Cholula Dans Division: “No hay en el disco una coherencia de género y ni siquiera nos interesó hacer una”

Sobre el resignificar conceptos, ideas y sonidos… hablamos con el proyecto compuesto por Chalino y Arturo sobre el lanzamiento de su reluciente EP, Corridos Pesados, un material de cuatro densos tracks de electrónica libre y robusta.

Derribar fronteras musicales y fundir las diferentes influencias en una experimentación que no reconoce géneros, dando como resultado un cóctel sonoro difícil de encasillar; con ese principio creador como guía, surge Cholula Dans Division, el proyecto de Arturo Uriza y Jorge Chalino, quienes juntos trascienden los límites de la electrónica y el sampleo.

Corridos Pesados, material que estrenan el día de hoy y que representa su tercer Ep, sintetiza el recorrido musical andado, y al mismo tiempo, retrata ese camino siempre cambiante y que para esta entrega los ha llevado a nuevos acercamientos musicales y resignificamientos en tiempos de pandemia; con cinco tracks conformando esta nueva placa, en Corridos Pesados se distingue una mayor inclinación por los beats bailables, mismos que siguen estructuras enfocadas hacia el pop pero que en la ejecución se vuelve un mixtape de todas las influencias que rodean a CDD.

Así, con motivo del lanzamiento de esta placa, platicamos con Arturo y Chalino sobre los cuatro temas que conforman su nueva etapa, las influencias musicales detrás del mismo y los procesos creativos que son origen y razón de ser de Cholula Dans Division

A pesar de que al principio se puede calificar a Cholula Dans Division como un proyecto de electrónica, sabemos que sus procesos creativos e incluso la dinámica entre ambos funciona más como una banda, ¿Cómo nace y cómo funciona CDD?

Chalino: Siempre nos ha gustado juntarnos a echar el jam, eso nos llevó a hacer Cholula Noise Division y posteriormente Montecarlo 88. Fue en uno de los descansos de Montecarlo cuando decidimos comenzar a grabar canciones de Cholula Noise, pero antes de sacar el primer EP cambiamos el nombre del proyecto a Cholula Dans Division. 

Siempre ha cambiado la forma en la que esto funciona; al principio éramos una banda de jams noiseros y electrónicos, luego poco a poco fuimos componiendo, luego esas canciones las olvidamos y volvimos a comenzar con la idea de hacer música usando principalmente sampleos de vinilos que tenemos… así ha ido cambiando en cada EP, supongo que la única constante es una buena amistad e irnos planteando nuevos retos para permanecer estimulados.

¿Cómo “dividen” esa parte creativa entre los diferentes proyectos de los que ambos forman parte?

Chalino: Ambos participamos en más proyectos, en mi caso además de CDD y MC88, compongo, produzco y toco junto con otros compañeros en The Phoenix Flowers y Planetas Muertos. No todos los proyectos están activos a la vez, sin embargo la creatividad no se apaga y no siempre se puede direccionar. Así que con el tiempo voy acumulando canciones que no siempre combinan entre sí, entonces las voy destinando a distintos proyectos. Otras veces, algunas canciones contienen en sí mismas más de una canción. Particularmente, cuando compongo con la guitarra eso suele suceder ya que todo comienza con una idea sencilla que muchas veces no es otra cosa que una melodía, estas melodías se vuelven temas de improvisación recurrentes que poco a poco van convirtiéndose en canciones. Es común que cuando improviso sobre una idea termine sacando varias direcciones posibles, lo cual potencialmente puede terminar en más de una canción. En el próximo EP de Montecarlo y en el próximo de CDD toco unas melodías que tuvieron el mismo origen y sin embargo maduraron distinto y terminaron en distintos proyectos. Además, otra cosa que pasa comúnmente cuando nos juntamos a ensayar, es que tenemos claro qué proyecto estamos ensayando, así que lo que componemos juntos en esos ensayos se queda en ese proyecto. Nunca hemos hablado al respecto, supongo que es una regla no escrita o que nos pareció lo más natural. 

“Todo empezó por una broma sobre una foto nuestra, estábamos pisteando en Cuernavaca y traíamos sombreros rancheros. Dijimos que parecía portada de disco de corridos pesados, es decir, de narco-corridos, así que se nos hizo padre tomar ese título y resignificar la parte de ‘pesados’

En medio de esos procesos continuos de creación, sabemos que los tracks de Corridos Pesados surgieron el año pasado…

Chalino: Corridos Pesados fue grabado en su mayoría en 2019, pero parte de ello también este año. Fue un proceso interrumpido, en parte porque el año pasado le dimos prioridad a Montecarlo 88, en parte también porque estuve un tiempo en el hospital por un infarto pulmonar, en parte porque durante un tiempo no pude hacer nada en el estudio porque había comenzado un tratamiento para luchar contra la depresión, y en parte porque nos dedicamos a planear y preparar los shows en vivo de CDD, y así un sinfín de contratiempos. Todas las voces del disco las grabamos este año, por ejemplo, “Ojos Indios” es un track que grabamos entero también en este año, de hecho, salió un par de días antes de enviar a masterizar los tracks y varias semanas de haber terminado de producir el EP. 

La forma de componer e incluso las influencias de CDD se ven más cerca de lo que sería y a como sonaría una banda, ¿Cómo fue el proceso de creación y producción de este Ep?

Chalino: La idea era hacer canciones más pesadas. Todo empezó por una broma sobre una foto nuestra, estábamos pisteando en Cuernavaca y traíamos sombreros rancheros. Dijimos que parecía portada de disco de corridos pesados, es decir, de narco-corridos, así que se nos hizo padre tomar ese título y resignificar la parte de ‘pesados’. Fue en ese sentido que nos nutrimos más del rocanrol, eso se nota mucho en “Sheetara” con sus sintetizadores distorsionados delirantemente. Además usamos otras técnicas de grabación para darle un sonido más de rock que de electrónica, pasamos muchas cosas por amplificadores y PA para captar los audios de forma física con micrófonos, entre otras cosas. curiosamente ahí termina todo lo que tiene que ver con rock, ya que en este disco no tocamos ningún instrumento tradicional del rock: bajo, guitarra, batería salvo una pequeña parte, que fueron algunos compases con una guitarra.

Además de la forma y las herramientas con que se grabó, ¿Cuáles son los elementos no electrónicos que incluye Corridos Pesados?

Chalino: Casi todas las estructuras de los temas en este EP son herencia del rock, de los Beatles, en particular. En algunos temas hay riffs de sintetizador, partes armonizadas y alguno que otro solo de sinte. 

Arturo: Yo pienso mucho siempre en el rap cuando trabajamos, es de mis influencias más grandes en el proyecto. Mucho dub también, a veces tal vez no se note mucho pero yo lo tengo siempre en mente, especialmente el digital dub. 

Quizás el hilo conductor es que en esta producción intentamos usar estructuras pop y letras, lo cual hace de este EP el primer material vocal de CDD.” 

A diferencia de sus materiales pasados, en este Ep se nota mayor presencia de beats bailables. Musicalmente, ¿Cuál es el hilo conductor que sigue este material?

Chalino: Descartando el primer track, todos los demás beats son bailables. No hay en el disco una coherencia de género y ni siquiera nos interesó hacer una. Creo que la única canción que cumple con un género en específico es ‘Minimono’, en la cual jugamos con el acid house. Quizás el hilo conductor es que en esta producción intentamos usar estructuras pop y letras, lo cual hace de este EP el primer material vocal de CDD. 

Arturo: También puede ser que nos centramos más en hacer beats y no en samplear en esta ocasión, a partir de eso nació otra intención en cómo se hacen las baterías

Después de escuchar el Ep completo, ¿Cómo definen el sonido y la intención del mismo?

Chalino: Es saturación armónica que busca entretener. Creo que además de resignificar la palabra ‘pesado’, en este EP sólo nos planteamos ser entretenidos, lo cual no es un reto sencillo.

Arturo: Siento que de algún modo es un poco como un mixtape de un montón de ideas y sonidos que nos interesaba explorar, no necesariamente unidos por un género musical, sino más bien eso que hemos platicado sobre la resignificación y reapropiación de un montón de cosas que nos han influenciado, todo pasado por nuestros filtros e ideas.

¿Creen que “Minimono”, que fue el primer single y el tema introductorio a este material, representa todo lo que contiene Corridos Pesados?

Arturo: Representa cierta parte del CDD, una que muchas veces se manifiesta en vivo y que tiene que ver con la música hecha para el dancefloor, pero como parte del EP es sólo una de las extensiones de todo lo que buscábamos hacer. Parte importante del proyecto, como lo mencionó Chalino anteriormente, es esa búsqueda de estar haciendo cosas diferentes.

“De algún modo es un poco como un mixtape de un montón de ideas y sonidos que nos interesaba explorar, no necesariamente unidos por un género musical, sino más bien eso que hemos platicado sobre la resignificación y reapropiación de un montón de cosas que nos han influenciado, todo pasado por nuestros filtros e ideas.

En los tiempos atípicos que vivimos ahora, ¿Cuál es el momento ideal para escuchar Corridos Pesados?

Chalino: Cuando hicimos la mayor parte de este EP, no teníamos conciencia de lo que vendría. Cumplimos lo mejor que pudimos con nuestras metas y coincide que lanzamos este EP en mitad de una pandemia, incluso nos planteamos posponer el estreno, pero finalmente decidimos seguir con nuestro calendario y no atrasarnos para poder avanzar en nuestras vidas. Sin embargo, es con mucho respeto que ponemos esto a la disposición del público. Creemos que el momento ideal para escuchar este álbum es cuando estén buscando entretenerse.

Arturo: Creo que justamente en las adversidades es cuando mucha gente necesita un poco de distracción y alegría, y pensamos que en una de esas alguna de nuestras rolas en este EP conecta con alguien que lo necesite en el momento adecuado.