Entre el delirio del desamor y su brutal intimidad; escucha ‘Delusión’, el nuevo y punzante disco de Bratty

El proyecto encabezado por Jenny Juárez presenta un material ingenioso, casi conceptual, con letras tan intimas como desoladoras que consolidan al proyecto de Culiacán.

Desde el primer deslice de cuerdas en “Intro” y esa figura de teclado que se repite a lo largo de un minuto aproximadamente, se entiende que dicha obertura antecede algo mucho más grande en la incipiente carrera del proyecto de Culiacán. Luego del pasar de esta atmósfera gris, la nueva placa de Bratty da pie a nuevas guitarras, percusiones mucho más vivas que antes y un bajo que se siente mucho más inquieto y completo para llegar a una pregunta sencilla pero punzante que abre “Cruel“, el segundo tema de ‘Delusión‘, el nuevo, genial y cortavenas nuevo disco del trío de Sinaloa: “/¿Por qué me odias?/”.

Delusión es todo en un solo álbum: es la consolidación de un concepto que nació con canciones acústicas y hechas en una alcoba; también es la evolución meteórica de un sonido labrado en una zona mayormente lo-fi y con una inocencia y sencillez compositiva que suena mucho más detallada en la producción; es una oda al amor en tiempos de Instagram, compromisos a medias, sentimientos desbordados y relaciones libres; es al mismo tiempo un cúmulo de letras y temáticas llenas de realismo y habladas desde la juventud y sus pasionales ensoñaciones; es jerga del día a día aplicada al desencanto romántico, es un manual para saber cómo diablos vivir ese amor y sus desilusiones.

Con una mezcla que hierve entre el surfpop e inyecciones de balada, el proyecto encabezado por Jenny Juárez va de momentos de agitación y riffs en alta velocidad en “Cruel” para terminar quebrando el tema con una frase de rotunda autorrealización, pasando por la ingeniosa, nunca estática, de letras tan cercanas y soñadoras en “Quiero Estar“; bajando el ritmo pero aumentando el dolor en “Honey, No Estás” con una poderoso aliento vocal que amalgama sus afilados coros, mientras, reforzando una línea de bajos con un surf mucho más tradicional, conduce un tema de choque amoroso entre el bienestar y el mal que hace una persona en “Decir Adiós“. En “Quédate” comienza el descenso arterial, se clama por ese amor prácticamente perdido entre el desconocimiento y la inseguridad (y que viene de un también emotivo y acústico demo de Soundcloud) para cerrar con el tema que da nombre a la grabación: tres minutos y medio que se afincan en la misma base melódica del intro y que, a manera de cierre y lejana reflexión, busca un nuevo andar luego de haber encontrado la paz dentro del caos… la paz dentro de algo que nunca pudo cambiar, algo que siempre fue un delirio y que en el último minuto termina por desarmarse entre ecos de acordes, sollozos vocales, dulces trazas de cantos afligidos y un arpegio brutalmente íntimo.

El nuevo disco de Bratty es el sonido del desamor y la barbarie que esto le significa al corazón. Una grabación casi conceptual. Escucha ‘Delusióna continuación:

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *