Pop de habitación, escrito con los sentimientos por delante y grabado en lo-fi es lo que se puede encontrar en ‘Flores‘, el disco que Raylen estrena desde Ultramarinos. Raylen es un músico oriundo de Toluca y poseedor de un peculiar sonido que él mismo cataloga como insecure pop y en el que mezcla elementos del pop o del folk con el r&b y hasta los boleros, además de sampleos increíbles y extractos de audios que refuerzan el universo creativo del cantautor mexicano.

Flores‘ cuenta con dos versiones, la física llamada “Midori´s Edition” (https://www.kichink.com/stores/RaylenMX) y la digital, “Distimia Edition”. Además de que la primera tiene más tracks que la segunda, este material es la carta de presentación con la que muestra el trabajo realizado en los últimos meses y en cuya selección quedaron 31 temas.

Con la intención de dar forma a una historia y hacer más fácil la escucha de semejante volumen, toda la grabación fue dividida en seis capítulos, entre las canciones que ya se habían escuchado y que ya estaban en plataformas, y los temas inéditos.

El disco va contando una historia de pérdida, autodestrucción y reinterpretación personal, que va avanzando conforme a los capítulos. Lo de los capítulos se dio porque al seleccionar los tracks, me di cuenta de que las canciones contaban una historia de manera orgánica, contaban mi historia sobre perder a Midori y cómo buscar una salida, enfrentándome paso a paso a problemas personales y esa onda de crecer.

El material se grabó durante todo un proceso: fue en agosto, cuando volví a trabajar y las canciones se fueron formando por sí mismas. Tenía un montón de ideas y trataba de llevarlas a cabo, algunas funcionaban y otras no tanto. El disco terminó de crearse por ahí de enero y aunque ya lo habíamos anunciado, no se había terminado en realidad. Todo se grabó en mi home studio, con un micrófono, una consola y un par de cables.

Para entender a profundidad de qué se trata cada uno de esos pasajes, Raylen nos contó, capítulo a capítulo, el significado de cada uno en una exclusiva y primer play oficial en ULTR/MRNS:

Capítulo 1:

El capítulo uno habla de cuando mi exnovia y yo nos distanciamos, fuimos a diferentes ciudades y trata de cómo buscaba distraerme de eso. Originalmente el capítulo se llamaba sólo “Distracciones”, pero era más que eso, era ver situaciones que habían pasado y buscaba hacer canciones para distraerme. Por eso hay rolas como “Tropical Depression” que no tienen ningún contexto real y que es más bien una historia extra dentro de la historia.

Capítulo 2:

Habla sobre alejarme de Midori y regresar a mi ciudad para darme cuenta de que ya no iba a regresar… es melancolía pura, habla de la relación y cómo se rompió ese lazo.

Capítulo 3:

Este refleja una parte más fiestera de mí; no es que yo salga mucho, pero tengo un debraye con eso, de que salgo de peda y me pierdo muy feo. No lo hago a menudo. Dentro de esa etapa fiestera, sigo pensando en ella, sigo con lo de la autodestrucción y diciendo que todo está bien aunque sabía que no era así.

Capítulo 4:

El capítulo cuatro es la continuación del anterior en el sentido de que, no sé otras personas, pero a mí después de una peda me da por desaparecer, incluso físicamente, nadie sabe dónde estoy ni hablo con nadie. En este capítulo hablo de mi distimia y cuestiones personales, aunque de una forma muy sútil.

Capítulo 5:

Luego viene el cinco, que pudo haber estado dentro de los otros capítulos porque dentro de la creación del disco, la presencia de esta persona no dejaba de estar y atormentar, pero al mismo tiempo le daba forma al disco.

Capítulo 6:

Por último está el capítulo seis, que es esa reinterpretación personal que te lleva a descubrir que la pérdida también te ayuda a crear cosas, perder algo hace que otras cosas florezcan.

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *