Los 50 discos latinos más salados de 2019: la garra del sonido independiente

Un año de música independiente de México y LATAM en una poderosa lista. Este es el recuento del ruido que guardamos en nuestra biblioteca.

Siempre lo decimos: este ha sido un gran año para la música independiente en Latinoamérica, y especialmente, en México. Desde hace un par de años, desde ULTR/MRNS, nos hemos dedicado a cubrir y amplificar los sonidos que emergen de todos esos proyectos que vienen desde el verdadero under nacional; esos lanzamientos que vale la pena escuchar, y sobre todo, compartir.

Fuera de cualquier etiqueta, fuera de cualquier género, cada uno de los siguientes lanzamientos -sea un EP o un álbum- es una muestra clara de que, eso que llamamos “escena”, es un poderoso manifiesto de la increíble calidad que los músicos, productores y demás implicados, poseen en sus creaciones… además de claro, la luminosa señal de un círculo sonoro altamente nutrido y profesional.

50 lanzamientos nos han quedado cortos, como cada año. 50 lanzamientos son el zeitgeist de este 2019… son la sal de lo que ocurrió en México e Iberoamérica en todos estos meses; desde la avasalladora oleada de psicodelia y sonidos saturados, hasta la dura y siempre llameante música electrónica, hasta pasar, sutilmente, por estelas de RnB, pop y estructuras de calle. Este es el almanaque sonoro para guardar en tu biblioteca personal.

Uziel Palomino, Director & Editor


50. Destello Floral – El Tiempo lo Destruye Todo

Encontrarnos de frente a la melancolía y sentir en carne propia la tristeza y el enojo es uno de los sentimientos más universales que existen, y encontrar una voz que la represente fielmente es algo que pocas veces se logra, y Destello Floral, una banda nacida de forma distinta y en la que cada uno de sus integrantes trae consigo un recorrido musical diferente, en conjunto ha logrado ser el destello más crudo y honesto de esa melancolía adolescente que nunca termina por salir de nuestros corazones. Con melódicas atmósferas y ascendentes pasajes de noise, los ocho tracks (siete originales y un cover de Supernova) que dan vida a El Tiempo lo Destruye Todo son como ese diario no escrito que cuenta los sinsabores de crecer, todo bajo el melancólico manto del shoegaze, la estética del pop y la explosiva incertidumbre del noise.

Samuel Nava


49. Dan Fascovich – No Tengas Miedo

Convertir la ansiedad y los miedos en sonido y lírica que revela un sentir personal (y que se convierte en colectivo), ese con el que es fácil identificarse porque habla sobre estar roto y asustado, es el resultado del ejercicio de composición y experimentación con el que el regio, Dan Fascovich, armó No Tengas Miedo, placa nacida bajo el cobijo del sello Abstrak Muzak. Oriundo de Monterrey y radicado en la CDMX, con 10 años tocando en diferentes bandas de rock y punk, Fascovich se lanzó al ruedo para tocar solo, sacó el sentimiento y dio forma a ocho potentes e introspectivos temas que construyen en un material lleno de guitarras y arreglos que se apegan a la vena clásica del rock.

Samuel Nava


48. Sgt. Papers – Me Hiciste Brujería

Sgt. Papers es, con tan solo un par de lanzamientos de estudio en su haber, la banda con el sonido más crudo, punk y desfachatado que podemos escuchar actualmente en Hermosillo y en el resto de la zona norte de México. Los sonorenses, en esta nueva placa titulada Me Hiciste Brujería, han consolidado un camino seguro: un remolino punk con trazos de garage, una influencia psicodélica casi espiritual y una bien cimentada cama de distorsiones en un nunca agotado desfile de riffs en 7 temas para nunca dejar de ser un vago. Estos son los himnos corrosivos para salir a la calle en busca de batalla.   

Uziel Palomino


47. Mengers – I

Ondeando la bandera del fuzz, con The Clash como manifiesto personal y la psicodelia en su estado más puro como principio creador, el trío capitalino no solo se cansó de tocar en foros dentro y fuera de la CDMX, también lanzaron un primer álbum alucinante que recrea como calca fiel la energía de las presentaciones en vivo. Con 10 poderosos tracks, I es un alucinante viaje que inicia y termina poderoso, rápido, lleno de guitarras, distorsión y salpicando furia en cada línea de bajo y cada golpe de batería. Así, el material debut de Mengers los coloca como uno de los representantes más avanzados de esa nueva escalada de bandas que decidieron cobijar su labor bajo el brillante manto del rock psicodélico.

Samuel Nava


46. Rilev – Rilev

En poco más de quince minutos y en cinco temas de buena sustancia, Rilev, un jovencísimo proyecto del norte de la Ciudad de México, ha liberado un fuerte manifiesto shoegaze en forma de un homónimo EP debut. Conformados por cuerdas de guitarra ensoñadoras, bajos que retumban en el cráneo y ritmos de batería progresivos y con mucho brillo, la banda fundada por Manuel Grados, Alexis Guzmán y Alfredo Reyes, es la prueba de que el etéreo género continúa inquietante, lleno de texturas y con nuevas voces y fusiones interesantes… es, finalmente, una sugerente mezcla entre el shoegaze y trazas de dreampop que se tiñen entre una densa marea de guitarras para un estado de abstracción total.

Uziel Palomino


45. Caramel Koi – El Futuro

Comandado por Pablo Beltrán, un omnipresente de la escena tapatía, Caramel Koi le da un nuevo significado a la mal llamada música alternativa a través de cadenciosas melodías y afiladas líricas de ensueño que combinan las influencias del pop ochentero con la audacia y la métrica del hip hop. El resultado es un álbum cargado de coloridos pasajes musicales grabados desde la alcoba y concebidos desde la más honesta independencia. Un caramelo synthpop para una pista de baile más contemplativa.

Samuel Nava


44. Javier Cali – Tardes

Se siente en la marea, se siente en el calor, y también, en la labor de producción de cerebros como el de Javier Cali, una de las emergentes cabezas sonoras que, desde hace un par de años mediante el lanzamiento de algunos sencillos y el soporte creativo de la generación y sello, Montehood, han logrado hacer del sureste de México una guarida electrónica. El radicado en Playa del Carmen ha estrenado Tardes, una pieza labrada en cinco temas de sudoroso pop y encontronazos sentimentales que vienen desde las raíces del RnB y la balada electrónica sintetizada. Con un desplante altamente intervenido por efectos vocales y teclados que se distorsionan levemente en un lienzo de romance, el sureño endulza la experiencia del material con una figura de sintetizadores en pegajosa escala, teclados noventeros con mucha garra, solos de guitarra que se revuelven entre los ecos de la voz, y en general, una narrativa in crescendo que desborda efectos y golpes electrónicos.

Uziel Palomino


43. Un ReveComo Árboles al Cielo… Encuentro

Caos convirtiéndose en magia, música contemplativa para adentrarse en la búsqueda del ser y de la vida misma, eso es lo que plasma Diego Vázquez en su segundo material, y que gracias a la arquitectura musical y el feeling vertido en cada melodía, podría considerarse la mejor pieza de ambient nacida en territorio mexa recientemente. Con trece densos tracks que incluyen interludios impredecibles haciendo la función de enlace, Como Árboles al Cielo es un viaje sin guía donde las emociones se abalanzan sobre los sentidos y limitan a la acción contemplativa.

Samuel Nava


42. Teresa Cienfuegos y las Cobras – Duras Vacaciones

Con una alineación de lujo que reúne a lo más selecto de la escena independiente de la CDMX y alrededores, Teresa Cienfuegos lleva el sabor chilango desde el nombre, y a lo largo de los 7 temas que componen Duras Vacaciones, trazan el más auténtico mapa del acontecer de la ciudad, uno generado a través de guitarras de sucia ejecución, bajos poderosos, una brutal batería y una voz y líricas raposas en las que se habla de excesos, de drogas, de la noche y el desamor… los ingredientes perfectos para cocinar el más denso y corrosivo punk de ciudad.

Samuel Nava


41. Jet Nebula – Jet Nebula

Lo de Jet Nebula es desquiciante, es un arma sonora que provoca tantas epilepsias auditivas como luces estroboscópicas deambulan en lugares alucinantes… lo de Jet Nebula está hecho con un corazón que no cesa, que es insaciable, que es caníbal: esto es canibalismo y distorsión en medio de una invencible tormenta de guitarras saturadas en distorsionada emergencia; es teclados y guiños electrónicos que provienen de los ochentas y de una ola de rock espacial de otras eras; es una construcción de poderosas y psicodélicas vigas con aleaciones de shoegaze progresivo… es canibalismo porque cada uno de los sonidos fraguados en su EP debut no tiene piedad en devorar la siguiente escala. Es canibalismo sonoro porque al escuchar este homónimo material de la banda, tu cerebro ha sido engullido por el quinteto capitalino. El nuevo EP de los oriundos de la CDMX es una sinapsis furiosa de música psicodélica y efectos stoner que revientan el alma.

Uziel Palomino


40. Jully – Sweet + Salty

El pop es un ente vivo, uno que, a través de sus infinitos matices, da a las nuevas generaciones de músicos las herramientas para construir con sonidos refrescantes y arriesgados… tal como el child pop del futuro para añorar el pasado reciente y levantar el duelo de la época adolescente que despliega Jully, el proyecto solista de Julián Castañeda y que, arropado por Clayman Records, estrenó Sweet + Salty. Compuesto de seis temas en los que el synthpop y la psicodelia se convierten en el marco sobre el que se construyen historias de amor y desamor adolescente, el oriundo de Mexicali hace también un despliegue de nuevas influencias, esas que revolucionaron al pop a inicios de los dosmiles y hoy son referencia para las nuevas generaciones.

Samuel Nava


39. Exnovios – Vol I

El amor tiene muchas formas y como todo en la vida, se encuentra en constante evolución… Y también, con la posibilidad de pasar de una fallida relación de pareja a convertirse en un armonioso dúo que hace del synthpop su bandera. Ex Novios es nombre del proyecto de Santiago Peña y María Coutinho, dos músicos forjados en la escena poblana que, tras terminar una relación, se pusieron a trabajar juntos desde la composición y producción hasta encontrar un sonido brillante que combina lo mejor del pop con lo más brillante de los sintes y la música bailable. Su estandarte, el electropop y la acaramelada música pop con inyecciones noventeras, y Vol I, con todo y sus remixes espaciales, es esa primer gran muestra del poder del dúo.

Samuel Nava


38. Películas Geniales – Películas Geniales

Una de las características que identifican el trabajo y concepto de lo que es Películas Geniales es simplemente su valor genuino como músico, creador y perro. Sí, la agrupación liderada por “Rufis” es uno de los actos más frescos que han surgido desde el año pasado y que, desde la Ciudad de México, se ha válido de composiciones tan crudas como reales para situar su música en foros interesantes como playlists destacadas en plataformas de streaming. Dentro de todo este universo de estériles realidades y situaciones que aquejan el diario acontecer, encontramos también una desfachatez propia de la banda -y que viene desde la cabeza de perro- que engalana los temas con acordes que nunca paran, riffs que se sienten volátiles con reverb y sin amo, melodías que van de algo más recio a la dulzura del rock en sí mismo, y también, una especie de textura rugosa que le juega igual a una descafeinada psicodelia que al guitarreo más seco y de distorsiones elevadas que vienen del garage.

Uziel Palomino


37. Forever Blond – Thanks For The Ride

Siempre incisivos. Siempre entre una agridulce línea entre el noise y el dreampop, los oriundos de León, Guanajuato, se abanderaron con una producción mucho más taciturna en Thanks For The Ride, una placa de ocho temas con un impresionante balance entre construcciones dulces y guitarras agudas que invocan una elevada sensación de nostalgia, y en el mismo son, un destructivo sentido de incendiarlo todo en saturación desmedida. El trío leonés además experimenta en esta producción con el mínimo uso de secuencias electrónicas y centelleantes acciones de un darkwave que potencializa los sonidos de algunos temas. Una pieza para hacer las paces con los demonios amorosos de cada día. 

Uziel Palomino


36. Techno Para Dos – Nos Prometieron Futuro

Contemplar el pasado desde el desolador presente que no es otra cosa que un futuro fallido, es la temática del segundo material de Raúl Villamil, quien bajo la firma de Techno Para Dos, entrega nueve piezas que se construyen a sí mismas entre pasajes instrumentales, atmósferas de ambient y beats que rompen el minimalismo musical propuesto por el productor. Al mismo tiempo en Nos Prometieron Futuro, Villamil deconstruye el sentido y orden de las plataformas musicales actuales y deja de lado el orden y lógica de los formatos sonoros tradicionales en una exquisita pintura conceptual que da como resultado un fino banquete de música experimental.

Samuel Nava


35. Sentidos Apuestos – Milenial

Algo está muy claro en los doce tracks que componen el más reciente lanzamiento de Sentidos Apuestos: nada es igual… nunca. Es el golpazo más ecléctico, fresco y camaleónico que hemos escuchado en los últimos meses. El proyecto regiomontano ha entregado un álbum cargadísimo de una gran dosis de cultura pop mexicana que se construye poco a poco entre bases de sintetizador y un frenesí electrónico de finales de los noventas e inicios dosmileros. Es Sentidos Apuestos, y como eso, no hay nada tan particular, y éste, un material labrado con un gran poder narrativo, sea con letra, intromisiones auditivas o hilos instrumentales precisos. En los tracks restantes, los tumultos sonoros van desde interludios y piezas de audición detallada que se inmiscuyen en terrenos del synthwave, hasta la locura pop electrónica con alma de discoteca, pasando también por melodías con garra lo-fi y acaramelados teclados como en la adhesiva “Niño Menso“, hasta uno de los momentos más interesantes de la grabación: la balada y acto final que rinde un tributo muy especial al europop. Una muralla de romance, erotismo y espiritualidad emocional única y profunda envuelta en otra década

Uziel Palomino


34. Omar Badillo – VII

Preciso, experimental y con un oído refinado y una producción siempre propositiva, Omar Badillo, uno de los actos a seguir en la electrónica del sureste del país, lanzó en la primera mitad del año un corto álbum que, si bien se aleja con bastante soltura de los singles que acostumbra, el jovencísimo músico de Mérida ha alcanzado un nivel creativo altamente maduro con VIII, un oculto y misterioso material fichado por el sello Stupid Decisions y que, en 7 temas cantados con el apoyo de un vocoder y un poderoso ensamble de sintetizadores, Badillo expresa una faceta mucho más oscura e interesante, con trazas de experimentación sobre el uso de su voz como melodías estériles pero elásticas, y como complemento, la inserción de audios, atmósferas lo-fi y construcciones mucho más minimalistas pero certeras. Es un lanzamiento cíclico y de corpulencia sentimental que rodea la psique del productor sin dejar de lado su húmedo toque tropical innato a su propia geografía.

Uziel Palomino


33. Holy Sunn – Beyond

Minutos de rabia contenida, elucidaciones espirituales, visiones estratosféricas y sensaciones lisérgicas y de energía brutal… así, sin más, sin menos, se percibe y escucha el groso debut de los culichis de Holy Sunn. Beyond es una excursión a campo traviesa que requiere de una dedicación sonora profunda: el primer zarpazo es vital en una afilada cascada de cuerdas de guitarra y saturación… lo demás, es un viaje sin retorno a una fortaleza de psicodelia y detonaciones de rock incesantes y de ancho calibre.

Uziel Palomino


32. Mijo Mija – Días Diferentes

Conformado por seis temas de juguetonas pulsaciones, una carga de saturaciones bien colocadas y un desplante de sintetizadores y guiños electrónicos mucho más explotados que antes, Días Diferentes logra cautivar el oído en menos de veinte minutos con una corriente de sonido que, si bien se siente cercana a la húmeda vibra del sonido de la costa oeste, se atreve y demuestra que no es solo la continuación de un Amigos & Strangers del año pasado, sino un manifiesto de la evolución de la banda tanto en su ADN melódico como en sus construcciones líricas tan ingeniosas. con una avalancha de ganchos emocionales que se mezclan entre el inglés y español, el nuevo y brillante EP de la banda fronteriza formada entre Mexicali y Calexico, Mijo Mija, expresa en unos cuantos minutos desde ese fugaz coraje del desprendimiento, hasta esta serena resignación final en el agridulce momento de decir adiós, porque ¡hey!, cerrar algo es también el inicio de algo más.

Uziel Palomino


31. Telephone Exchange – Maschinelles Lernen

Las máquinas y las computadoras adquiriendo consciencia y dominando el mundo es una de las fantasías más recurrentes de la ciencia ficción, y aunque los avances tecnológicos son cada vez más sorprendentes y paradójicamente cotidianos; la única constante es el cambio, todo aprende y cambia… bajo esta premisa, el sólido debut de Telephone Exchange es la poderosa muestra de dicho concepto. Concebidos entre el noise y el ambient, con tintes propios del krautrock, el shoegaze, post punk, new wave y hasta un punzante industrial, la banda ha alcanzado un estante difícil de catalogar. Lo único que importa aquí es los decibeles que tu mente resista y la densa neblina que emana de los casi treinta minutos de esta distópica obra sonora.

Samuel Nava


30. The Risin Sun – 24 Hour Buffet

El 2019 fue el año en el que la psicodelia retomó el trono, ese que por mucho tiempo fue usurpado por el pop disfrazado de música alternativa; bajo esa línea, The Risin Sun, originarios de CDMX, son uno de los más sobresalientes en el fino arte del fuzz y la distorsión, y como parte de su palmarés pueden presumir haber creado un disco poderoso, lleno de guitarras y en el que lograron erradicar al fantasma del purismo musical, incluyendo nuevos recursos y tomando prestados elementos de otros géneros que, con autoridad, complementan la ejecución y hacen de 24 Hour Buffet un manjar sónico que se disfruta rápido y en una sola toma.

Samuel Nava


29. Fryturama – Transparente

Un muro de ruido da inicio al abismo sonoro de Transparente, el EP debut de la dupla capitalina conformada por Fryda Magaña y Arturo Tranquilino. Entre ese denso y neblinoso paisaje resplandece una cálida y tersa voz femenina que se expande a través de ecos y coros suaves. Compuesto de 7 temas grabados en su home studio, el EP se la juega en una sola carta: frescura. Y es que dentro de una emergente camada de noise y géneros apegados a la alta saturación -pero con un sentido de composición armoniosa- Fryturama significa ese ligero brillo y desahogo que, como ellos mismos mencionan, se abandera bajo el término de cute-noise, un concepto que resuena a altos decibeles y se adhiere como pegamento a tu cabeza; esas voces, esas guitarras tan potentes como inquietas, esos espasmos electrónicos… ese bullicio tan envolvente.

Uziel Palomino


28. Sonic Emerson – Lo Dejaste Pasar de Nuevo / Lugar y Pensamiento

Un poco más de diez minutos han sido suficientes para que el debut de Sonic Emerson sea uno de los mejores y más interesantes que sean escuchados en 2019. El proyecto, creado a través de las inquietudes, experiencias y ensoñaciones provenientes de la mente del capitalino Sebastian Neyra, es un cúmulo increíble de saturación y episodios sonoros altamente explosivos, con una vena muy influenciada por la música psicodélica, el noise, el dreampop y exploraciones bien densas que se acercan al new wave de manera casi casi imperceptible. Nacido en una recámara llena de frecuencias a baja fidelidad, experimentaciones muy libres -pero con un sentido de orientación claro en cuanto a su género- y el uso de guitarras que se robustecían de efectos vocales y bajeos subterráneos, Neyra ha entregado un performance de incansables riffs, figuras de agudeza que rechinan y atraviesan como un cuchillo, baterías que se encuentran en el frenesí de un solo diabólico lleno de ganancia y dureza para, finalmente, cerrar con un quiebre lo-fi de inocencia. Los secos guitarrazos de todo el cuerpo sonoro y una nostálgica atmósfera que nunca cesan, terminan por mutar en texturas lisérgicas mezcladas con un dreampop exquisito.

Uziel Palomino


27. Arik Lau – Waiting For The Sun

Adictivo, nunca estático, como un mantra de guitarras que no duda en atraerte hacia un vortex generado a través de voces en eco y bajeos de poderosos disparos… así, el oriundo de Veracruz ha vuelto luego de dos grandes álbumes lanzados en 2017 con un tremendo viaje a la velocidad de la luz: Waiting For The Sun, una épica travesía de robustas cuerdas psicodélicas y cantos que explotan en desgarres vocales. Tras la notoria capa sombría y de experimentación que el veracruzano había demostrado en sus pasados trabajos, Arik Villamar ha detonado en una evolución que se desplaza fuera de la baja fidelidad que le había caracterizado, y al mismo tiempo, deja a un lado el jugueteo y cambios de ritmo sofocantes que le eran conocidos para, aun con ese esbozo de psicodelia de su inicial trabajo, estallarlo y encontrarse en un panorama nuevo y de gran potencial de contagio. Más apegado a una vertical frenética de guitarras y sintetizadores de neolisergía, Villamar ha encontrado su templo sonoro. 

Uziel Palomino


26. Noah Pino Palo – Selvas

Frondosa, exuberante, muchas veces exótica y con una abundante vida, la selva es uno de los ecosistemas más diversos del sistema natural, además de ser uno de los más espesos y extensos. Entre toda la maleza y el verde follaje, también vive una profunda corteza que, debajo, permite brotar y echar raíces… Selvas es también el disco debut de los regios de Noah Pino Palo, un álbum de 10 temas que han salido de entre las lianas de un pop extremadamente cuidado y un ramaje que se siente entre toques de nu-jazz, otro poco de disco rebajado y un pequeño brote de elementos del synth muy ad hoc a la pista de baile. La flora del álbum es sin duda inagotable y los momentos se encuentran delimitados por una estela de grandes coros, súbitas caídas instrumentales que flotan entre dulces y suaves cantos, y claro, una jiribilla particular de la agrupación que dota a la decena de tracks de un alma y espíritu pop refinado. Es momento de entrar a la jungla, de perderte en la selva.

Uziel Palomino


25. Patio Solar – La Fuente

Después de colocarse en el mapa como uno de los representantes más sólidos de la escena latinoamericana, el cuarteto de Santiago entregó un nuevo álbum que hace gala de ese realismo mágico convertido en melodía. A diferencia de Migración, el álbum de 2017 con el que llegaron a la cima, La Fuente es un material cocinado a fuego lento, en el que desde los singles previos podían vislumbrarse por igual temas compuestos al amparo de enérgicas guitarras y contemplativas melodías con nueva instrumentación, lo que dio como resultado nueve poderosos tracks en los que se refleja el ya inconfundible sello de los chilenos y donde entrelazan con maestría ambos estilos desde una perspectiva mucho más madura y sólida.

Samuel Nava


24. Meelt – Triunfos Pasados

Construir desde lo básico, tomar la ciudad como inspiración. Hacer y no dejar de hacer, tocar tanto como sea posible y aprovechar cada uno de los espacios a su alcance, así es como podría describirse la corta y meteórica carrera de Meelt, la mejor banda de la Tabacalera. Si bien desde el año pasado irrumpieron en la escena con un sonido diferente, consecuencia de la atípica alineación bajo-batería, el 2019 fue el año del estirón y en el que se consolidaron como una de las bandas nuevas con mayor futuro; Triunfos Pasados, su segundo material, es una carta de amor al citadino caos que a veces se vuelve imperceptible -pero que todo el tiempo está ahí, consumiéndonos- y que Quepa y Ale retratan a través de un sonido que podría catalogarse como punk pero que no niega su lado más pop.

Samuel Nava


23. Los Mundos – Calor Central

Desde hace años Los Mundos han demostrado su capacidad de evolución, explorando nuevos recursos en ejecución y grabación con los cuales han transformado su sonido de forma gradual, dejando cada uno de sus álbumes como testigos de esa metamorfosis. Bajo esa constante, Calor Central se convierte, con apenas seis temas, en una de las joyas más pesadas y valiosas del underground mexicano; colosales cascadas de psicodelia, stoner, doom, voces rasposas y profundos ecos son los ingredientes con los que se cocinó uno de los discos más perfectos en cuanto a concepto, ejecución y producción se refiere.

Samuel Nava


22. La Casa Azul – La Gran Estafa

El de La Casa Azul es uno de los nombres que ya no tienen nada que demostrar y, sin embargo, en esta nueva entrega cambiaron el rumbo y dejaron atrás los cálidos himnos al amor de discos pasados y apuntaron a la melancolía del rompimiento, todo mientras construían una pieza de pop minimalista. Años de espera y algunos singles que se soltaron a lo largo de ese tiempo revelan que la banda no es lo que era antes y el presente de sus integrantes no hace más que confirmar que La Gran Esfera es el punto de quiebre, ese que apunta hacia un nuevo horizonte musical en el que pop sigue siendo la brújula.

Samuel Nava


21. Guzman Uve – The M Files

Hoy, como un nuevo residente que cae de la nave nodriza, el otrora Gxn Uve ha entregado un pesado e ilimitado universo lírico y visual con The M Files,un golpazo de baile, una inyección de rap a las pistas del club, un destacado acto de nostalgia a los sonidos del disco y bajeos de un groove tan expansivo como los coros de cada tema. Guzmán Uve, a través de una narrativa galáctica e interludios con audios que narran la abducción sonora del originario de Cancún, comparte un iluminado álbum ideal para acompañar las doradas tardes bajo el sol y el sentir de la brisa a alta velocidad mientras una tabla y sus cuatro ruedas son tu majestuoso vehículo para el siguiente verano. El húmedo hip hop y sus vaporosas rimas son el hit perfecto para desafiar los cánones más puristas del género sin derramar una sola gota de sudor. Este disco es una infusión de vida a las barras urbanas de la escena nacional.

Uziel Palomino


20. FAX – The Changing Landscapes

Co-fundador del mítico sello Static Discos, Ruben Alonso Tamayo, mejor conocido como FAX, liberó a inicios de este año un voluminoso EP conformado por cinco temas de grandísima envergadura electrónica que, si bien conforman una secuencia delimitada por distintos paisajes, cada tema por sí solo crea un universo propio y de gigante resonancia experimental. El productor fronterizo crea en The Changing Landscapes una alegoría sonora a los múltiples escenarios que habitan en su cabeza y que, a través de capas y capas generadas a través de teclados, sintetizadores y percusiones, desenvuelve un tramado saturado y alucinante, provocador y con un ritmo progresivo y que descoloca el oído tradicional. Una pieza maestra de abstracción y apreciación sensorial.

Uziel Palomino


19. AQUIHAYAQUIHAY – DROPOUT

La quinteta conformada por Phynx, Jay Lee, Nequer, Zizzy y Nehly, es posiblemente, la apuesta más interesante que ha salido recientemente de las filas de Finesse; Un álbum, 13 temas, cientos de rimas y momentos de altas temperaturas y una fragua emocional y romántica son parte del ADN que configura el debut más brillante del sello capitalino este año y que, con ganchos líricos para desenvolverse debajo de las sabanas y un trabajo exquisito de producción musical, el DROPOUT es sin duda un must de este año en el RnB y el pop de manufactura nacional.

Uziel Palomino


18. Jackie Mendoza – LuvHz

Si algo puede describir el debut de la nacida en Tijuana es, simplemente, su indescriptible naturaleza sonora. En LuvHz, Mendoza -actualmente radicada en Estados Unidos- presenta una obra llena de altos contrastes y con una sola línea que rige la placa: la experimentación y la extrema profundidad en las texturas de sus composiciones; desde una explosiva apertura en ritmos de diluido reggaetón y deslavadas bases urbanas, llegando a una expresión de pop vanguardista con bases de electropop, hasta insondables episodios de melancolía synth con submarinos efectos y coros que terminan, finalmente, en una corriente de altos puntos experimentales y de innovación tecnológica. Es un lienzo que retrata lo que todos sabemos: el amor duele, pero una armada de sonidos robóticos y muros de resonancia suave hacen el trayecto más ameno. Seis temas conforman la opera prima de una de las mentes creativas más interesantes de la nueva ola.

Uziel Palomino


17. Mint Field – Mientras Esperas

Uno de los nombres imprescindibles para la nueva ola de música independiente es el del proyecto tijuanense, que, para este Ep entregado a inicio de año, sumaron a la alineación a Sebastián Neyra en el bajo y con nuevos recursos por explorar y engrosaron el sonido al que nos acostumbraron durante su corto y meteórico ascenso musical. Mientras Esperas es el despliegue definitivo de un arsenal de herramientas sonoras con las que son capaces de crear por igual vertiginosos temas de coros etéreos y guitarras saturadas, que armoniosos y contemplativos tracks, reflejando un potencial que parece aún no encontrar el tope.

Samuel Nava


16. Edgar Mondragón – Nova

El sonido de Nova es alucinante. Es increíblemente bello. Es una comunión total entre su productor y todo este imaginario electrónico que existe en el género. Es una inagotable fuente de referencias, sonidos, tramas, sensaciones y melodías que no dejan de enganchar y seducir al escucha. Hoy, luego de una serie de tres EP’s que conformaron un ente conceptual intrigante apenas el año pasado, Edgar Mondragón liberó su cuarto lanzamiento corto de estudio a partir de seis temas que le dan un nuevo sentido y una refrescante lectura a lo que es una construcción verdaderamente rugosa de lo que es el pop… o bien, lo que es para el oriundo de la Ciudad de México. Aún con estelas del genuino golpeteo sonoro del anterior trabajo del capitalino, esta nueva rosada caratula muestra, además de la vena ambient, techno y drone del productor, un acercamiento tan nervioso hacia edificaciones sonoras que comienzan a desplegarse desde el segundo uno, sin dejar de lado que, en suma a las estructuras ambientales y cinemáticas ya conocidas, su labor en la pista de baile es imperdible; es un gran e incendiario combustible.

Uziel Palomino


15. Budaya – Calma

La de Budaya es una historia de entrega total: el dueto leonés ha liberado su álbum debut, una grabación de corpulenta masa electrónica, experimentales samples, sintetizadores frenéticos que no dejan de ir en subida, golpes leves de ingeniería sonora muy a lo oriental, voces en escalada pop y también una filtración hip hop que inquieta y agrega ese factor urbano a la placa. Budaya ha estrenado Calma, un título de 38 minutos que reta las estructuras comunes del pop y le agrega el factor garra a cada una de las nueve composiciones inmersas en su caratula de elefantes. El viaje se siente lleno de exploraciones y ascendentes que demuestran una clara convicción con los procesos electrónicos, con la exploración de géneros y sobre todo, el llevarlos fuera de la zona tradicional y hacer de este material un disco multi-estructura, no estático, y con una fiel búsqueda por un sonido innovador, matizado y propositivo, especialmente en la última llamada y que se acerca a un lado más folclórico de la banda. 

Uziel Palomino


14. Girl Ultra – Nuevos Aires

Suave, punzante, de propiedades románticas y experimentaciones RnB de alta pegada… en resumen, el nuevo disco de la girl consentida de Finesse es catarsis y explosión emocional. Tras una estela de grandes lanzamientos en los que se encuentran redondos sencillos y Ep’s de un refinado labrado musical, Nan volvió con una narrativa sonora extremadamente cuidada y que redefine en México el género que abandera: bases sutiles y mantequillosas se envuelven entre elevaciones jazzeras y una ambientación pop de primer nivel que, con la madura voz de la capitalina, se consolidan en un álbum aterciopelado y conducido por el latir de un corazón cicatrizado.  ¿Estamos frente al verdadero RnB latino?

Uziel Palomino


13. Spray Canela – Síntomas de un Punto Muerto

Ya en 2018 la banda oriunda de Morelos había dado la campanada con Milagro Adolescente, su álbum debut en el que hacían un choncho despliegue de guitarras ruidosas, fuzz y psicodelia… y apenas un año después lo volvieron a hacer presentando un material mucho más amarrado y que los pone como una de las bandas a las que hay que prestar atención desde ya. Con más de dos horas de duración que completan un trip completo, lo nuevo de Spray Canela es una declaración de amor al rock y al Do It Yourself hecho con el corazón. Si te quedas en el viaje, es porque eres un suave.

Samuel Nava


12. Supersilverhaze – Mugre, Pelos, Sangre, Muerte

Aunado a una muy corta pero muy poderosa discografía, el trío capitalino ha lanzado el que es, a la fecha, su producción más potente y corrosiva, y que, siguiendo un poco la línea melódica y la esencia sonora de su homónimo EP, se mantiene en un cauce de psicodelia, guitarras de alta expansión, riffs que detonan como bombas, una batería inmortal y coros mordaces que amplifican el impacto. Mugre, Pelos, Sangre, Muerte es una roca para romperte la cabeza y desintegrar tus huesos. Con un modesto pero hipnótico bajeo martillante, guitarras de agudo y una elevada distorsión hacia intensos quiebres melódicos, las vocales están determinadas a quemarlo todo. Efectos espectrales y un galope sonoro engrandecen cada tema del EP y lo robustecen entre una telaraña de cuerdas incisivas y un ruidoso crescendo que satura el tímpano. Es hora de enfrentarte al abismo, marchar en dirección al estruendo y escuchar

Uziel Palomino


11. Mabe Fratti – Pies Sobre la Tierra

Luego de una larga residencia musical en nuestro país y de la mano de Hole Records, la compositora guatemalteca se aventuró a experimentar con nuevos procesos creativos que le permitieron hacer de este, su segundo Lp, el álbum definitivo, el que marca el antes y el después en su prometedora obra. Con su voz como elemento clave, sintes y su inseparable cello haciendo de herramientas básicas, Mabe logra dibujar sensaciones universales y ponerle color a la melancolía, colocándose como una de las artistas más completas en la escena más experimental de la CDMX.

Samuel Nava


10. Wet Baes – Cosmovidencias (01 y 02)

El universo es infinito y Wet Baes no solo flota en él, sino que lo ha convertido en una especie de hogar, un refugio mental y creativo como pocos. Tras un par de años sin alguna señal de vida o movimiento sonoro concreto, el joven productor radicado en la Ciudad de México ha aterrizado con una fuertísima estela de nueva psicodelia y neojazz con un vibrante manto electrónico que le es reconocible desde sus inicios. Hoy, el también músico ha concluido la grabación de una entrega gigante titulada Cosmovidencias, un increíble y robusto serial compuesto de cinco densos volúmenes construidos a base del polvo estelar recolectado en el profundo y solitario viaje de Andrés.

Esta es la etapa más brillante de Wet Baes, es la consolidación de un concepto y de un método de trabajo, de una ideología y un estilo musical que lleva años de experimentación y exploraciones instrumentales que se han vaciado, ahora, en una bandera que dota de identidad al convoy y también, en un cúmulo de nervios sonoros que hacen catarsis entre el rock sesentero, la electrónica extravagante, guitarras espaciales, bases de órgano en cascada, teclados amplificados y estructuras de quiebre y renacimiento tan únicas y dispares que se leen y escuchan vanguardistasCon dos de cinco lanzamientos ya al aire, Andrés Jaime es ya un nü-jazzero futurista aún flotando en la galaxia.

Uziel Palomino


09. Lorelle Meets The Obsolete – De Facto

Exploración permanente, romper las fórmulas y subirle a las pedaleras, así ha sido la tarea que desde hace años lleva ejecutando el grupo tapatío, y el resultado, tal como se veía venir, terminó siendo un deleite sónico que involucra una mayor abstracción, creando sólidos bloques sonoros que trascienden al shoegaze y con los que construyen una catedral musical llena de tonos grises y melancólicos pero en los que es posible encontrar varios de los momentos más brillantes en la carrera de la banda, quienes incluso se dieron el tiempo y espacio para construir desde la lírica en su idioma natal. De Facto es ese tour de subidas y bajadas que nunca termina por completo.

Samuel Nava


08. Bobui – Agua Santa

Con una extrema calidez, nuevos recursos digitales, renovadas dinámicas de trabajo y una filosofía mucho más afilada, reflexiva y lustrada hacia la naturaleza de la vida misma, la dupla conformada por los hermanos, Carlos y Enzo Borja, ha sido altamente significativa. De la separación de Lawall hace un par de años, nace Bobui a través de la psique de los de Colima, y en donde, además, han experimentado hasta la médula. En Agua Santa pareciera que siempre es verano, que esta época se encuentra contenida en una zona geográfica delimitada por flora tropical saturada en colores vibrantes, olor a frutos de temporada, rayos dorados de sol que no queman -pero calientan el alma- y una magia indescriptible, propia del lugar. Algo que el oleaje lleva y trae a cada segundo. Este nuevo proyecto de los hermanos Borja ha tomado esto como parte de su sangre creativa y lo ha explotado en un soleado pop lleno de momentos climáticos y con sintetizadores de arena y sal.

Uziel Palomino


07. Bratty – Delusión

La nueva placa de Bratty es el sentimiento de la angustia adolescente en una mente femenina. Delusión da pie a nuevas guitarras, percusiones mucho más vivas que antes y un bajo que se siente mucho más inquieto y completo para llegar a preguntas sencillas pero punzantes. Esta reluciente placa es tan genial como cortavenas, y es todo en un solo álbum: es la consolidación de un concepto que nació con canciones acústicas y hechas en una alcoba; también es la increíble evolución de un sonido labrado en una zona mayormente lo-fi y con una inocencia y sencillez compositiva que suena mucho más detallada en la producción; es una oda al amor en tiempos de Instagram, compromisos a medias, sentimientos desbordados y relaciones libres; es al mismo tiempo un cúmulo de letras y temáticas llenas de realismo y habladas desde la juventud y sus pasionales ensoñaciones; es jerga del día a día aplicada al desencanto romántico, es un manual para saber cómo diablos vivir ese amor y sus desilusiones. Con una mezcla que hierve entre el surfpop e inyecciones de balada, el proyecto encabezado por Jenny Juárez va de momentos de agitación y riffs en alta velocidad hasta la caída del triste adiós.

Uziel Palomino


06. Mueran Humanos – Hospital Lullabies

Lo de Mueran Humanos siempre ha sido alejarse de las tendencias y esa no pertenencia les permite la creación de un sonido propio que involucra mucho más que solo el oído y se convierte en una experiencia completa; el tercer material de estudio del dúo argentino radicado en Berlín es un melancólico armado de melodías concebidas a partir del krautrock y el post punk, con coros que se repiten como mantras que revelan las miserias de la vida y las bondades de la noche. Sumando lo mejor de sus dos álbumes anteriores, en Hospital Lullabies coexisten lo más oscuro del industrial y las brillantes atmosferas de synthpop que lo convierten en el soundtrack perfecto para la pista de baile, de esa que ayuda a combatirse a sí mismo y eliminar los fantasmas internos.  

Samuel Nava


05. MITÚ – Tandem

El sistema tándem, o bien, la noción del mismo, va mucho más allá del binomio tradicional compuesto de dos partes, va mas allá del complemento, se encuentra pues, en algo que deja el concepto de sinergia muy atrás en el paisaje; el tándem es la perfección de los componentes y la amalgama ideal de aquello que busca un objetivo… Julián y Franklin, desde hace varios lanzamientos, han ido construyendo este espíritu a través de aquello que fundaron como MITÚ y que, en 2019, han consolidado tremendamente con la salida de una placa de 12 temas de amor selvático y de medidas explosiones electrónicas. Aun con el folclor como herramienta y fragmentos liricos potentes y bien amarrados, la dupla colombiana presenta en este armado colaboraciones robustas en las voces de Ela Minus, Marsha Waris y Yiset Perez, mismas que pueden ir desde el frenesí y la saturación de una bien pensada canción de electropop, hasta desplantes de alta velocidad tropical y de bajeos palpitantes y de vena africana, pasando también por la flora más contemplativa con aterciopelados beats y experimentaciones llenas de ecos. El nuevo disco de MITÚ funciona de inicio a fin no solo por el exquisito dominio de la jungla sonora que forma parte de su alma, sino por ser ésta, una comunión que los alimenta todos los días, tanto a ellos como autores, como al que escucha.

Uziel Palomino


04. Divino Niño – Foam

Como por un artificio de magia, el nuevo y reluciente disco del cuarteto de infusión colombiana pero radicado en el frío Chicago, Divino Niño, ha sido una cálida reducción de pop en una brillante presentación de psicodelia e inocentes ácidos que sobrevuelan la espesa estructura del lanzamiento. Foam, como su nombre lo expresa, es una espumosa y elevada producción de diez temas que mezcla el más soleado dreampop con precisos brotes de ligera ensoñación LSD; sintetizadores que retozan con un inocente jugueteo entre guitarras que dotan de un cuerpo sedoso a cada imperdible composición. Enraizados en su inherente corazón latino y una cultura que los abraza, Divino Niño ha entregado en su tercer larga duración un caramelo que sabe a romance.  

Uziel Palomino


03. Buena Tarde – Algodón de Azúcar

Desde su aplaudido debut en 2017 y un record impresionante de residencias, shows y experimentaciones sonoras, Carlo Filio, el DJ y productor originario de Guadalajara, ha encontrado en su inquieta mente un excitante universo sonoro plagado con brutales momentos y explosivos desplantes de electrónica que rompen cualquier corteza auditiva. Bajo el idiolecto tan característico de Filio, Algodón de Azúcar, el más reciente EP de Buena Tarde y lanzado de manera independiente, sigue esa ya tradicional línea de abstracta mexicanidad y expresada con complejidad en colores y texturas: como una gran obertura galáctica, la caratula toma vida mientras se funde con un oscura y se    bm    mi-industrial oleada de beats nerviosos hacia una caída libre; el recorrido continua hacia ecos fantasmagóricos y un rechinido que se asienta en las membranas cerebrales; la progresión da pie a la contemplación y una burbujeante sensación de electrónica subterránea que explota en su faceta más digerible más no sencilla, el single estrella: “Playdoh”, una espesa escalada sonora que culmina en un nocaut mental que no deja de resonar.

Uziel Palomino


02. Belafonte Sensacional – Soy Piedra

Crecer, madurar, encontrarle el gusto a la vida y aprender que cada derrota se convierte en ese aprendizaje que, tarde o temprano, hará que todo valga la pena, así es como podría interpretarse Soy Piedra, el tercer larga duración de Belafonte Sensacional. Además del alma vernácula y nómada del proyecto, es también el soundtrack que no sabíamos que estábamos esperando, es el retrato contemporáneo de quiénes somos y hacia dónde vamos, e Israel y compañía son los encargados de materializar la nostalgia, la tristeza y hasta la alegría de nuestros días. Entre atmósferas instrumentales, inteligentes coros y épicas intros y outros, el recorrido sonoro se pinta de folk ejecutado como punk; Soy Piedra es también una nueva forma de construir para Belafonte Sensacional, pasando de la ejecución que encajaba más con el de un cantautor -y esa permanente sensación de que los shows en vivo eran más una sesión de jammeo entre amigos- a ser temas que se ven y se sienten completos, con todo en su lugar, creados por una banda con todas las de la ley.

Samuel Nava


01. Valgur – Zapandú

La primera vez que escuché a Valgur fue con la impresionante “Zapandú”. En ese momento -inicios de 2018- el disco que contendría dicho sencillo y que obtendría su título del mismo, no existía. Eran episodios de mucho glitter, pop y brillantes ejecuciones de electropop para el entonces dueto compuesto por los hermanos Valdivieso. La magia del proyecto oriundo de Juchitán (Oaxaca) era la impecable ejecución y entendimiento del pop y los sintetizadores como conducto de una expresión artística que combinaba sus raíces lingüísticas y su cosmovisión cultural propia de la región. Pero el atractivo más importante de Valgur seguía siendo su feminidad y ese sutil acompañamiento conceptual que, luego de un año de su sencillo insignia, devino en el estreno de su debut de larga duración, y que es, una robusta pieza de electrónica con un discurso de consciencia.

Compuesto de nueve temas, la opera prima de los de Juchitán es una entrega redonda construida con bases de synthpop pero con un agregado espacial que también recuerda los noventas y se instala con intervenciones auditivas en zapoteca, caídas sonoras que pertenecen al pop latinoamericano más bello que existe y desequilibrios rítmicos que suenan tan dulces como afilados. Entre el ramaje del tracklist, van por igual episodios azucarados y de acarameladas melodías de vientos, como incisivos y oscuros apuntalamientos en forma de escalas nerviosas a bajos ritmos, frenéticos y veloces destellos de teclados y hasta infusiones de un deslavado jazz y profundos golpes de percusión que taladran el alma, y en consecuencia, que perforan el seso con un armamento de letras que exigen justicia y enfrentan artística y visceralmente, temas como los feminicidios y la innata naturaleza femenina. 33 minutos de un poderoso desplegado de mordaz pop son el impresionante debut del proyecto mexicano.

Uziel Palomino