una representación en México, CD Baby ya llevaba 20 años y había muchos artistas que estaban ahí, pero algunos ya no existen, otros no son constantes y nuestra labor ha sido buscar artistas que están trabajando bastante y me da gusto poderlos apoyar.

Cuando empecé a tocar con Austin TV nunca encontré nadie que nos pudiera guiar en ese tipo de cosas, que nos dijera cómo registrar una obra, la importancia de los derechos de autor, cómo funcionan los derechos autorales y puedo decir que en este momento, por lo que veo y percibo de los músicos con quienes trabajamos, están muy contentos y nosotros también.

¿Cómo se encuentra el terreno musical mexicano en cuestiones legales? ¿Los artistas y bandas son conscientes de que tienen que trabajar también esa parte?

Claro, en general los creativos siempre han sabido que tienen que registrar su obra, la cosa es que a veces no saben cuándo, muchas veces se esperan hasta tener un disco grabado de forma profesional pero en realidad puedes registrarlo desde que tienes la partitura o la idea en la cabeza. Poco a poco hemos ayudado a que los músicos se pongan las pilas con eso. Para nosotros no es requisito que esté registrada la obra para poder subirla a las plataformas de streaming, sin embargo sí creemos que es nuestro deber informarles y hacerlo oportunamente. Además recientemente firmamos una alianza con la Sociedad de Autores y Compositores de México, que en sí es una sociedad de gestión colectiva que se dedica a cobrar regalías autorales de todos los socios registrados en la comunidad. Estas regalías se generan a través de shows en vivo, sonar en la radio, en una película o serie, televisión, en medio del SuperBowl, etcétera.

¿En qué consiste esta alianza y cuál es el papel de CD Baby?

Yo como músico también soy parte de la SACM y me acerqué a ellos porque pensé que sería una buena oportunidad que los músicos obtuvieran el servicio de forma gratuita; normalmente nosotros cobramos una suscripción única de $15 dólares por sencillo, pero para los socios, por el simple hecho de ser socios, recibirán este beneficio de distribuir su música sin cobro de inscripción. En la SACM les encantó la idea, tardamos un rato en hacer el papeleo y el asunto legal, pero finalmente lo logramos y creo que va a ser algo muy positivo para toda la comunidad musical en general, porque hay muchísimas obras por ahí olvidadas y es muy importante tener todo el catálogo o el mayor número posible con todas las firmas porque es lo que nos define como entidad cultural mexicana y para mí esa siempre ha sido la motivación principal.

¿Cuál es la trascendencia de este acuerdo?

El acuerdo se firmó hace un par de semanas pero empezaremos a enviar correos a los socios a finales de mes y a partir de eso esperamos ver un montón de nuevas suscripciones y lanzamientos de material nuevo y viejo, sobre todo creo que va a salir mucho material viejo. Muchos no lo saben pero el 15 de enero fue el Día del Compositor y ese día se hace una comida en la Sociedad de Autores y Compositores y en esa comida se juntan un montón de personalidades, básicamente de compositores, pero muchos de ellos son familiares del compositor original, quien ya falleció. Todas estas familias y todos estos músicos y compositores, muchas veces estaban enfocadas en el anterior régimen de comunicación musical, es decir, el disco físico, y ahora les ha costado a muchos hacer el cambio a digital; de repente hay desconfianza, no saben cómo ni con quién. Creo que se va a rescatar un montón de catálogos y será genial ver a todos estos compositores en línea, porque la música es más global que nunca, eso yo lo veo todos los días y si algún compositor tenía mil seguidores en México, es probable que llegue a 100 mil en todo el mundo y sin mayor esfuerzo. Eso es vital para mi y es lo que he intentado compartir con toda la gente que está trabajando conmigo.

¿Qué le dirías a las bandas, músicos y compositores para que se sumen a esta iniciativa?

Es super importante que si ya tienen música grabada y aunque ya no esté tocando la banda o el músico, suban su música porque no saben dónde hay gente que los va a escuchar y al mismo tiempo van a ganar algo de dinero. Cada vez hay más confianza hacia el streaming y es importante entender que se trata de un pago por evento, el músico no puede esperar un montón de dinero por cada play, obviamente todos quisiéramos ganar lo más posible y creo que poco a poco vamos a ir subiendo esas cantidades conforme más gente se inscriba a las plataformas.

La idea de que la industria de la música está en crisis, ahora mismo creo que no es correcta, esa crisis se está contrarrestando y vamos hacía una época de esplendor de la música digital. Creo que es importante que si tienen música guardada en el cajón, la suban, yo mismo lo hago todo el tiempo y no porque me deje muchísimo dinero, sino que me da gusto que alguien esté escuchando en Lituania, por ejemplo. Conozco artistas que su público está en Londres y acá nadie los conoce, pero está padre, y si no pasa nada, al menos sabes que hiciste todo lo posible para que sucediera.