Un muro de ruido da inicio al abismo sonoro de ‘Transparente‘, el EP debut de la dupla capitalina conformada por Fryda Magaña y Arturo Tranquilino: Fryturama. Entre ese denso y neblinoso paisaje resplandece una cálida y tersa voz femenina que se expande a través de ecos y coros suaves… tras casi 3 minutos de distorsión perfectamente construida, una secuencia electrónica aparece para dar forma al sencillo uno del material, “Brisa“, un inicial acercamiento a esta perfecta sincronía entre aparente ruido y una melodía afincada en la serenidad vocal de Fryda.

Compuesto de 7 temas grabados en su home studio, ‘Transparente‘ se la juega en una sola carta: frescura. Y es que dentro de una emergente camada de noise y géneros apegados a la alta saturación -pero con un sentido de composición armoniosa- Fryturama significa ese ligero brillo y desahogo que, como ellos mismos mencionan, se abandera bajo el término de cute-noise, un concepto que resuena a altos decibeles y se adhiere como pegamento a tu cabeza; esas voces, esas guitarras tan potentes como inquietas, esos espasmos electrónicos… ese bullicio tan envolvente.

Con un nuevo sencillo fuera titulado “Festival” y la oficial salida del material, hablamos con Fryda Magaña, voz del dueto, sobre todo lo que convive en ‘Transparente‘, del peculiar nombre de la banda, de esos lugares en donde han encontrado inspiración, sobre el sonido al que han llegado y de cómo hacer música que de verdad salga de las entrañas para instalarse en el alma.

¿Quiénes son Fryturama?, ¿Desde cuando existen como proyecto musical?

Desde que nos conocimos supimos que queríamos hacer música juntos. Coincidimos en los mismos gustos y géneros musicales. Yo estaba a full con mi proyecto de ilustración (@frytangas) y Arturo con sus proyectos de música, y fue hasta que descubrimos que en México existe una nueva escena de bandas como Mint Field, lugares como 316 Centro y festivales como el NRMAL que nos inspiraron a iniciar este proyecto a principios de este año.

¿Cómo nace el nombre? En un inicio siempre pensé que se trataba de una conjunción entre el nombre de Fryda y Fry, el personaje principal de Futurama…

Jajaja aunque nos gusta Futurama, hay toda una historia detrás del nombre: recién había llegado de Guadalajara a vivir a la Ciudad de México cuando tembló el 19 de Septiembre de 2017. En las siguientes semanas mi mejor amiga me invitó a tomar unas fotografías para un proyecto social en un barrio que no conocía. Al vernos en la necesidad de preguntar por la locación de lugar, nos topamos con un pequeño expendio de palomitas y papas llamado “Friturama Pop”; la palabra Friturama se quedó con nosotros mucho tiempo y de cierta manera representa lo que somos. (Fritos, Fry, Frytangas)

¿Cómo llegan a hacer música juntos?, ¿Cómo fue esa primer momento de haber encontrado un sonido hecho por ambos?

Muy emocionante. Después de una noche en 316 Centro nos despertamos muy inspirados; Haber visto a Dani Shivers y Matoko Kino hacer magia con sintetizadores y delays me despertó la curiosidad de experimentar con mi voz. Ese día encontré que mi tono encajaba perfecto con las guitarras distorsionadas y los sintetizadores comprimidos de Arturo.

Hasta que descubrimos que en México existe una nueva escena de bandas como Mint Field, lugares como 316 Centro y festivales como el NRMAL que nos inspiraron a iniciar este proyecto a principios de este año.

Foto: Jaime Martinez

De ese primer momento, hasta hoy, ¿qué lograron pulir o cambiar en el proceso de su creación como músicos?

Hacer música juntos se ha sentido tan natural que cada fin de semana que nos ponemos a “jammear” crecemos como si el tiempo pasara muy rápido. Hemos encontrado nuestro propio sonido y estamos enamorados de él. 

Están estrenando “Transparente”, su Ep debut, ¿qué tiene éste, musicalmente, de relación el título del álbum?, ¿Qué concepto se encuentra ahí detrás? Además, hay una canción así el EP…

Acompañados del escuchar música juntos, solemos tener pláticas clavadas sobre de dónde viene y a dónde van los sonidos que nos gustan. Después de platicarlo tanto, nos dimos cuenta de que ahora en 2019 todos necesitamos de algo “transparente”. Arte que salga del corazón, que sea fresco y sin compromisos. Música sin ataduras comerciales, ruidosa, lo-fi y dulce. El sonido del material tiene mucho de noise y “ruido” ambiental que termina finalmente por ser melódico, algo que le llaman cute noise.

¿En qué encontraron inspiración para hacerlo?

Nos encantan los contrastes. El ruido extremo convive de una forma muy armoniosa con las voces tiernas. Entre nuestras influencias se encuentran:  Slowdive, Mint Field, Loveliescrushing, Stella Luna, Winter, Norwayy, Drop Nineteens, Lorelle Meets The Obsolete, Slowcrush, OCEANSS, My Bloody Valentine, Kraus, Lorde, los cómics de Dr. Strange, la psicodelia y no puede faltar Sonic Youth.

Quizás eso es lo que más nos gusta de Fryturama, que todo va cambiando día a día.

¿Dónde trabajaron el material?, ¿Fue un material hecho en casa? Cuéntenme sobre todo este proceso…

Todo lo grabamos, mezclamos y masterizamos en el home studio de Arturo. Con sintes análogos y amplificadores pequeños grabados a altos volúmenes, lo cual hace que se pueda grabar todo el espectro sonoro de una guitarra con toneladas de distorsión y reverb. Yo uso muchos delays, experimento con loopers y texturas. 

Algo interesante es que, pareciera que el EP se divide en dos mitades; las canciones más experimentales y un paisaje más estridente, y la parte más melódica que mencionaba y que se siente en los bonus tracks, incluso se siente como una evolución o una manera diferente de transmitir el sonido, ¿qué me pueden contar sobre esto?

Efectivamente. Qué bonito que lo notaras. En realidad los bonus track los grabamos después de haber sacado el EP en Bandcamp. El domingo después del NRMAL compusimos y grabamos ‘Festival’ y nos dimos cuenta de que nuestro sonido estaba evolucionando. Quizás eso es lo que más nos gusta de Fryturama, que todo va cambiando día a día.

Si pudieran definir en alguna frase el sonido de la banda, ¿cuál sería?

Es la expansión de la conciencia inducida por olas de distorsión e iluminadas por la ternura de una voz que no te deja solo en ningún momento del viaje.

Nos dimos cuenta de que ahora en 2019 todos necesitamos de algo “transparente”. Arte que salga del corazón, que sea fresco y sin compromisos. Música sin ataduras comerciales, ruidosa, lo-fi y dulce. El sonido del material tiene mucho de noise y “ruido” ambiental que termina finalmente por ser melódico, algo que le llaman cute noise.

Foto: Jaime Martinez

Pareciera que los sonidos del noise y la experimentación se encuentran en una etapa de mucha evolución, parece que se escucha más que antes en la ciudad… ¿sienten que son parte de este movimiento, de esta escena?

Nos gustaría pensar que sí, nada nos gustaría más que ser parte de un movimiento musical del cual somos muy fans. 

Luego de este lanzamiento, ¿qué viene para Fryturama?

Hacer música todos los días, tocar en festivales y compartir cartel con bandas que admiramos. Nos encantaría tener cada vez más shows en vivo para así encontrar nuevos sonidos y perspectivas desde el escenario. 

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *