El nuevo disco de Sexores es un luminoso viaje a la oscuridad del espíritu; escucha ‘Salamanca’

Tras la salida de un denso ‘East/West’ hace un par de años, la dupla darkwave vuelve con un material llevado al extremo creativo. Un brillante pop teñido de new wave impone el orden en 13 tracks.

Cuando el tiempo no puede verse como otra cosa que un breve e insignificante periodo, marcado por hechos irrelevantes a los que nadie más que nosotros podemos encontrar sentido, dar a esos hechos un significado y una razón de ser se convierte en la única forma de trascender las rígidas y frías reglas del tiempo y el espacio. Bajo ese principio, los diez años de existencia de Sexores, banda con raíces ecuatorianas pero radicada y crecida en México, no podrían tener mejor guirnalda que Salamanca, su más reciente placa, la cual es en sí misma un motivo de celebración.

Un brillante pop que se tiñe de new wave y lleva a nuevas latitudes de la experimentación sonora cada uno de los recursos de la banda, donde los sintes y esa imponente y seductora calma permite construir desde una narrativa diferente, en la que la lírica se vuelve una con la instrumentación y juntas construyen etéreos pasajes sonoros que se deslizan suave y brillantemente a lo largo de poco más de 40 minutos.

Bajo una siniestra interpretación en la que cantan algunas historias de brujas y libros mágicos como forma de empoderar y resignificar la labor de las mujeres de tiempos pasados, lo nuevo de Sexores es un denso y bien pulido despliegue de recursos, una placa en donde la dulzura y la ansiedad, la oscuridad y la luz, se vuelven matices dentro de un arsenal de elementos que ya existían en su música, pero que ahora han llevado hasta nuevos límites creativos.

Salamanca es el disco mejor logrado y quizá el de mayor significado en el palmarés de la banda, quienes además lograron bordar una firme red de colaboraciones con artistas latinoamericanas y, desde las bondades y limitaciones del software libre, le dieron forma a trece tracks perfectamente ensamblados y en los cuales demuestran, tema por tema, el importante crecimiento conceptual y musical del proyecto.

Ponle play a lo nuevo de Sexores y sumérgete en un denso y luminoso trip para elevar el espíritu: