Wet Baes aterriza con ‘Cosmovidencias 01’, un material inmersivo de nujazz y flotantes texturas psicodélicas

Esta es la primera entrega de la nueva y cósmica etapa del productor capitalino: un alunizaje explosivo de una fragua electrónica exquisita y siempre propositiva.

El aislamiento ha sido la base y la clave que el joven productor de la Ciudad de México, Andrés Jaime, ha tomado para desarrollar un concepto increíble y astral, mismo que se debate entre la eterna infinidad del universo y un espacio milimétrico que burbujea ansiedades, preocupaciones y pensamientos dentro de una cabina de exploración prácticamente mental. Es un binomio casi paradójico: encontrarse en un ilimitado e incalculable lugar y, al mismo tiempo, sentirse enclaustrado en uno mismo… porque el aislamiento no es soledad necesariamente. Y el nuevo lanzamiento de Wet Baes es prueba de ello.

Con una desafiante travesía que duró cerca de los dos años, Wet Baes ha pasado por un alunizaje que se centró totalmente en una subterránea labor de producción y experimentación, totalmente hipodérmica en sus composiciones líricas e increíblemente propositivo en su mezcla sonora e instrumental; Andrés ha adherido una seductora corriente de neo jazz, brillantes texturas de psicodelia rebajada, guiños de sintetizadores setenteros, mutaciones rítmicas que no cesan y que van del frenesí electrónico a descensos trascendentales que te dejan en un desierto galáctico en densa contemplación. Porque el ‘Cosmovidencias 1‘, la pieza inicial de una serie de cinco lanzamientos que se centran en el año 2033, está hecho para una escucha sin pausas, totalmente inmersiva.

Compuesto por dos actos (“Solitario” y “Señal” y con una duración de 10 minutos, el nuevo trabajo del capitalino es una odisea experimental que va más allá de la producción de alcoba, que se centra en la renovación no solo musical de lo ya hecho por Wet Baes, sino su renovación personal y espiritual, misma que viene de una estancia en órbita compuesta de decepciones amorosas, los miedos de crecer y la siempre angustiante espera del futuro. Hoy, Wet Baes ha entregado una obra musical que va más allá de él mismo y que centra sus cánones conceptuales en el plano estelar, y que, junto a una armada de teclados, sintetizadores, solos de guitarra agresivos, assets de electrónica que relampaguean y una eterna materia sideral que se vierte de la cabeza de Andrés.

Esta es la primera entrega de la nueva y cósmica etapa de Wet Baes, un despegue explosivo que se mezcla entre el nujazz, la nostalgia psicodelica y una fina fragua electrónica que nunca desaparece. Esto es ‘Cosmovidencias 01‘:

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *